¿Que resucitó? — ¡Demuéstremelo!

¿Que Jesús resucitó?

No me tomen el pelo. A otro perro con ese hueso.» El apóstol Tomás habría respondido con estas palabras en la actualidad. «Si no viere en Sus manos la señal de losclavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré» (Juan 20:25).Tomás había visto otros cadáveres. Era indudable que Jesús estaba muerto. Estas palabras parecen lo quesostendrían sofisticados racionalistas del siglo XXI: «No es verosímil, de modo que no ocurrió».

¿Y si efectivamente ocurrió Tomás quedó convencido cuando Jesús se presentó delante de él, le extendió las manos y le pidió que introdujera eldedo en la llaga. Entonces Tomás se arrodilló y exclamó: «¡Señor mío, y Dios mío!» ( Juan 20:27-28).

Se podría rebatir el hecho afirmando que era un caso de autohipnosis. Los discípulos querían creer que su Señor no estaba muerto. Todo fue un invento.
¿Ah sí? Examinemos algunas pruebas.

En primer lugar, el cuerpo de Jesús desapareció. Si a los judíos les hubiese sido posible hallar el cuerpo, habrían acallado la predicación de que había resucitado que se divulgó por toda Jerusalén. Pero no lograron encontrarlo.
En segundo lugar, el cadáver no fue robado. Los romanos no tenían motivos para hacerlo. Los judíos tampoco. ¡Ajá!Los discípulos robaron el cadáver. Pensemos en los soldados romanos y en la primera reacción de incredulidad por parte delos discípulos cuando las mujeres les llevaron la noticia en las primeras horas de la mañana. Esto nos lleva a
un tercer factor.

Si los discípulos robaron el cadáver, lo lógico sería que no se hubieran jugado la vida. Nadie muere por algo que sabe que no es cierto. Los discípulos, sin embargo, arriesgaron la vida y casi todos a la larga murieron como mártires por sus por sus creencias.

Sin duda estaban convencidos.

Sin duda estaban Los seguidores de Jesús en Jerusalén no eran al principio más de unas pocas decenas, y aumentaronhasta ser miles y miles al poco tiempo de la resurrección de Jesús. Creían firmemente que esta habíatenido lugar.

Incluso otros documentos de la época hacen referencia al hecho. Los escritos de Talo el samaritano, Suetonio, Tácito yPlinio mencionan a Jesús. El historiador judío Flavio Josefo escribió acerca de la crucifixión y resurrección. Todos ellossabían que algo había ocurrido.

En realidad, la resurrección de Jesús es más verosímil que ninguna otra explicación. Por esa razón para los cristianos la Pascua de Resurrección es una fiesta solemne. Por eso la celebramos.
La resurrección de Jesús significa que la muerte no es el punto final.

Significa que, aunque mi cuerpo quede en la tierra, Jesús, a quien el Padre resucitó de entre los muertos, nos da vidaeterna. Es más, los cristianos creemos que nuestro cuerpo también resucitará de entre los muertos.

Y ya que Jesús no está muerto, es posible conocerlo hoy día y sostener una estrecha relación con Él. Puedo nombrar a innumerables personas que darían testimonio de lo que Él ha hecho para llevarlas desde el borde deldesastre a una vida llena de paz, sentido y alegría. Él transforma para bien.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte