CONOZCO TU AFLICCION Y DIOS ES SUFICIENTE.

Hola mis amados:

Cuando hemos experimentado algo podemos dar un consejo o entender a quien nos lo esta contando o sabemos que esta padeciendo, pero como no nos han sucedido todas las calamidades o aflicciones que pueden tener los seres humanos, hay uno que si las vivio en carne propia y por eso nos entiende mejor que cualquier otra persona, en esa aflicción que vivio aprendio la obediencia y adoro al Padre Celestial en todo, se sujeto y nos dio el mejor ejemplo, asi que lee a continuación y aplica esta enseñanza a tu vida.

CONOZCO TU AFLICCION.

No temas esta leve aflicción.

Así como Yo aprendí obediencia al Padre por medio de las cosas que padecí, tú también aprenderás a caminar más cerca de Mí gracias al frágil estado en que te he puesto. Te conozco, te amo y velo por ti, tal como Mi Padre veló por Mí. Yo también padecí aflicción. Experimenté dolor. Lloré. Sufrí las debilidades inherentes al ser humano por causa de ti. Las conozco y te comprendo, pues Yo experimenté y sentí lo que tú sientes. Me hice carne para poder entenderlas.

No temas tu debilidad, pues he oído tus oraciones, he visto tus lágrimas y Yo te respondo. Estoy aquí mismo, a tu lado, para consolarte con el mismo consuelo que me participó Mi Padre. Recuerda que fui hombre de dolores y experimentado en quebrantos. Gracias a ello obtuve la bendición de gozar de mayor entereza de espíritu. Sufrí muchas aflicciones, pero gracias a ellas aprendí a depender más de Mi Padre. Aprendí que Su poder y únicamente Su poder bastaba para sostenerme.

Cada aflicción, cada dificultad que afronté tenía un propósito.

Lo más importante de todo es que gracias a ello aprendí a mirar hacia arriba, a mantener la vista fija en el Cielo. Fue justamente en Mi debilidad y en Mis padecimientos que aprendí a valerme del gran poder de Mi Padre.

Tuve que clamar a Él, apoyarme en Él con todo Mi peso, y apoyándome hallé fuerzas.

Así crecí y aprendí, y vi que justamente en Mi debilidad yacía la mayor de todas las fortalezas.

 JESUS

 

DIOS ES SUFICIENTE.

Pensamientos que Sanan

 

Hay cosas lindas y hermosas por sentir, pero hay otra más grande que es vivir intensamente esta vida.

 

Es una aventura fascinante.

 

Pero, ¿cuándo nos damos cuenta que es así, si ahora estamos en el limbo y la incertidumbre no nos deja dar con el objetivo con el que trabajamos durante tanto tiempo?

 

Hoy es el momento, el instante de tomar la más grande de nuestras decisiones.

 

No importa en qué situación social, económica o de salud nos encontremos.

Hoy, aquí y ahora, comencemos a amarnos sinceramente, escuchando lo que Dios en Su Palabra nos dice.

 

¿Sabes qué nos pide?

AMOR, MUCHO AMOR Y COMPRENSIÓN.

 

Que no lo maltratemos con pensamientos negativos de uno mismo y hacia los otros.

 

Escuchando, comenzaremos a hacer cosas buenas, por uno mismo y por los demás.

Transformando los pensamientos negativos en sentimientos y acciones positivas, comenzará a brillar la luz de Cristo que nos llena de gozo y paz.

 

Comenzar a aceptar nuestra identidad y amar cada una de nuestras virtudes y a mejorar los defectos, es el camino hacia la felicidad.

 

Muchas veces, necesitamos reconciliarnos con nosotros mismos, perdonarnos y perdonar a los demás porque no son como "quisiéramos que fuesen".

 

Sanemos nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestra alma y nuestro cuerpo.

 

Esta es la tarea más loable de nuestra existencia; allí comienza nuestra felicidad y al elegir nuestra sanación estaremos contribuyendo a la sanación de toda la humanidad.

 

Enrique Sartore

 

Depende entonces de ti y de mi que nuestro interior cambie habiendo sido sanado para que los demas anhelen tener lo que nosotros, porque asi se sanaran ellos mismos y es una contribución a que este mundo sea mejor en todo sentido, porque la raiz de todo debe ser el amor, este nos ayuda a perdonar, a olvidar y a ser pacientes con todos, es lo que hace falta y si empezamos nosotros muchos imitaran nuestro proceder.

 

Los amo y bendigo en Jesucristo.

 

MAGNOLIA.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte3
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte