Devocional Cristiano – Cuida tu Comentario

Cuida Tu Comentario


El que es entendido refrena sus palabras; el que es prudente controla sus impulsos.
Hasta un necio pasa por sabio si guarda silencio; se le considera prudente si cierra la boca. Prov. 17:27-28


Más resiste el hermano ofendido que una ciudad amurallada. Prov. 18:19a



Muchas veces, al reunirnos en un grupo de amigos, mientras nos reímos entre nosotros o recordamos cosas que marcaron, o aconsejamos a uno del grupo, etc., un simple comentario puede echar los ánimos abajo. A veces por querer hacer una broma, o por recordar algo que no era prudente generamos un silencio en el ambiente, y una o más personas pueden sentirse heridas, o incluso ofendidas. Como buenos cristianos ellos te perdonarán, tal vez hasta lo pasaron por alto, pero al menos por un momento se sintieron mal. En Hebreos 13:1 la palabra nos dice “Permanezca el amor fraternal”, como dije, claro te perdonarán, porque te aman y son tus amigos y hermanos, pero tú en primer lugar ni siquiera debiste haberlos hecho sentir mal, se supone que no quieres ofender a tu hermano con un comentario imprudente, debes permanecer en amor fraternal. Tal vez tu comentario era algo objetivo o querías aconsejar en algo privado a tu amigo/a, pero no era prudente en el momento, tal vez por la ocasión o por las personas presentes, en ese caso la persona se puede sentir mal, espera una situación precisa para hablar o dar un consejo o critica, o lo que sea que requiera más prudencia.

Pero más que eso, quiero hablar sobre ofender, cuida tus comentarios, que no todos comprenden el perdón y son sabios para practicarlo, algunos de los que se sentirán mal no te seguirán tratando igual por un tiempo, y serán diferentes contigo antes de perdonarte. La palabra nos advierte “El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte” (Prov. 18:19a) Imagínate lo que cuesta entrar en una fortaleza llena de guardias, con cerca electrificada y campo minado alrededor, que ni siquiera Rambo pudiera entrar; ahora imagínate cuánto cuesta que te escuche el hermano ofendido, te aseguro que Rambo tiene más posibilidades de entrar en la fortaleza que de lograr hablar con el hermano ofendido, así que cuidado, pero escúchame: pide perdón, si muestras un arrepentimiento real tu hermano puede perdonarte y volver a la normalidad.

Decía más arriba que ni siquiera deberían salir palabras que pudieran ofender a tu hermano de tus labios, la Biblia dice: “El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; de espíritu prudente es el hombre entendido” (Prov.17:27). Si quieres ser sabio entonces ahórrate algún comentario que no sea edificante, en Ef. 4:29 Pablo nos exhorta a que ninguna palabra corrompida salga de nuestra boca, sino que sean para la edificación y para dar gracia a los oyentes. En Prov.17:28 la palabra dice “Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; El que cierra sus labios es entendido”, o sea, tú como hijo de Dios deberías ser un ejemplo de prudencia en cuanto a la lengua, y en acción también, recuerda que somos luz en el mundo, no vaya a ser que metas la pata. Muchas veces gente se va de la iglesia, o se aleja por mucho tiempo por algo que dijo éste o aquel otro, o porque tal persona hizo tal y tal cosa.

Muchos nuevos deciden no ir a la iglesia o dejar de ir porque fueron cortantes con él, o porque él, al comportarse como nuevo (los nuevecitos ignoran muchas cosas, como que las groserías no son buenas, pero con el tiempo aprenden) los demás les decían cosas, les llamaban la atención frente a muchos y les dio vergüenza, o se sienten mal porque al decir algo alguien les respondió enojado o molesto (o en cualquier forma negativa). Recuerda que son nuevos, no saben, pero ya aprenderán.

Así que hermano, recuerda esto, sé prudente con tu lengua, pide perdón si haces sentir mal u ofendido a alguien, no digas cosas que no son edificantes, espera el momento y situación indicada para decir algo, así que cuida tu comentario, para que puedas reflejar a Jesús hasta en tus palabras.



Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. El que venciere sera vestido de vestiduras blancas.
    Apocalipsis 3:5

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

9 Compartir
Comparte9
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte