Articulos Cristianos : Estudiando la Biblia

DISCIPLINAS LIBERTADORAS

Estudiando la Biblia


¿Disfruta usted de su estudio personal de la Biblia? ¿Está satisfecho con su habilidad para poner en práctica las verdades bíblicas en su vida diaria?

Los cristianos a veces descuidan el estudio de la Biblia porque no tienen un método simple y práctico que convierta el estudio bíblico en algo vivo y dinámico. Pero no podemos crecer y madurar espiritualmente a menos que comamos del Pan de Vida en forma regular.

Un líder cristiano declaró: "Nunca habré enfatizado en demasía la importancia y el valor del estudio de la Biblia… sobre todo en estos días de incertidumbre, cuando hombres y mujeres prefieren decidir cuestiones desde el punto de vista de la conveniencia en vez de hacerlo basados en los principios eternos dejados por Dios."
El estudio bíblico comienza con observación. Nuestras observaciones de cualquier objeto–incluso de la Biblia–se realizan de acuerdo a la naturaleza del objeto a estudiar. Observamos las estrellas mirándolas a través de un telescopio noche tras noche. Observamos el comportamiento de los animales observándolos durante un largo período en su hábitat natural. Observamos la Biblia como observaríamos cualquier otro libro–leyéndola cuidadosamente en forma frecuente.

El Dr. Jaime Gray, maestro de Biblia, declaró: "Hay sólo una ley para el estudio de la Biblia, y tal ley es leer el Libro. Y una vez que lo haya leído, leerlo otra vez, y luego sentarse y leerlo nuevamente, y otra vez más, y de esa manera pronto usted empezará a conocer el Libro."

En una sesión lea por completo el libro de la Biblia que está estudiando o va a estudiar. Filipenses o Santiago son libros muy adecuados para comenzar un estudio. Léalos de una vez para obtener una clara impresión del libro como un todo. No preste atención a los capítulos y versículos. Léalo vez tras vez, y ocasionalmente use varias traducciones para comprender mejor el mensaje. Pregúntese: ¿Quién? ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Cómo?

Después de observar el texto, sigue la interpretación. Debemos evitar que nuestras presuposiciones influyan sobre nuestra interpretación. Ore para que el Espíritu Santo lo ilumine. Si no tenemos Su luz, no contaremos con el entendimiento adecuado (1 Juan 2:20-27).

Examine el contexto del pasaje que está interpretando. Además compare el pasaje con relatos paralelos y otras referencias bíblicas.

Carlos Spurgeon dijo: "En nuestros días oímos que los hombres sacan un versículo de la Biblia de su contexto y exclaman: ´¡Eureka, Eureka!´, como si hubieran encontrado una nueva verdad; cuando en realidad no han hallado un diamante genuino sino un pedazo de vidrio roto."

El mejor comentario bíblico es la Biblia misma. Pero los manuales, diccionarios bíblicos y un buen atlas nos ayudan a comprender mejor las tierras, costumbres e historia bíblica. Consúltelos cuando los necesite, pero tenga cuidado de no pasar demasiado tiempo leyendo acerca de la Biblia sin ir a investigar en la Biblia misma.

Por último, trate de aplicar la Palabra de Dios a su vida. Si la Biblia no cambia su comportamiento, no la ha aplicado. Encuentre relaciones entre la Biblia y las distintas áreas de su vida–sus puntos fuertes y debilidades, sus actitudes y acciones. ¿Qué le dice la Biblia a usted como hijo o hija, como padre o madre, como empleado o empleador?

El apóstol Santiago advierte: "Sin embargo no nos engañemos; éste es un mensaje que no sólo debemos oír sino poner en práctica" (Santiago 1:22 BD). Obedezca la Palabra meditando en ella en oración, buscando una mayor comprensión y una aplicación más práctica.
Observación. Interpretación. Aplicación. Estos tres pasos sencillos son la llave que abrirá la puerta a un estudio bíblico dinámico y emocionante.

¿Por qué no empieza ya a disfrutar de su estudio bíblico personal?

Luis Palau

 
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Antes de tener mi encuentro personal con Cristo, nunca había entendido la biblia, habia leido pero no comprendia. Hoy comprendo por que me lo explica el mismo que lo redactó, el Espíritu Santo. Salmo 32:8

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte