Estudio Biblico – LAS DISTRACCIONES

Cómo enfrentar las distracciones:
 
Nehemias  1:1-2:20
Cuando Nehemías era copero del rey, se le conmovió profundamente el corazón por el infortunio de Jerusalén y la situación de su ciudad. Con el permiso del rey partió a reconstruirla. Encontró muchos obstáculos, pero se negó a dejar que eso lo distrajera de la tarea. Por su ejemplo, aprendemos la importancia de…
Estar en el centro de la voluntad de Dios. Cuando Nehemías clamó a Dios por sus hermanos de Jerusalén, el Señor le mostró exactamente qué hacer. Dios hizo, igualmente que el rey tuviera una disposición favorable y que le diera todo lo que necesitaba. El saber que estamos donde Él quiere que estemos, nos dará confianza para enfrentar los problemas sin equivocarnos.
 
Recordar cuál es la meta. Nehemías sabía que la prioridad del Señor para él era que reconstruyera la ciudad. Dios ha planeado cosas para que las hagamos, también, y Su obra es siempre de gran valor. No debemos subestimar nuestra parte en ella, no importa lo pequeña que nos parezca a nosotros.
 
Llevar a cabo cada tarea. Después de cada crisis, Nehemías volvía a la tarea que tenía por delante. Al recordar el propósito del Señor, nos mantendremos en el lugar que Dios nos ha indicado, cumpliremos cada paso y no nos saldremos del camino.
Identificar con precisión lo que nos distrae. Quienes tratan de interrumpir nuestro trabajo, desviar nuestra atención o atacarnos personalmente, no vienen de parte de Dios. Nehemías sabía, con la ayuda del Padre celestial, a quién oír y a quién ignorar.
 
Las distracciones tienen, en su mayor parte, un origen externo a nosotros. ¿Qué es lo que usualmente le distrae a usted?
 
Cómo vencer las distracciones
 
Nuestra vida diaria es bombardeada por diversas distracciones: críticas, presiones económicas, mala salud, entre otros. Cualquier de ellas puede hacer que nos apartemos del plan perfecto de Dios para nosotros. Como un modelo a seguir, Nehemías nos muestra el valor de…
Tener unidad de propósito. Nehemías temía al Señor y se aplicaba a conciencia al trabajo de Él. No tenía una mente dividida. Cuando ponemos nuestra atención solamente en el plan de Dios, nuestra mente permanece fija en la tarea, no importa las dificultades.
El favor de Dios. La bendición del Señor está siempre sobre nosotros cuando somos obedientes a Él. Esta conciencia debe darnos confianza en los momentos de dificultad, como sucedió con Nehemías.
 
Rendir cuentas. Nehemías tenía que informar al rey lo que había logrado. Un día, nosotros estaremos delante de Jesús, nuestro Rey, y daremos cuenta de cómo utilizamos nuestros dones y recursos (1 Co. 3:12-15).
 
La perseverancia en nuestra vida de oración. Cuando los israelitas eran ridiculizados, se hallaban impotentes para impedir las palabras de sus enemigos. Entonces Nehemías oraba y el pueblo recibía fuerzas para continuar. Cuando el complot se hizo peor, Nehemías y sus compañeros de trabajo clamaron a Dios, quien no sólo frustró los planes de los enemigos, sino que también le dio discernimiento a Su pueblo para evitar sus trampas.
 
Nehemías terminó el ambicioso proyecto en apenas 52 días. Si seguimos su ejemplo, Dios puede hacer grandes cosas en y a través de nosotros. ¿Cuáles de los puntos anteriores de la vida de Nehemías pueden ayudarle a usted a vencer lo que distrae su atención?
 
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

17 Compartir
Comparte17
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte