MINISTERIO MUJER – HAY QUE PREVENIR Y CONVERSANDO

Nuestra AMIGA Y HERMANA EN CRISTO JESÙS MARIA JACKELINE NOS ENVIO ESTA REFLEXION COMPARTELO CON OTROS, ES NECESARIO QUE CADA UNO DE NOSOTROS PERMANEZCAMOS VIGILANTES ANTE CUALQUIER ARTIMAÑA QUE EL ENEMIGO QUIERA USAR CON LAS PERSONAS QUE AMAMOS.
HAY QUE PREVENIR
TODOS TIENEN QUE LEER TODO ESTO Y HACER QUE SUS HIJOS LO lEAN TAMBIEN! A MI ME IMPRESIONÓ…….CUANDO LO EMPECE A LEER PENSE QUE ESO NO PASA AQUI HASTA QUE ME ACORDE DE LA MUCHACHA QUE MATARON EN LA ESQUINA DE MI CASA EN EL CYBER, ESTO FUÉ LO QUE LE PASO, PENSÓ QUE CON EL QUE ESTABA HABLANDO NO ESTABA CERCA.

 

 Tras dejar sus libros en el sofá ella decidió tomar un bocadillo y meterse online. Se conectó con su nombre en pantalla: ByAngel1213.

Revisó su lista de amigos y vio que GoTo123 estaba enganchado.

Ella le envió un mensaje instantáneo:

ByAngel213:
Hola. Qué suerte que estás! Pensé que alguien me seguía a casa hoy.
Fue raro en serio!

GoTo123:
RISA. Ves mucha TV. Por qué alguien te seguiría? No vivís en un barrio seguro?

ByAngel213:
Claro que sí. RISA. Creo que me lo imagine porque no vi nadie
cuando revisé.

GoTo123:
A menos que hayas dado tu nombre online. No lo hiciste, verdad?

ByAngel213:
Claro que no. No soy estúpida, sabés.

GoTo123:
Jugaste softball después del colegio hoy?

ByAngel213:
Sí y ganamos!

GoTo123:
Genial! Contra quién?

ByAngel213:
Contra los Avispones. RISA. Sus uniformes son un asco! Parecían abejas. RISA
GoTo123:
Cómo se llama tu equipo?

ByAngel213:
Somos los Gatos de Canton. Tenemos garras de tigres en los
uniformes. Están buenísimos.

GoTo123:
Lanzásí

ByAngel213:
No, juego en 2a base. Me tengo que ir. Tengo que hacer mi tarea antes de que lleguen mis padres. No quiero que se enojen. face=”Courier New”>Sabía que estaba en octavo grado en el colegio Canton. Ella se lo había contado todo en conversaciones online. Ahora tenía suficiente información como para encontrarla.

Shannon no contó a sus padres sobre el incidente al regreso del parque. No quería que armaran una escena y que le impidieran volver caminando de los juegos. Los padres siempre sobreactúan y los suyos eran los peores. Le hacía desear no ser hija única. Quizás si hubiera tenido hermanos sus padres no hubieran sido tan sobreprotectores.

Para el jueves Shonnon ya había olvidado que la seguían.
Su juego estaba en plena acción cuando de repente sintió que
alguien la observaba. Entonces recordó. Miró desde su puesto para ver a un hombre observándola de cerca.

Estaba inclinado contra la cerca tras la 1a base y sonrió cuando lo vio. No parecía de temer y rápidamente disipó el miedo que sintió.

Después del juego, él se sentó en una de las gradas mientras ella hablaba con el entrenador. Ella notó su sonrisa otra vez cuando pasó a su lado. El saludó con la cabeza y ella devolvió la sonrisa.


Notó su nombre en la parte de atrás de la remera. Sabía que la
había encontrado.

Silenciosamente caminó a distancia segura tras ella. Eran solo unas cuadras hasta la casa de Shannon, y cuando vio donde vivía volvió pronto al parque a buscar su auto.

Ahora tenía que esperar. Decidió comer algo hasta que llegó la hora de ir a casa de Shannon. Fue a lugar de comida rápida y se sentó hasta la hora de hacer su movida.

Shannon estaba en su cuarto, más tarde esa noche, cuando oyó voces en la sala.

“Shannon, vení”, llamó su padre. Sonaba molesto y ella no imaginaba porqué. Entró a la sala y vio al hombre del parque en el sofa.

“Sentate”, comenzó su papa, “este señor nos acaba de contar una historia muy interesante sobre vos”.

Shannon se sentó. Cómo podría él contarles cualquier cosa? Nunca lo había visto antes que hoy!

“Sabés quién soy?” preguntó el hombre.
“No”, respondió Shannon.
“Soy policía y tu amigo online, GoTo123”.

Shannon quedó petrificada. “Es imposible! GoTo123 es un chico de mi edad! Tiene 14. Y vive en Michigan!”.

El hombre sonrió. “Sé que te dije todo eso, pero no era verdad.
Ves, Shannon, hay gente online que se hace pasar por chicos; yo era uno de ellos. Pero mientras algunos lo hacen para lastimar chicos y hacerles daño, yo soy de un grupo de padres que lo hacen para proteger a los chicos de los depredadores. Vine a encontrarte para enseñarte cuán peligroso es hablar online. Me contaste suficiente sobre vos como para hacerme fácil encontrarte. Diste el nombre de tu colegio, de tu equipo y tu puesto. El número y tu nombre en tu chaqueta hicieron que te ubicara en un suspiro.
Shannon estaba helada. “O sea que no vivís en Michigan?”.
El rió. “No, vivo en Raleigh. Te hizo sentir segura el pensar que yo estaba lejos, verdad?”

“Tenía un amigo cuya hija era como vos. Sólo que no tenía tanta
suerte. El tipo la encontró y la asesinó mientras estaba sola en su casa. Se le enseña a los chicos a no decir a nadie cuando están solos, e igual lo hace todo el tiempo online. La gente errónea te engaña para sacarte información de aquí y allá online. Antes de que lo sepas les contaste suficiente como para encontrarte sin siquiera darte cuenta. Espero hayas aprendido una lección de esto y que no lo harás otra vez. Contá a otros sobre esto para que también estén seguros”. “Lo prometo!”.

Esa noche, Shannon y sus padres se arrodillaron juntos y agradecieron a Dios por protegerla de lo que pudo ser una situación trágica.
AHORA: Por favor envíe esto a tantas personas pueda para enseñarles a no dar información sobre ellas. Este mundo en el que vivimos hoy es demasiado peligroso incluso como para dar la edad, ni hablar de otras cosas.

INCLUSO REENVIE ESTO A GENTE SIN HIJOS PARA QUE SE LO ENVIEN A SUS AMIGOS QUE TIENEN HIJOS Y NIETOS.
***************************************
  C O N V E R S A N D O  
Vivimos en el conversar como peces en el agua. Nuestra vida cotidiana transcurre en medio de conversaciones (internas o con otro/s). Escribir un mail, responder otro, leer, reflexionar, pedir, ordenar, debatir, evaluar, preguntar, opinar… Pensar, hablar, escuchar. Nuestras conversaciones nos permiten coordinar accionar, comunicarnos y relacionarnos.
Aprendimos a hablar aproximadamente … ¿a los 2 añosí Aprendimos a escuchar espontáneamente... ¿Aprendimos, alguna vez, a conversar?
Si no logramos comunicarnos con alguien, es probable que pensemos “no entiende lo que le estoy diciendo” y volvemos a decir, una y otra vez, lo mismo. Muchas veces sin lograr esa comunicación deseada.
Peor aún es cuando creemos habernos comunicado efectivamente y los resultados posteriores no son los esperados, donde surgen diálogos como:
– Pero si yo te había dicho que …
– ¡No! Lo que vos me dijiste es que …
– ¿Vesí Al final siempre pasa lo mismo, siempre sos …
Antes de iniciar una conversación, y si ésta es importante para nosotros, podemos tener en cuenta algunos puntos. Como, por ejemplo: ¿Está dispuesta la otra persona a escucharme? ¿Es un buen momento para iniciar la conversación? ¿Es el lugar adecuado? ¿Le interesa el tema a tratar? Y sobre todo aprender a observar (y observarme) desde dónde estoy hablando y escuchando. 
  

Decimos que el conversar es una danza entre el hablar y el escuchar. Y nos preguntamos ¿Acaso existe la danza sin el danzarín? ¿Existe un hablar o escuchar separado de la persona que habla o escucha? Expresado en palabras del biólogo chileno Humberto Maturana “Todo lo dicho es dicho por alguien a otro alguien que escucha y que podría ser él mismo”. Y a partir de esta frase, que parece tan obvia, la conversación empieza a tomar vida, ya no hablamos sólo de “la conversación”, hablamos de las personas que conversan.
Así empezamos a darnos cuenta que escuchamos no sólo las palabras del orador, sino también su tono de voz, la emoción que transmite, su estado anímico, la postura de su cuerpo. Comenzamos a escuchar lo no dicho, los supuestos, creencias, juicios, inquietudes que llevan a quien habla a decir lo que dice. Y la persona, el ser humano que habla, adquiere de esta manera una importancia fundamental, pues es ese “alguien” que dice lo que dice.
Del mismo modo observamos que la persona que está escuchando adquiere relevancia. ¿Desde qué emoción o estado de ánimo estoy escuchando? ¿Cuáles son mis juicios previos sobre quien habla? ¿Cómo es mi relación con esa persona? ¿Qué ideas tengo respecto a lo que dice? ¿Cómo está mi cuerpo? ¿Cómo afecta mi vida lo dicho? ¿Me interesa? ¿Qué es lo que quiero?
Y de acuerdo a quién esté siendo quien escucha, según cómo esté, será su interpretación de lo escuchado y le dará un sentido personal. Así, quien escucha, adquiere doble importancia, pues cuando hablamos lo hacemos para ser escuchados. Y la persona que nos está escuchando, interpreta activamente lo que decimos, le da un sentido propio, y actúa según esa interpretación y sentido.
Las conversaciones que mantenemos determinan nuestras relaciones. Lo que hablamos y escuchamos, lo que nos decimos a nosotros mismos, determina el mundo de acciones que es posible para nosotros. Por ello el desarrollo de nuestras competencias conversacionales puede llevar a nuestra vida mayor efectividad y bienestar.
  
  
DIOS LOS BENDIGA ABUNDANTEMENTE Y SIGA HACIENDO PROSPERAR TODA OBRA DE SUS MANOS ASI COMO SUS MINISTERIOS SE EXTIENDAN POR TODA LA TIERRA PARA BENDECIR OTRAS NACIONES.
NORMA SOLIS ZAVALA

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte