Liderazgo Cristiano – Consígase un complemento

Consígase un complemento



Lo que voy a compartir con usted en esta lección probablemente lo conoce, pero es saludable de todas maneras; usted no puede ser el mejor en todo. No importa cuan talentoso sea, usted va a estar en contacto con algo para lo cual no es bueno tarde o temprano. Todos vamos a llegar a esta conclusión pero los grandes líderes hacen ajustes importantes que continúan haciéndolos grandes mientras que otros simplemente continúan siendo líderes mediocres.

Un gran líder encuentra personas que pueden hacer las cosas en las cuales ellos no son buenos. Una de las claves para ayudar a cualquier líder sin importar en qué área del ministerio trabajan para tener éxito a largo plazo, es rodearse de buenas personas y facultarlos para que hagan su trabajo. Para ayudarle a comprender este principio me gustaría darle algunos pasos para habilitar un complemento.

1. Identifique lo que no hace bien – El primer paso es probablemente el más fácil porque la gente generalmente sabe qué es lo que no hace bien. Otra vez, como seres humanos tenemos fortalezas y debilidades naturales, y no podemos hacerlo todo bien. Así que, el éxito es identificar qué son las cosas que puede hacer bien y comenzar a enfocarse en esas cosas. Haga una evaluación. Evalúe qué son las primeras tres cosas que usted hace, que si se concentrara en ellas, produciría los más grandes resultados. Si tiene problemas al identificarlas, pídale a alguien que es cercano a usted. Lo más probable es que ellos ya lo saben.

2. Encuentre una persona que tenga talento en las cosas que usted no puede hacer bien y que puede hacer un buen trabajo – Ahora que ha identificado qué es lo que no hace bien comience a buscar personas que sean dotadas en esa área en la cual usted no lo es. Recuerde que no le hace ningún bien conseguir una persona que no puede hacer algo mejor que lo que usted lo haría. Busque la mejor persona que pueda encontrar. Además, como ellos son dotados en áreas en las cuales usted no es, ellos deberían estar en la capacidad de complementarle. Su fortaleza se convierte en la fortaleza de ellos, y la fortaleza de ellos se convierte en su fortaleza. Comience a rodearse de personas talentosas en las áreas en las cuales no lo es.

3. Facúltelos con su autoridad delegada – Como usted es el líder, debe facultar a las personas que ha conseguido para que sean su complemento. No es suficiente solamente darles un título y decirles que se lancen. Usted debe ayudarles a comenzar en una manera efectiva. Si no lo hace, la gente no va a aceptar su liderazgo, les va a tomar más tiempo darse cuenta de las cosas, y van a experimentar más frustración de la necesaria. El delegar su autoridad significa que usted va a hacer lo que sea necesario en las etapas iniciales del proceso, de modo que su complemento pueda tener las mejores oportunidades de éxito.

4. Concéntrese en lo que puede hacer bien – Ahora que ha delegado las tareas que no puede hacer bien, debe enfocarse en las cosas principales que usted hace bien y que pueden incrementar la productividad de la organización. No caiga en la trampa de mini dirigir a las personas. Déles su espacio para ser creativos e innovadores. Recuerde que como ellos son talentosos en áreas en las cuales usted no lo es, ellos van a ver diferentes perspectivas que usted no verá. Si no va en contra de los objetivos principales de la organización, otórgueles oportunidades para experimentar.

5. Salga de su camino lo más que se pueda – La única manera en que ellos van a estar dispuestos a hacer su trabajo y a estar satisfechos con él es si usted les provee de espacio para hacerlo. El pensamiento es que si usted está tratando de salir de un trabajo es que no trate de conseguir otro. Así que una vez que haya delegado tareas trate de hacer lo mejor para no retomarlas nuevamente. Haga solamente lo que tenga que hacer. Tenga confianza en su gente en que van a hacer un buen trabajo.

Concluyendo, el encontrar un complemento no significa que usted estará libre de la responsabilidad por el resultado de la tarea, como líderes no podemos delegar aquello, pero lo que significa es que debería liberarle de hacer lo que debería estar haciendo en primer lugar; lo que usted hace bien.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte