Estudios Biblicos – DESCANSANDO EN PASTOS DE AMOR Y MISERICORDIA (Max Lucado)

DESCANSANDO EN PASTOS DE AMOR Y MISERICORDIA

Por Max Lucado

 

La tarea de una oveja (nuestra tarea) es mirar al pastor.

 

Con los ojos puestos en nuestro Pastor, podremos dormir:

 

"Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti eprsevera"

Isaías 26:3

 

En una hoja blanca ¿qué ve? un pedazo de papel en blanco.  Ahora ponga un punto en el centro de la hoja.  Mire nuevamente. ¿Qué ve? Ve el punto ¿No es así? ¿No es ese su problema?

 

Dejamos que las marcas negras eclipsen nuestro espacio en blanco. Vemos las olas en lugar de al Salvador que camina sobre ellas.

 

Vemos nuestras míseras provisiones y no vemos a Aquel que puede alimentar a cinco mil hambrientos.

 

Cambie de enfoque y relájese.

 

¡Y mientras lo hace, cambie de programa y descanse!

 

La vida se púede hacer tan ruidosa, que olvidamos apagarla. Quizás se deba a eso que Dios pone un énfasis tan grande en el reposo, en los Diez Mandamientos:

 

"Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, mas el séptimo es día de reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tus hijos, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tus bestias, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el amr, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el s´ptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó" Éx 20:8-11

 

Objetamos: "Peo… pero… pero…", "¿Quién se hará cargo de la tienda…?", "¿Y mis calificacionesí"….

Ofrecemos una razón tras otra, pero Dios las acalla todas con un conmovedor recordatorio:

 

"Porque en seis días hizo Jehová tu Dios los cielos y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día…"

 

Repita conmigo estas palabras: "No es mía la tarea de hacer funcionar al mundo".

 

Hace algo más de un siglo, Charles Spurgeon dio este consejo a sus estudiantes:

 

"Aún las bestias de carga necesitan que se les suelte a pacer de vez en cuando; el mar mismo se detiene en el flujo y reflujo; la tierra guarda sus reposos durante los meses de invierno; y el hombre, aún cuando es exaltado al rango de Embajador de Dios, debe descansar o desmayará; debe limpiar la mecha de su lámpara o alumbrará mal, debe recuperar su vigor o envejecerá prematuramente. A la larga, haremos más, haciendo menos"

 

Con Sus manos horadadas, Jesús creó una pradera para el alma.  Arrancó los espinosos arbustos de la condenación. Arrancó los enormes peñascos del pecado.  En su lugar puso simiente de gracia y cavó lagunas de misericordia.

 

Y nos invita a reposar allí.

 

Sus pastos son Su Don para nosotros. No son pastos que hemos cultivado. Tampoco son pastos que merecemos. Son un don de Dios.

 

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios…" Efesios 2:8

 

En un mundo difícil debido al fracaso humano, hay una tierra que verdea Su Divina misericordia. Su Pastor le invita a ir allá.  Quiere que se recueste, que se hunda hasta quedar oculto en los altos pastos de Su amor. Allí encontrará descanso.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

8 Compartir
Comparte8
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte