EL CORAZON DE DIOS ES AMOR Y QUEMAD LAS NAVES.

Hola mis amados:

Conocer y entender el amor de Dios es algo que El desea que le suceda a todo ser humano, pero solo pasa en quien abre su corazon para que El venga y sea el Señor y Rey de la existencia, depende entonces de una decisión personal, si deseas ser lleno de ese dulce, tierno e inescrutable amor solo dile en tus propias palabras que lo necesitas y tu vida sera inundada con abundancia.

EL CORAZON DE DIOS ES AMOR.

Romanos 8:35-39 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Según está escrito: “Por tu causa somos muertos todo el día; somos contados como ovejas de matadero”. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó. Por lo cual estoy persuadido de que ni la muerte, n la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo porvenir, ni potestades, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

1 Juan 4:16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios en Él.

¿Qué es el amor de Diosí El amor es el corazón mismo de Dios. El amor de Dios procede de Su corazón. La justicia es el camino de Dios, la santidad es Su naturaleza, la gloria es Su expresión, y el amor es Su corazón. Pablo, después de hablar de la justicia, santidad y gloria de Dios, nos conduce al corazón de amor de Dios. ¿Por qué demostró Dios Su justicia? Porque el hombre cayó. El hombre no era recto ante Dios y necesitaba Su justicia. ¿Por qué debe Dios ejercer Su santidad? Porque el hombre es mundano y Dios debe santificar a todos Sus escogidos mundanos. ¿Por qué debe Dios darnos Su gloria? Porque todos Sus escogidos nos hallamos en una condición baja, común y vil. Por lo tanto, Él tiene que ejercer Su gloria a fin de transfigurarnos. ¿Pero qué es lo que había en el corazón de Dios originalmente? El amor. Antes de que Dios ejerciera Su justicia, santidad y gloria, El ya nos amaba. El amor fue la fuente, la raíz y el origen de todo. Dios nos amó antes de predestinarnos, llamarnos, justificarnos y glorificarnos. Antes de todo y de cualquier otra cosa.

Él nos amó. Nuestra salvación se originó con el amor de Dios. El amor es la fuente de todo lo que Dios hace por nosotros, y este amor es Su corazón mismo. El amor es la fuente de la salvación eterna de Dios, la cual incluye la redención, la justificación, la transformación, la conformación y la glorificación. La salvación se inició en el amoroso corazón de Dios.

Por lo tanto, después de haberse realizado la obra salvadora de Dios, Su amor garantiza nuestra seguridad. El amor de Dios no es sólo la fuente de nuestra salvación, sino también la seguridad de nuestra salvación.

QUEMAD LAS NAVES.

En el año 335 a.C., al llegar a la costa de Fenicia, Alejandro Magno debió enfrentar una de sus más grandes batallas.

Al desembarcar comprendió que los soldados enemigos superaban en cantidad, tres veces mayor, a su gran ejército.

Sus hombres estaban atemorizados y no encontraban motivación para enfrentar la lucha.

Habían perdido la fe y se daban por derrotados.

El temor había acabado con aquellos guerreros invencibles.

Cuando Alejandro Magno hubo desembarcado a todos sus hombres en la costa enemiga dio la orden de que fueran quemadas todas sus naves.

Mientras los barcos se consumían en llamas y se hundían en el mar, reunió a sus hombres y les dijo:

“Observen cómo se queman los barcos, ésa es la única razón por la que debemos vencer, ya que si no ganamos, no podremos volver a nuestros hogares y ninguno de nosotros podrá reunirse con sus familias nuevamente ni podrá abandonar esta tierra que hoy despreciamos.

Debemos salir victoriosos en esta batalla ya que sólo hay un camino de vuelta y es por mar.

¡Caballeros, cuando regresemos a casa lo haremos de la única forma posible, en los barcos de nuestros enemigos!!!!.

Cuántas veces la falta de fe, el temor y la inseguridad, el estar atado a lo seguro; nos priva de conseguir nuevos éxitos, nos hace renunciar a los cambios, nos hace renunciar a los sueños, nos hace negar los anhelos y las metas que están grabadas en lo más profundo de nuestros corazones.

Que ejemplo tan especial nos da este relado, porque en la vida debemos afrontar muchas luchas y solo nosotros batallamos en ella, pero si tu fe esta puesta en Jesús que es el amigo por excelencia podremos hablar entonces de Victoria, que nada haga flaquear la fe en quien todo lo puede porque va a nuestro lado para que veamos Su Gloria, que nada nos haga menguar en la convicción y solo nos gozaremos en ver derrotado al enemigo.

Los amo y bendigo en Jesucristo.

MAGNOLIA.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte