Inicio / Uncategorized / Devocional Cristiano – La oveja Número 100 (La Perdida)

Devocional Cristiano – La oveja Número 100 (La Perdida)

Devocional Cristiano – La oveja Número 100 (La Perdida) 

http://oneyearbibleimages.com/jesus_lost_sheep.jpg      

 
 
Josafat tenía cien ovejas. Y una se le perdió. Josafat se quedó con noventa y nueve. ¿Qué más le daba una más o una menos? Pero a este joven pastor de Belén le importaban mucho todas sus ovejas, y esa, la número cien, no sería una excepción.
Le dijo a su padre que se iba. Se abrigó con su zamarra, empuñó el cayado y partió cruzando valles y montañas. Salió a la caída de la tarde. De un tronco que ardía en la fogata hizo una tea y al amparo de aquella titilante luz cruzó la puerta de la cabaña. Los demás pastores dormían. Sólo dos estaban despiertos, un muchacho que hacía la guardia, y el padre de Josafat:

- Hijo, ¿te vas ahora? Mira que ya anochece.
Josafat apenas le escuchó.

Al poco rato, sobre el encino, retoñó una luz. Los pastores se despertaron a causa de su hiriente resplandor. Todos vieron al ángel y escucharon con asombro su mensaje:
-Hoy en la ciudad de David os ha nacido un Salvador. Id a verle. Esto os servirá de señal: lo encontraréis en una cueva como la vuestra, envuelto en pañales y recostado en un pesebre.
Pero Josafat andaba en lo suyo: la búsqueda de su ovejilla. Y pensó que quizás su padre tendría razón, que quizás sería demasiado aventurado buscar la oveja a esas horas. Después del bosque de encinos pasó por un breñal y se clavó algunas espinas, luego cruzó un riachuelo. No se oía ningún balido y lo que veía con aquella pobre antorcha sólo eran sombras confusas.
 * * *
Llevaba ya varias horas perseguido por el frío de la noche. Y cansado de una búsqueda infructuosa se sentó sobre una piedra en el descampado. Y comenzó a orar:
- Oh, Dios, ¿qué es una oveja? ¿Valdrá la pena seguir buscándola? No sé por qué pero pienso que todo esto… ¿Y si a ti se te perdiera un alma? ¿No la buscarías día y noche, hasta encontrarla? ¿No la desatarías de la maleza, no la cargarías en hombros? ¿No la llevarías al aprisco y la cuidarías? Dime, Señor, si se te perdiera un alma…
Y cuando miraba el cielo de aquella noche estrellada vio un resplandor en la altura que palpitaba. Y como si alguien le empujara, se levantó y siguió la extraña luz
Los pastores y gañanes habían improvisado regalos: Unos llevaban queso fresco, otros leche y cuajada, otros un corderillo.

-Si Josafat hubiera recibido el anuncio -pensaba su padre- le llevaría la mejor oveja del rebaño. Y suspirando cruzó la valla y se alejó del redil.

Del hueco de una colina salía un resplandor dorado. Encima, la estrella, revoloteaba nerviosa como una mariposa de plata. Josafat, por ver más de cerca aquella luz, o para calentarse con la lumbre que allí había, se adentró en la gruta. Y lo que vio fue maravilloso. Un hombre robusto y joven, una hermosa doncella; sobre una cuna improvisada, un niño. ¡Y qué niño! Tenía en la cara el resplandor de la estrella y el color del fuego. Y alrededor, sus compañeros, ofreciendo a la Señora sus regalos para el Niño. Y junto a la cuna -¡oh sorpresa!-, calentando la piel del recién nacido, su ovejilla traviesa, que dormía, tranquila, como ajena a todo aquello.
Josafat sintió como el brotar de un enfado, quiso despertar a la oveja pero los ojos de la doncella le detuvieron. Y muy dentro del alma oyó una voz que le decía:

-No la riñas, ¿no ves que mi hijo la ha encontrado? Que para buscar las perdidas ha venido.


Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

Acerca de Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Amigo mìo, te deseo la mayor felicidad posible en estos días y que el Señor haga resplandecer Su rostro sobre ti! Un abrazo fraternal.
    Daniel de Tierra de la gracia.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>