Articulos Cristianos – El proceso del tomate

El proceso del tomate

http://www.insoftweb.com/cultivos/tomate_chonto/tomate_chonto.jpg

 
Un amigo se dedica exclusivamente al trabajo del tomate.  La mayoría de nosotros que no estamos familiarizados con este trabajo,  solo lo conocemos cuando vamos al supermercado a comprarlo y para nuestro consumo. El tomate pasa por un proceso antes de llegar a su mesa.  Los trabajadores que están en el campo cuando el tomate ya se puede consumir,  se dedican a recogerlo.  Unos lo envían directo a una empacadora para ser escogido minuciosamente,  otros por el contrario ya lo empacan y lo envían directamente a las tiendas.Mi amigo trabaja en la empacadora y como lleva un tiempo realizando este trabajo,  ya conoce todo el proceso.  Cuando el tomate llega,  lo ponen en unas bandas. Esto es una especie de maquina que ponen todos los tomates que han recogido y estas bandas van pasando con el producto.   En las mismas,  hay diferentes personas detrás de las bandas,   mientras el tomate esta pasando,  sacan los tomates que están maltratados o que no sirven.  Aunque la banda va rápido,  como hay muchos trabajadores,  pueden detectar cuales no sirven para sacarlos.  

Los tomates que pasan son de diferentes tamaños y colores por lo cual los empacan de acuerdo a su tamaño y color.  Los hay rojos,  pintos,  verdes,  grandes,  medianos y pequeños,   en fin es un proceso para poderlos poner en las cajas que le corresponde antes de que puedan llegar al supermercado.   Los que trabajan ya empacando el tomate directo,  sin pasar por este proceso,  cualquier tipo de tomate va a estar en esta caja.
 
En el ámbito espiritual,  tenemos un parecido al tomate.  Nosotros somos de diferentes tamaños y colores.  Nuestro Dios nos escoge,  “empaca”  y envía a donde el quiere que estemos.  En el proceso, el va a ir sacando los que de nosotros no sirven y los demás los va a ir enviando a diferentes lugares.   Vemos que esta el proceso del empaque directo y esto me hace recordar que también habrá muchos que aunque son diferentes van a llegar a diferentes lugares.  En este proceso vamos a ser todos diferentes pero lo importante es para lo que hemos sido enviados.
 
En los dos procesos hay un punto clave y es que no importa cual de los dos pasemos,   los que no sirven van a ser quitados.  Sea antes como en la empacadora o sea después cuando se envié directamente al lugar,  el que no sirve va a ser removido.   Procuremos ser como el tomate que esta en buenas condiciones no importando el tamaño o el color.
 
Lucas 6;43,44   “No es buen árbol el que da malos frutos,  ni árbol malo el que da buen fruto.  Porque cada árbol se conoce por su fruto;….”

Por:  Ruth M. Cruz



Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte