[Devocional Cristiano] nunca dejes de soñar


¡Nunca dejes de soñar!

     ¡El ordenador es una invención fantástica!. Mírelo despacio. La estructura es una concatenación de sueños…
     Nada de lo que tiene frente a usted es producto de la nada, no surgió por generación espontánea… Soñó e hizo su aporte quien concibió la posibilidad de generar energía eléctrica y el sistema de distribución entre los suscriptores. Se sumó con su granito de arena quien planeó y desarrollo la máquina de escribir y quien construyó la calculadora, sistemas que se integran en el teclado y memoria del ordenador. Y para acortar el análisis, pensemos en quien se ingenió el monitor sobre el que se proyectan las imágenes que tiene enfrente…
     ¿Se da cuenta? La computadora es un sumatorio de sueños. Igual ocurre con todo aquello que le rodea: el teléfono, el coche, el ascensor, el reloj digital y la mayoría de los objetos que observa.

La humanidad y los soñadores

     Sueños… sueños… sueños… la humanidad ha evolucionado históricamente gracias a los soñadores… ¿Y usted? ¿Qué pasa con sus sueñosí ¿Dónde están? ¿Acaso renunció a la posibilidad de soñar?
     Hay un principio general que le invito a considerar antes de comenzar a desarrollar este estudio: Dios quiere que soñemos, y si estos sueños encajan en Su divina voluntad, prosperarán por encima de las opiniones derrotistas de quienes están a nuestro alrededor.

Diferentes sueños

     Al referirnos a los sueños debemos identificar esencialmente dos clases: los seculares, gracias a los cuales se evidencian avances culturales, tecnológicos, académicos, intelectuales y cuantos ítems pueda imaginar. Esta clase de sueños son importantes. Pero hay un segundo renglón digno de resaltar: los sueños ministeriales, es decir, aquellos que están íntimamente ligados a la voluntad de Dios y que contribuyen para que cumpla su propósito en el mundo.

Los sueños en el plan de Dios

     Tengo un convencimiento: Dios ama y valora a los soñadores. Tanto en el caso de los seculares como en los de carácter ministerial, los sueños comienzan con una persona. No encuentro en ninguna parte de la Biblia que tengan origen colectivo. Siempre surgen y se desarrollan con una persona.
     ¿Ejemplosí Muchos: Noé, Abraham, José, moisés, Josué, Caleb, David… Cuantos quiera.
     Si los planes están en el propósito de Dios,. Los sueños prosperan. Veamos esta situación descrita de una manera gráfica en la vida de Jabes. Su historia la encontramos en 1 Crónicas 4:9, 10.

Los soñadores vencen los obstáculos

     Los soñadores, sometidos a la voluntad de Dios, se sobreponen a la adversidad. Los obstáculos no les detienen. Leemos en la Escritura que: “…Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor”(Versículo 9).
     Huérfano, estigmatizado por un nombre que no hacía otra cosa que evocar la derrota. Golpeado desde su nacimiento por hechos adversos…¿Es esa la clase de condiciones para un triunfador? Si, definitivamente sí, en la medida que esa persona tenga a Dios como poderoso gigante.
     A pesar de las múltiples dificultades que gravitaban a su alrededor, Jabes llegó a ser más ilustre o destacado que sus hermanos. Era diferente, como son los hijos de Dios. Fuimos llamados a ser luz en medio de las tinieblas. Usted y yo, como cristianos, marcamos la diferencia donde quiera que nos encontremos.

Los soñadores no se desaniman

     Cuando alguien tiene sueños, surgidos en el plan de Dios, no debe extrañarse por las críticas, las burlas, la intolerancia, las calumnias y cuantos problemas surjan a nuestro paso.

No debemos olvidar que:

a.- No todos entienden o comparten nuestros sueños.
b.- Cuando Dios nos siembra un sueño en el corazón, se convierte en una obsesión.
c.- Dios abrirá las puertas para que los sueños se cumplan.
d.- Cuando se materializan los sueños, impactan las vidas de quienes se encuentran alrededor.
     La adversidad no debe ni tiene que desanimarnos. Dios está con nosotros. El pelea nuestras batallas. ¡Los sueños se harán realidad!.

Los soñadores confían en Dios

Algo esencial en la vida de Jabes, un soñador de tiempo completo. El clamaba y confiaba en el Supremo Hacedor. “E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio , y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras del mal, para que no me dañe…”(versículo 10).

En esta oración se destacan cuatro peticiones específicas:

a.- Pidió bendición de Dios… que El prosperara su camino.
b.- Pidió crecimiento… Que Dios ensanchara e hiciera grandes sus sueños y proyectos.
c.- Pidió acompañamiento… que Dios estuviera siempre a su lado.
d.- Pidió protección… porque sabía que a veces surgen dificultades tremendas….
     Y podemos apreciar que este visionario, en el plan de Dios, fue un triunfador. La Palabra dice: “Y le otorgó Dios lo que pidió”(Versículo 10b.)
     ¿Siente que Dios lo está llamando a un ministerio específico? No se detenga y clame a Dios por la materialización de ese anhelo…
     Tal vez es un sueño secular, quizá emprender un proyecto de beneficio social o un negocio. Jamás olvide que si involucramos a Dios en nuestros planes, El responde.

Ah, y no olvide ¡No deje de soñar!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte