Mujer Cristiana – ESTOY AL BORDE DEL SUICIDIO

Estoy al borde del suicidio

Por Luis Palau

Pregunta :

Estoy al borde del suicidio. No puedo tolerar más la vida. ¿Cree que hay alguna esperanza para mí?

Respuesta:

Comprendo perfectamente su problema y me doy cuenta de que es una situación muy difícil de resolver. Pero hay alguien más importante y más grande que todos sus problemas, y ese alguien es USTED. Dios lo creó con un propósito y usted todavía no ha comenzado a cumplir con dicho propósito. Sus problemas han surgido como consecuencia de su total separación de Dios. Pero El le ama mucho, y quiere ayudarle a comenzar una vida nueva.

En primer lugar, quiero decirle que el suicidio no soluciona el problema que le aflige, sino que simplemente es un escapismo.

Segundo, por lo general los problemas que afectan hasta el punto de desear quitarse la vida, son problemas que también afectan a otras personas en la familia o en el círculo de amigos y conocidos, y es injusto quitarse la vida para huir del problema.

Cuando una persona piensa en suicidarse, está agitada, desesperada, confundida y asustada y cree que no hay esperanza ni solución para sus problemas.

La Biblia nos cuenta el caso de un carcelero que tenía presos al Apóstol Pablo y a Silas por servir a Cristo. A la media noche Pablo y Silas estaban orando y cantando himnos al Señor. De pronto un gran terremoto sacudió los cimientos de la cárcel y las puertas se abrieron y las cadenas saltaron de las carnes de los prisioneros. Este carcelero creyó que los presos iban a huir de la cárcel y pensó que no sólo perdería su empleo sino también su cabeza. Desesperado, estaba por suicidarse, pero el apóstol Pablo le dijo: “no te hagas ningún mal”, (Hechos capítulo 16). La Biblia relata que este carcelero, temblando, entró a la cárcel y les preguntó: “Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?” Y Pablo le respondió: “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y tu casa.”

En tercer lugar, le digo lo mismo a usted, amigo que piensa suicidarse: “No te hagas ningún mal”. La esperanza para usted reside en encontrar la solución en el Hijo de Dios, Jesucristo.

La Biblia afirma: “En Cristo está la vida, y la vida es la luz de los hombres” (San Juan capítulo 1).

La luz nos habla de esperanza, de alegría, de felicidad, de vida. Sí, la luz es Cristo; y la vida y la esperanza están en Cristo. Así que la solución está en recibir a Cristo en su corazón ahora mismo. En su desesperación, ábrale la puerta de su vida al Señor Jesús. El va a entrar, va a cambiar su corazón y le va a llenar de poder para vivir con esperanza. No se dé por vencido, confronte la situación con Cristo como su aliado. El tiene el poder del triunfo. Diga como el apóstol Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses capítulo 4).

Luis Palau

“Yo soy la Resurrección y la Vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?”
Juan 11:25-26

“Y no participéis de las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas”
Efesios 5:11

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

4 Compartir
Comparte4
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte