Devocional Fin de Semana – Panettone

PANETTONE


 

http://eastone.blog.ocn.ne.jp/ricoblog/images/PANETONE2.gif


Fermento: 1 cda. de azúcar, 50 gr. de harina “0000”, 80 gr. de levadura de cerveza, 100 cc de leche.


 

En mi país es tradición acompañar las celebraciones de Navidad y Año Nuevo con las más variadas exquisiteces de la pastelería europea. Es así como – en pleno y agobiante solsticio estival – la mayoría de las familias argentinas comparte los festejos de la mano de alimentos de alto nivel calórico, entre los que se destacan los productos “estrella”: el turrón (heredado de España) y el panettone o pan dulce (heredado de Italia). El interesante origen y la fascinante elaboración de cada uno merecen un capítulo aparte.

 

Masa: 1 kilo de harina “0000”, 200 gr. de azúcar, 1 cdita. de sal, 200 gr. de manteca, 6 huevos, 1 cda. de extracto de malta, 1 cdita. de agua de azahar, 1 cdita. de esencia de vainilla, 1 cda. de ralladura de naranja, 1 cda. de ralladura de limón.

 

Durante las últimas Fiestas mi esposa y yo nos dispusimos a sorprender a nuestra familia elaborando un panettone. Ella tiene – lo que se dice – una muy buena mano para la cocina. Yo soy apenas un aprendiz de principiante, alguien que prefiere la degustación a la paciente tarea de elaboración. Sin embargo, no sé si debido al llamado “espíritu festivo” o a los deseos de hacer algo diferente, sumé mi voluntad a la idea de producir un pan dulce especial… ¡el primero que elaboraríamos como pareja!

 

Frutas: 50 gr. almendras, 50 gr. de castañas de cajú, 200 gr. de frutas abrillantadas, 100 gr. de nueces, 100 gr. de pasas de uva rubias.

 

Nos apegamos a la receta y seguimos las instrucciones “al pie de la letra” (admito que pensaba que se trataba de algo más fácil y rápido, pero me equivoqué… ¡llevó su tiempo!). Era tarde en la noche cuando finalizamos, así que dejamos la preparación en un lugar tibio para que leude, y entonces poder hornearla bien temprano en la mañana.

 

“¡Un momento Cristian!” – dijo Lorena cuando comenzaba a dormirme – “¡Olvidamos incorporar un ingrediente! ¡Nos olvidamos de la levadura!”

 

¡¡¡80 gr. de levadura de cerveza!!!

 

Corrimos a la cocina, tomamos la preparación (que obviamente no había leudado), le añadimos levadura en polvo y entremezclamos la masa con energía. ¿El resultado? Bueno, a la familia le gustó… ¡aunque uno deduce que en ocasiones así los seres queridos suelen privilegiar el amor a la sinceridad!

 

Jesucristo dijo en cierta ocasión: “Con el reino de Dios pasa lo mismo que cuando una mujer pone un poquito de levadura en un montón de harina. Ese poquito hace crecer toda la masa". Mateo 13.33 (TLA)

 

Una pizca de sabiduría, unos gramos de amistad, una cucharada de paz, doce centímetros cúbicos de alegría, 1 kilogramo de amor, una cucharadita de ralladura de pasión. Pero si queremos experimentar un año de continuo crecimiento y expansión, ¡que no se nos olvide el ingrediente fundamental!

 

¡Buen Fin de Semana! ¡Feliz 2008!


Devocionales Cristianos www.devocionalescristianos.org

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte