[mujercristiana] LA NUEVA ERA 4/6

 

“DOCTRINA DE DEMONIOS: LA NUEVA ERA”

CUARTA PARTE.

Por Laura Araceli Cordero Tapia©

TERCER MENTIRA ESPIRITUAL: “SABRÉIS EL BIEN Y EL MAL” (RELATIVISMO MORAL).

BASE BÍBLICA:Génesis 3:1-7,21

Isaías 5:20 2 Tim 3:1-7

INTRODUCCIÓN.

Como ya hemos visto hasta aquí, el Panteísmo enseña que todos somos Dios y, por tanto, no cometemos errores. Podemos vivir como queramos.

Por otro lado, según la Reencarnación, no hay injusticia, sino que podemos actuar como se nos dé la gana, pues todas nuestras acciones son “justas”.

Aparentemente, no hay moralidad ni leyes, ni reglas que seguir. Y aunque detrás de todo punto de vista se encuentra la moralidad ¿cómo podemos distinguir entre lo bueno y lo malo? ¿cuáles son las reglas en las que se basa la sociedad?

LECCIÓN.

La tercer mentira espiritual, fue el ataque de Satanás contra los principios morales ABSOLUTOS del Señor.

Comenzó por introducir la duda en la mente de Eva, a pesar del claro mandamiento dado por Dios: “Conque Dios os ha dicho…” (Gén 3:1) sembrando así, la semilla de la duda (y la mujer, en vez de cortar tajantemente esa plática que iniciaba precisamente con un sutil cuestionamiento de lo que Dios había dicho, no, le hizo caso… así nos ocurre a nosotros en ocasiones: el diablo nos susurra de manera muy sutil dudas que insultan la veracidad y fidelidad de Dios, y nosotros, en vez de resistirlo de inmediato en el Nombre de Jesús, permitimos que la maligna semilla de la duda quede en nuestra mente, dudando así de nuestro Santo y Fiel Señor…¡qué vergüenza! no permitamos que el mentiroso venga y abra su mentirosa boca contra nuestro maravilloso Dios); pues bien, decía: una vez sembrada la maligna semilla de la duda, procedió a regarla con el atractivo de un “conocimiento especial”, si ella y su esposo, le creían a él (y por ende, desobedeciendo a Aquel que les había dado vida).

Sus ojos serían “abiertos” y serían como Dios “sabiendo el bien y el mal” (v5).

Ya no necesitarían consultar a Dios para tomar decisiones morales; Adán y Eva, podrían hacer lo que les pareciera bueno, basados en su propio razonamiento y “prudencia”. Ellos serían dueños de su destino, los capitanes de sus almas (sí, cómo no)

De igual forma, ¿cuántas veces usted ha pensado que no es necesario involucrar a Dios en sus asuntosí y si es algo que de antemano sabe que no es bueno o que puede acarrearle consecuencias, como por ejemplo, acudir a una fiesta mundana, o tal vez aceptar una invitación hecha por alguna persona con fines no honorables (o yendo más lejos, tal vez aceptar una relación en el terreno sexual que de antemano, sabemos no estará Dios de acuerdo: noviazgo con inconversos, sexo prematrimonial, adulterio, fornicación, etc., etc.), pues ¡menos! se le ocurrirá consultar a Dios: ni en oración, ni en lectura de la Biblia… ¡bueno! ni siquiera se consulta a algún cristiano sabio y temeroso de Dios; simplemente, podría decir “esto está bien, me conviene, y después ¿quién me quita lo bailado? Más vale pedir perdón, que pedir permiso” (diría mi CoPastor: “Primera del diablo, cap. x versículo x”)… pero ¡no! ¿qué nos dice la Sabia Palabra de Diosí, citaré 2 cosas: “no te apoyes en tu propia prudencia,  sino fíate de Jehová de todo tu corazón” y “hay caminos que al hombre (a mí, a usted) le parecen rectos (“buenos”), pero su fin es camino de muerte” (Prov. 3:5-7) o lo que es igual: hermano, joven, señorita, Laura, no decida por usted mismo, no sea sabio en su propia opinión: ¡busquemos la opinión y el consejo de Dios en Su Palabra bajo la guía del Espíritu Santo, en oración! ¡Nadie nos podrá dar mejor consejo! ¡Él le ama, y quiere lo mejor para usted!. Su Sabiduría, siempre será más efectiva que la nuestra. Volviendo al huerto del Edén: esta promesa que hizo Satanás (como cualquier otra que haga) fue fugaz y confusa. Pues es cierto que una vez que desobedecieron, Adán y Eva, y todo humano hasta el día de hoy, tenemos aún, en lo más remoto de nuestra conciencia, la capacidad de decir “esto es bueno y esto, malo”, pero de acuerdo a nosotros mismos (hasta se ha inventado una frase diabólica (otra más): “de acuerdo al color del cristal con que se mira, es el color de la vida”). Sin
embargo, buenas noticias (aunque malas para algunos): Solamente la Biblia, que es donde el Dueño de cada uno de nosotros expresa Su perfecta moral, nos sirve de base sólida e inmutable (que no cambia) para decidir qué es bueno y qué es malo (pero insisto: bajo la dirección de Su Divino Autor): pues aún en estos días, después de tantísimos años, la Palabra de Dios NO SE EQUIVOCA; además, las leyes morales del Dios Santo y Puro, siguen siendo las mismas (¡gloria a Él, pues nuestro Dios, no cambia!) y siguen teniendo el mismo castigo o recompensa, te guste o no; lo creas o no: así como algún día, Dios dijo “honra a tu padre y a tu madre”, la orden continúa siendo la misma para todos, nos enteremos de ella, o no… y así, cada una de las cosas que la Biblia dice ¡bendito sea nuestro gran Dios! nos dió una lámpara, una guía, un mapa, un manual ¡aleluya!… Y es en estos tiempos, cuando más necesitamos conocer y obedecer las leyes morales de Dios, que son para nuestra protección (contra
la perversidad, el engaño, la esclavitud, la maldad, la ignorancia de las artimañas de nuestro enemigo, etc., contra todo lo que existe actualmente) y para la de nuestros seres queridos.

Pues bien, actualmente, a esta mentira “sabréis el bien y el mal”, se le conoce como RELATIVISMO MORAL.

Es decir, según los de la Nueva Era, “lo que es verdad o bueno para mí, puede no serlo para tí” (eso es “relativismo”). Dicen que la moralidad, al igual que el idioma, varía de una cultura a otra; y por lo tanto, ninguna creencia moral es superior a otra. Por ejemplo, si en algún país se acostumbra la poligamia (o en una cultura), alguna persona que no pertenezca a esa cultura, puede pensar que eso está mal, pero eso es RELATIVO: en ese país o cultura conviene, tiene buen resultado y nadie puede decir que está mal, por el único motivo de que no es malo en sí (¿¡!?). Por ejemplo, si alguien piensa que mentirle a los padres (o al esposo o esposa) es la única forma de obtener permisos, entonces piensa que eso está bien, que le funciona y es lo justo, ya que si dice la verdad, no sólo no obtendrá el permiso, sino que saldrá con un buen regaño o crítica, tal vez…. y si otro le dice “tú estás mal, pues yo no necesito mentir, a mí si me dejan hacer lo que quiera”, el primero dirá “bien,
eso es lo que a tí te funciona, y no lo juzgo. Tampoco me juzgues a mí, pues mentir, es lo que a mí me da buen resultado”. ¡Ah! pero si llega un “fanático” (o a poco, nunca le han llamado así, hermano?) y le dice a ese alguien: “no debes mentir, ni tampoco, hacer lo que te venga en gana, porque la Biblia dice…” de inmediato saltan y dicen “¡eso está mal, es muy anticuado!”... pero, ¿lo que dice la Biblia es anticuado? ¡no y mil veces, no! Dios no cambia, y Su Palabra tampoco.

El concepto general de que todo lo que funciona es correcto, ha permitido que la puerta se abra al movimiento de la Nueva Era en la Iglesia: hay cristianos que piensan que si la hipnosis o la meditación, o el naturismo, o el ser vegetarianos, o no sé cuántas cosas más, traen beneficio a su vida, a su salud, entonces, son buenas (POR FAVOR, HERMANO, NO ACEPTE TODO LO QUE LE DIGAN). De igual forma. cuántos estarán engañados de que el fumar o el beber alcohol, les relaja y si Satanás logra engañarlos de que Dios sólo quiere nuestro aburrimiento y que no nos divirtamos ¡caeremos redonditos en la trampa!

Recuerde, que según el Panteísmo, usted es dios, y el bien y el mal, son “dios”; así que uno puede comportarse como quiera y sin sentirse culpable por nuestra conducta, por la manera en que tratamos a los demás: no necesito arrepentirme, nadie me condena. Si somos “dios”, somos totalmente responsables de nosotros mismos y decidimos nuestro destino: usted mismo escoge que yo lo maltrate, le mienta, le mate o le traicione; y yo no tengo por qué, arrepentirme de ello.

Además, recuerde que, según la Ley del Karma, debido a sus vidas anteriores, usted puede adulterar, fornicar, asesinar, robar, etc., y no temer consecuencia o juicio. No tiene caso derramar lágrimas, usted ha escogido su propio destino y obtiene lo que merece. Todo está perfecta y delicadamente equilibrado. Así, crímenes tan espantosos como los que Hitler cometió contra 6 millones de judíos, tienen una “sencilla” explicación y justificación.

En medio de todo esto, recuerde que la Nueva Era busca un mundo de paz, armonía, felicidad, justicia, etc. …y si para ello, es necesario matar a los que se oponen (ya que planean establecer su propio gobierno mundial, y recuerde “quién” es el cabecilla), entonces, están haciendo lo correcto y el fin, justifica los medios (pero, pregunto yo: eso enseña la Biblia?).

Actualmente, todo es “normal”, sólo los que “chochean” o los “fanáticos” vemos (me incluyo en el 2do. grupo) mal la unión libre, la pornografía, la violencia, las relaciones sexuales antes del matrimonio, los estilos “alternativos” de vida (homosexualismo masculino y femenino), las modas inmorales, las terapias alternativas, los temas pecaminosos, perversos, de música, programas de televisión, cine, etc., el consultar cosas que a Dios le son abominación (todo lo referente al Ocultismo), etc., etc… y usted, hermano… ¿cómo ve todo ésto: de acuerdo a sus propios razonamientos, o de acuerdo a la Palabra de Diosí (¿a cuál grupo pertenece, a los relativistas (esto no necesariamente le confiere una credencial de la Nueva Era, en el sentido estricto de la palabra), a los que “chochean” (los viejitos con demencia senil, pues) o a los “fanáticos”?). Recuerde que haga lo que haga, sufrirá las consecuencias.

CONCLUSIÓN.

La Nueva Era está sustituyendo la Verdad absoluta de Dios, por la verdad relativa. La verdad, se percibe de manera individual “esa es tu verdad y esta es mi verdad” (podría decir mucho más sobre esto, pero ya no lo quiero cansar). Pero la Verdad de Dios es absoluta, y Su moral está claramente delineada en Su Palabra. Gracias a ello (y a Él, primeramente), Su Palabra es lámpara a nuestros pies, lumbrera a nuestros caminos; trae sabiduría y verdadero conocimiento; trae paz, seguridad, gozo, protección, buenas (maravillosas) nuevas de salvación… y lo que es mejor ¡PERMANECE PARA SIEMPRE! ¡ALELUYA! ¡Nuestro Dios no cambia!

” …Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios…y como ellos no aprobaron el tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada… estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades...” Romanos 1: 16-32

(Por favor, le suplico lea completa la cita, así como las que menciono en la Base bíblica; no se quede con lo que yo digo: pregúntele a Dios, que Él le contestará mejor que nadie).

BIBLIOGRAFIA.

1. LA SANTA BIBLIA (VERSIÓN REINA-VALERA, 1960)

2. ¿ CUÁL CAMINO? LUISA JETER DE WALKER, EDIT. VIDA

3. LA NUEVA ERA. ESTRATEGIA EVANGELÍSTICA DE SATANÁS. ERWIN W. LUTZAR Y JOHN F. DEVRIES. EDICIONES LAS AMÉRICAS, A.C.

4. EL MENSAJERO PENTECOSTÉS. PUBLICACIÓN DE LA I.C.I.P.A.R. DE PACHUCA, HIDALGO (MÉXICO), BIMESTRE MAYO- JUNIO DE 1997.

Examinadlo todo; retened lo bueno

DIOS LES BENDIGA.

 

Laura Cordero (Alondra bat Yeshúa)

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte