Home / Dios / CARTA A UN AMIGO

CARTA A UN AMIGO


CARTA A UN AMIGO
 
   
No puedo darte soluciones para todos los problemas de tu vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores; pero puedo escucharte y buscarlas junto contigo.

   
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro; pero cuando me necesites estaré junto a ti.

    No puedo evitar que tropieces.  Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.

    Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos; pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

   
No juzgo las decisiones que tomas en la vida.  Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.

    No puedo trazarte limites dentro de los cuales debes actuar; pero sí te ofrezco el espacio necesario para crecer.

    No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón; pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

   
No puedo decirte quién eres, ni quién deberías ser.  Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo. 

En estos días oré por ti.  En estos días me puse a recordar a mis amistades más preciosas.  Soy una persona feliz:  tengo más amigos de lo que imaginaba.  
Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran.  Es lo que siento por todos ellos.  Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la alegría que sienten al verme.  Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y cuando hablamos; sea en la alegría o sea en la serenidad.

 
En estos días pensé en mis amigos y amigas y entre ellos, apareciste tú.  No estabas arriba, ni abajo, ni en medio.  No encabezabas ni concluías la lista.  No eras el número uno, ni el número final.  Lo que sé es que te destacabas por alguna cualidad que transmitías y con la cual desde hace tiempo se ennoblece mi vida.  Yo tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista.  Basta que me quieras como amigo.

Entonces entendí que realmente somos amigos.  Hice lo que todo amigo; oré, y le agradecí a Dios que me haya dado la oportunidad  de tener un amigo como tú.  Era una oración de gratitud, porque tú le has dado valor a mi vida.

JORGE LUIS BORGES
                                         
Querido Amigo:
 
Quiero ser tu fortaleza
en tu debilidad
quiero ser tu apoyo
y contigo poder contar.

Quiero que nunca me olvides
porque yo nunca te voy a olvidar
quiero estar siempre contigo
aunque cerca de ti no pueda estar.

Quiero pensar que ya nada
podrá romper este lazo
que a nuestras almas une
mas allá de la hermandad.

Quiero agradecerle a la vida
que me dio tu amistad
y pensar que merezco conservarla
no pido nada más.

 
Autor Desconocido   
 
Estas frases las encontré en un periódico callejero, y me parecieron tan lindas, que quise compartirlas contigo.  Ahora son tuyas.
 
Un Abrazo y que Dios te bendiga;
                                 
 
 

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Deja un comentario queremos saber tu opinión