Reflexiones Cristianas – AGONÍA DE UN ADOLESCENTE


AGONÍA DE UN ADOLESCENTE
 
En el barrio dicen que soy malo, me tienen miedo.  Mis amigos me traicionan, su saludo es "Hasta nunca compañero".  De pronto, escucho unos ruidos, no soy capaz de sostenerme y caigo.  Me toco, estoy mojado de un líquido rojo, se me acerca la gente y oigo que dicen: "Gracias a Dios lo mataron, porque ese iba a ser tremendo".  Siento la agonía en mi mente, no puedo moverme.
 
¿Cuándo llegué aquí?.  Me siento muy solo, tengo una sensación de amargura y sólo espero encontrar un poco de simpatía, pero no puedo hallarla.  Veo cientos de cuerpos en mal estado como el mío.  Me han puesto un número y me han colocado en un sitio que dice "Fallecidos con armas de fuego".
 
El día de mi muerte era como otra cualquiera.  Lo último que recuerdo fue que apresuré el paso para sobrepasar a una anciana desesperada.  Escuché unos ruidos aterradores y sentí un horrible dolor, me sentí a mí mismo gritando.  De repente desperté, todo estaba muy tranquilo, un policía se encontraba a mi lado, luego vi al médico.  Mi cuerpo estaba cubierto de sangre, lo raro era que no sentía nada.  ¡Por favor no me cubran con esa sábana, no puedo estar muerto!
 
Me metieron en una nevera. Mis padres me identificaron.  ¿Por qué tenía que ver sus lágrimasí  ¡Por favor, alguien que se compadezca de mí, que me despierte; "Saquénme de aquí, no quiero ver llorar de esa manera a mis padres".  ¡Por favor, no me entierren!  Si me dan otra oportunidad, juro que seré el mejor hijo de la tierra. 
 
Yo no era malo, hacía las cosas porque me admiraban, pero ahora me doy cuenta.  ¡Dios mío, sólo tengo 16 años…!
 
Autor Desconocido   
 
Querido Amigo:
 
La historia de hoy puede ser la de cualquier adolescente de tu barrio, de tu esquina, el hijo de un amigo, de alguien de tu familia o tu hijo.  En Medellín mueren muchos jóvenes cada día; unos por balas perdidas, y otros en su ley.  Es una pena que muchachos tan jóvenes mueran, de ahí la importante darles un buen ejemplo de vida, ya que ellos son el futuro de nuestras naciones.  Hoy en día se han perdido mucho los valores, pero recuerda que estos se aprenden en casa, y que más tarde recogerás lo que has sembrado.
 
Siembra amor y valores en tus hijos; recogerás buena cosecha.
 
Un Abrazo y que Dios te bendiga;
 
Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Dios les Colme de muchissimas bendiciones… que tremendo!!! que tremendo!!! wwooww es una historia de un joven que le dispararon no ven que dice que vio escucho que le dijeron hasta nunca y ahi murio… pero tremendo como puede llorar un padre por su hijo jovenes aver esforcemonos por ser mejores con nuestro Padre Celestial y con nuestros padres

  2. hola, estuvo muy bonita, pero no entendi?? lo asesinaron en una guerra en una balacera o ke?

    bueno estoy buskando unas reflexiones, porke mañana me tokaa dar una en la classe. pero no encuentro una realmente buena xD

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

27 Compartir
Comparte27
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte