La Palabra de Hoy – 2 Reyes 13:

2 REYES 13


1  En el año veintitrés de Joás hijo de Ocozías, rey de Judá, comenzó a
reinar Joacaz hijo de Jehú sobre Israel en Samaria; y reinó diecisiete
años.         2  E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, y siguió en
los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel; y no
se apartó de ellos.         3  Y se encendió el furor de Jehová contra
Israel, y los entregó en mano de Hazael rey de Siria, y en mano de
Ben-adad hijo de Hazael, por largo tiempo.         4  Mas Joacaz oró en
presencia de Jehová, y Jehová lo oyó; porque miró la aflicción de
Israel, pues el rey de Siria los afligía.         5  (Y dio Jehová
salvador a Israel, y salieron del poder de los sirios; y habitaron los
hijos de Israel en sus tiendas, como antes.         6  Con todo eso, no
se apartaron de los pecados de la casa de Jeroboam, el que hizo pecar a
Israel; en ellos anduvieron; y también la imagen de Asera permaneció en
Samaria.)         7  Porque no le había quedado gente a Joacaz, sino
cincuenta hombres de a caballo, diez carros, y diez mil hombres de a
pie; pues el rey de Siria los había destruido, y los había puesto como
el polvo para hollar.         8  El resto de los hechos de Joacaz, y
todo lo que hizo, y sus valentías, ¿no está escrito en el libro de las
crónicas de los reyes de Israel?         9  Y durmió Joacaz con sus
padres, y lo sepultaron en Samaria, y reinó en su lugar Joás su
hijo.
Reinado de Joás de Israel

10  El año treinta y siete de Joás rey de Judá, comenzó a reinar Joás
hijo de Joacaz sobre Israel en Samaria; y reinó dieciséis años.

11  E hizo lo malo ante los ojos de Jehová; no se apartó de todos los
pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel; en ellos
anduvo.         12  Los demás hechos de Joás, y todo lo que hizo, y el
esfuerzo con que guerreó contra Amasías rey de Judá, ¿no está escrito
en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?         13  Y
durmió Joás con sus padres, y se sentó Jeroboam sobre su trono; y Joás
fue sepultado en Samaria con los reyes de Israel.
Profecía final y muerte de Eliseo

14  Estaba Eliseo enfermo de la enfermedad de que murió. Y descendió a
él Joás rey de Israel, y llorando delante de él, dijo: !!Padre mío,
padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo!          15  Y le
dijo Eliseo: Toma un arco y unas saetas. Tomó él entonces un arco y
unas saetas.         16  Luego dijo Eliseo al rey de Israel: Pon tu
mano sobre el arco. Y puso él su mano sobre el arco. Entonces puso
Eliseo sus manos sobre las manos del rey,         17  y dijo: Abre la
ventana que da al oriente. Y cuando él la abrió, dijo Eliseo: Tira. Y
tirando él, dijo Eliseo: Saeta de salvación de Jehová, y saeta de
salvación contra Siria; porque herirás a los sirios en Afec hasta
consumirlos.         18  Y le volvió a decir: Toma las saetas. Y luego
que el rey de Israel las hubo tomado, le dijo: Golpea la tierra. Y él
la golpeó tres veces, y se detuvo.         19  Entonces el varón de
Dios, enojado contra él, le dijo: Al dar cinco o seis golpes, hubieras
derrotado a Siria hasta no quedar ninguno; pero ahora sólo tres veces
derrotarás a Siria.       20  Y murió Eliseo, y lo sepultaron. Entrado
el año, vinieron bandas armadas de moabitas a la tierra.         21  Y
aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una
banda armada, y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo; y cuando
llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y se levantó
sobre sus pies.       22  Hazael, pues, rey de Siria, afligió a Israel
todo el tiempo de Joacaz.         23  Mas Jehová tuvo misericordia de
ellos, y se compadeció de ellos y los miró, a causa de su pacto con
Abraham, Isaac y Jacob; y no quiso destruirlos ni echarlos de delante
de su presencia hasta hoy.       24  Y murió Hazael rey de Siria, y
reinó en su lugar Ben-adad su hijo.         25  Y volvió Joás hijo de
Joacaz y tomó de mano de Ben-adad hijo de Hazael las ciudades que éste
había tomado en guerra de mano de Joacaz su padre. Tres veces lo
derrotó Joás, y restituyó las ciudades a Israel.

2 Reyes 15:

1  En el año veintisiete de Jeroboam rey de Israel, comenzó a reinar
Azarías hijo de Amasías, rey de Judá.         2  Cuando comenzó a
reinar era de dieciséis años, y cincuenta y dos años reinó en
Jerusalén; el nombre de su madre fue Jecolías, de Jerusalén.         3
E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que
su padre Amasías había hecho.         4  Con todo eso, los lugares
altos no se quitaron, porque el pueblo sacrificaba aún y quemaba
incienso en los lugares altos.         5  Mas Jehová hirió al rey con
lepra, y estuvo leproso hasta el día de su muerte, y habitó en casa
separada, y Jotam hijo del rey tenía el cargo del palacio, gobernando
al pueblo.         6  Los demás hechos de Azarías, y todo lo que hizo,
¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de
Judá?         7  Y durmió Azarías con sus padres,  y lo sepultaron con
ellos en la ciudad de David, y reinó en su lugar Jotam su hijo.
Reinado de Zacarías

8  En el año treinta y ocho de Azarías rey de Judá, reinó Zacarías hijo
de Jeroboam sobre Israel seis meses.         9  E hizo lo malo ante los
ojos de Jehová, como habían hecho sus padres; no se apartó de los
pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.
10  Contra él conspiró Salum hijo de Jabes, y lo hirió en presencia de
su pueblo, y lo mató, y reinó en su lugar.         11  Los demás hechos
de Zacarías, he aquí que están escritos en el libro de las crónicas de
los reyes de Israel.         12  Y esta fue la palabra de Jehová que
había hablado a Jehú, diciendo: Tus hijos hasta la cuarta generación se
sentarán en el trono de Israel.  Y fue así.
Reinado de Salum

13  Salum hijo de Jabes comenzó a reinar en el año treinta y nueve de
Uzías rey de Judá, y reinó un mes en Samaria;         14  porque
Manahem hijo de Gadi subió de Tirsa y vino a Samaria, e hirió a Salum
hijo de Jabes en Samaria y lo mató, y reinó en su lugar.         15
Los demás hechos de Salum, y la conspiración que tramó, he aquí que
están escritos en el libro de las crónicas de los reyes de
Israel.         16  Entonces Manahem saqueó a Tifsa, y a todos los que
estaban en ella, y también sus alrededores desde Tirsa; la saqueó
porque no le habían abierto las puertas, y abrió el vientre a todas sus
mujeres que estaban encintas.
Reinado de Manahem

17  En el año treinta y nueve de Azarías rey de Judá, reinó Manahem
hijo de Gadi sobre Israel diez años, en Samaria.         18  E hizo lo
malo ante los ojos de Jehová; en todo su tiempo no se apartó de los
pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.
19  Y vino Pul rey de Asiria a atacar la tierra; y Manahem dio a Pul
mil talentos de plata para que le ayudara a confirmarse en el
reino.         20  E impuso Manahem este dinero sobre Israel, sobre
todos los poderosos y opulentos; de cada uno cincuenta siclos de plata,
para dar al rey de Asiria; y el rey de Asiria se volvió, y no se detuvo
allí en el país.         21  Los demás hechos de Manahem, y todo lo que
hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de
Israel?         22  Y durmió Manahem con sus padres, y reinó en su
lugar Pekaía su hijo.
Reinado de Pekaía

23  En el año cincuenta de Azarías rey de Judá, reinó Pekaía hijo de
Manahem sobre Israel en Samaria, dos años.         24  E hizo lo malo
ante los ojos de Jehová; no se apartó de los pecados de Jeroboam hijo
de Nabat, el que hizo pecar a Israel.         25  Y conspiró contra él
Peka hijo de Remalías, capitán suyo, y lo hirió en Samaria, en el
palacio de la casa real, en compañía de Argob y de Arie, y de cincuenta
hombres de los hijos de los galaaditas; y lo mató, y reinó en su
lugar.         26  Los demás hechos de Pekaía, y todo lo que hizo, he
aquí que está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de
Israel.
Reinado de Peka

27  En el año cincuenta y dos de Azarías rey de Judá, reinó Peka hijo
de Remalías sobre Israel en Samaria; y reinó veinte años.         28  E
hizo lo malo ante los ojos de Jehová; no se apartó de los pecados de
Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.       29  En los
días de Peka rey de Israel, vino Tiglat-pileser rey de los asirios, y
tomó a Ijón, Abel-bet-maaca, Janoa, Cedes, Hazor, Galaad, Galilea, y
toda la tierra de Neftalí; y los llevó cautivos a Asiria.         30  Y
Oseas hijo de Ela conspiró contra Peka hijo de Remalías, y lo hirió y
lo mató, y reinó en su lugar, a los veinte años de Jotam hijo de
Uzías.         31  Los demás hechos de Peka, y todo lo que hizo, he
aquí que está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de
Israel.
Reinado de Jotam
(2 Cr. 27.1-9)

32  En el segundo año de Peka hijo de Remalías rey de Israel, comenzó a
reinar Jotam hijo de Uzías rey de Judá.         33  Cuando comenzó a
reinar era de veinticinco años, y reinó dieciséis años en Jerusalén. El
nombre de su madre fue Jerusa hija de Sadoc.         34  Y él hizo lo
recto ante los ojos de Jehová; hizo conforme a todas las cosas que
había hecho su padre Uzías.         35  Con todo eso, los lugares altos
no fueron quitados, porque el pueblo sacrificaba aún, y quemaba
incienso en los lugares altos. Edificó él la puerta más alta de la casa
de Jehová.         36  Los demás hechos de Jotam, y todo lo que hizo,
¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de
Judá?         37  En aquel tiempo comenzó Jehová a enviar contra Judá a
Rezín rey de Siria, y a Peka hijo de Remalías.         38  Y durmió
Jotam con sus padres, y fue sepultado con ellos en la ciudad de David
su padre, y reinó en su lugar Acaz su hijo.

Joel 3:

1  Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré
volver la cautividad de Judá y de Jerusalén,         2  reuniré a todas
las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré
en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a
quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi
tierra;         3  y echaron suertes sobre mi pueblo, y dieron los
niños por una ramera, y vendieron las niñas por vino para beber.
4  Y también, ¿qué tengo yo con vosotras, Tiro y Sidón,  y todo el
territorio de Filistea?  ¿Queréis vengaros de mí? Y si de mí os
vengáis, bien pronto haré yo recaer la paga sobre vuestra
cabeza.         5  Porque habéis llevado mi plata y mi oro, y mis cosas
preciosas y hermosas metisteis en vuestros templos;         6  y
vendisteis los hijos de Judá y los hijos de Jerusalén a los hijos de
los griegos, para alejarlos de su tierra.         7  He aquí yo los
levantaré del lugar donde los vendisteis, y volveré vuestra paga sobre
vuestra cabeza;         8  y venderé vuestros hijos y vuestras hijas a
los hijos de Judá, y ellos los venderán a los sabeos, nación lejana;
porque Jehová ha hablado.       9  Proclamad esto entre las naciones,
proclamad guerra, despertad a los valientes, acérquense, vengan todos
los hombres de guerra.         10  Forjad espadas de vuestros azadones,
lanzas de vuestras hoces;  diga el débil: Fuerte soy.         11
Juntaos y venid, naciones todas de alrededor, y congregaos; haz venir
allí, oh Jehová, a tus fuertes.         12  Despiértense las naciones,
y suban al valle de Josafat; porque allí me sentaré para juzgar a todas
las naciones de alrededor.         13  Echad la hoz, porque la mies
está ya madura.  Venid, descended, porque el lagar está lleno,  rebosan
las cubas; porque mucha es la maldad de ellos.         14  Muchos
pueblos en el valle de la decisión; porque cercano está el día de
Jehová en el valle de la decisión.         15  El sol y la luna se
oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor.
Liberación de Judá

16  Y Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén,  y
temblarán los cielos y la tierra; pero Jehová será la esperanza de su
pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel.       17  Y conoceréis
que yo soy Jehová vuestro Dios, que habito en Sion, mi santo monte; y
Jerusalén será santa, y extraños no pasarán más por ella.       18
Sucederá en aquel tiempo, que los montes destilarán mosto, y los
collados fluirán leche, y por todos los arroyos de Judá correrán aguas;
y saldrá una fuente de la casa de Jehová, y regará el valle de
Sitim.       19  Egipto será destruido, y Edom será vuelto en desierto
asolado, por la injuria hecha a los hijos de Judá; porque derramaron en
su tierra sangre inocente.         20  Pero Judá será habitada para
siempre, y Jerusalén por generación y generación.         21  Y
limpiaré la sangre de los que no había limpiado; y Jehová morará en
Sion.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte