Articulos Cristianos – Las Cinco Leyes Espirituales

LAS CINCO LEYES ESPIRITUALES

¿Ha oído hablar usted de las 5 leyes espiritualesí Así como hay leyes que rigen el universo, existen también leyes espirituales que rigen nuestra relación con Dios.

I. DIOS LE AMA Y TIENE UN PLAN MARAVILLOSO PARA SU VIDA:

Your browser may not support display of this image.

A. EL AMOR DE DIOS.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16)

B. EL PLAN DE DIOS.

Cristo afirma: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia". (Juan 10:10)

"Vida en abundancia" significa vida plena y con propósito. Por qué, pues, la mayoría de las personas no están experimentando la vida en abundancia?

II. EL HOMBRE SE APARTÓ DE DIOS BUSCANDO SU PROPIO DESTINO:

“Por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios.” (Romanos3:23)

El hombre fue creado para tener comunión con Dios. (Leer Génesis 2) pero debido a su voluntad obstinada y egoísta, escogió su propio camino y su relación con Dios se interrumpió.

"Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino…" (Isaías 53:6)

Your browser may not support display of this image.

"Porque la paga del pecado es muerte” (Separación espiritual de Dios). (Romanos 6:23)

Dios es Santo y el hombre es pecador; un gran abismo los separa. Continuamente el hombre ha estado tratando de cruzar esta brecha utilizando sus propios recursos como la religión, la filosofía, la moral, las buenas obras, etc. pero sin resultados. ¿Cuál podría ser la solución? La tercera ley nos la presenta:

III. JESUCRISTO ES LA ÚNICA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE LA SEPARACIÓN ENTRE EL HOMBRE Y DIOS.

Your browser may not support display of this image.

 
"Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre". (1 Timoteo 2:5)

A. JESUCRISTO MURIÓ EN NUESTRO LUGAR.

"Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aun pecadores, Cristo murió por nosotros". (Romanos 5:8)

B. JESUCRISTO RESUCITÓ.

“Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día conforme a las Escrituras; y que apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez …” (1ª.a los Corintios: 15:3-6)

C. JESUCRISTO, EL ÚNICO CAMINO AL PADRE.

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie llega al Padre sino por mí“. (Juan 14:6)

Como consecuencia de lo anterior tenemos la cuarta ley:

IV. EL HOMBRE INDIVIDUALMENTE DEBE ACEPTAR A JESUCRISTO COMO SU SEÑOR, PARA SER SALVO Y ASÍ PODER EXPERIMENTAR EL AMOR Y EL PLAN DE DIOS PARA SU VIDA:

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” (Juan 1:12)

Your browser may not support display of this image.

¿Existe alguna razón que le impida aceptar a Cristo como Señor y Salvador ahora mismo? Aceptamos a Cristo mediante invitación personal:

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo" (Apocalipsis 3:20)

Recibimos a Cristo mediante invitación personal, a través de una oración; orar es hablar con Dios, para Él, no son tan importantes las palabras como la intención de su corazón. Le sugerimos hacer la siguiente oración:

Señor Jesús: Hoy he entendido que me amas, y sé que te necesito. Me presento ante ti arrepentido de todos mis pecados y te pido que me perdones. Hoy decido abrir la puerta de mi corazón, te recibo como mi único y suficiente Salvador y te invito a ocupar el trono de mi vida porque quiero que tú seas mi SEÑOR. Haz de mí la persona que tú quieres que yo sea. Te doy gracias por escuchar mi oración, por perdonar mis pecados, por entrar a mi vida y por trasladarme a tu Reino constituyéndome así en hijo de Dios.

Al recibir a Cristo en nuestro corazón, experimentamos un nuevo nacimiento. (Lea Juan 3:1-8) Veamos ahora lo que Dios hace en nosotros cuando nos convertimos:

"Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra". (Ezequiel 36:26-27)

Esto nos lleva a pensar que:

V. FUIMOS REDIMIDOS PARA LLEVAR FRUTO:

Your browser may not support display of this image.

"No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé." (Juan 15:16)

“Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos”. (Juan 15:1-8)

Es importante conocer qué tipo de fruto espera Dios que llevemos:

A. FRUTO DE ARREPENTIMIENTO.

“Haced pues frutos dignos de arrepentimiento” (Mateo 3:8)

El fruto de arrepentimiento es la evidencia de nuestra Salvación. En la siguiente lección estudiaremos un poco más en detalle el arrepentimiento.

B. FRUTO DE CARÁCTER..

"Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia benignidad bondad, fe, mansedumbre, templanza, contra tales cosas no hay ley". (Gálatas 5:22-23)

El verdadero discípulo, presenta este fruto de carácter lo que demuestra que ha aceptado el Señorío de Cristo en su vida.

C. FRUTO EN LA RELACIÓN FAMILIAR.

La relación familiar se va a ver enriquecida puesto que la familia es el centro del pacto con Dios, por eso, la bendición de Dios sobre el hombre que le teme se extiende a su familia:

"Estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia, como pacto perpetuo por todas las generaciones. Yo seré tu Dios y el Dios de tus descendientes. (Génesis 17:7)

"Dichosos todos los que temen al Señor, los que van por sus caminos. Lo que ganas con tus manos, eso comerás; gozarás de dicha y prosperidad. En el seno de tu hogar, tu esposa será como vid llena de uvas; alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivo. Tales son las bendiciones de los que temen al Señor. (Salmo 128:1-4)

D. FRUTO DE BUENAS OBRAS.

Dios nos hizo con propósito: El cristiano no realiza buenas obras para hacer méritos de salvación, las hace para agradar a Dios con ellas:

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. (Efesios 2:10)

Estudie también: Mateo 25:31-46

E. FRUTO DE LABIOS.

Dios quiere que nosotros seamos y vivamos para su alabanza.

“Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.” (Hebreos 13:15)

F. FRUTO DE MULTIPLICACIÓN.

"Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén" (Mateo 28:18-20)

La orden de Dios para todos sus hijos, para todos sus redimidos, incluido(a) usted es proclamar el Evangelio de salvación, es ir a hacer discípulos… ¡He ahí la importancia de conocer las 5 leyes espirituales!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

11 Compartir
Comparte11
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte