Devocionales Cristianos – SEÑOR, LIBRANOS DE LA LOCURA

Devocionales Cristianos – SEÑOR, LIBRANOS DE LA LOCURA



José Luis Gonzalez

“Escuchare lo que hablara Jehová Dios; porque hablara paz a su pueblo y a sus santos, para que no se vuelvan a la locura ”
( Salmos 85 : 8 )


Las noticias cada día son mas y mas alarmantes. En los Estados Unidos, la semana pasada, sucedió algo muy trágico en el seno de una familia hispana. Un padre de familia, asesino a sus tres hijitos, y luego de ahorco. Las autoridades piensan que se debió al abandono de parte de la esposa, la cual continuaba viviendo con ellos, pero llevando una doble vida.

En la Florida, un acaudalado hombre de negocios de Venezuela, se traslado con su familia, compro una mansión, inscribió a sus hijos en los mejores colegios, instalo un negocio, pero a los seis meses, todas las finanzas se le vinieron abajo. Decidió quitarle la vida a su esposa, a sus hijos y finalmente el también se quito la vida.

Una familia de inmigrantes centroamericanos, aun sin documentos legales en USA, luego de 15 años en el extranjero, lograron traer a su hijo varón de 14 años que habían dejado en su país, para finalmente unirse, con sus padres y a los otros hermanitos que habían nacido en USA.

En menos de un año, este niño, asesino a su hermanita de 12 años, atravesándole un cuchillo en su garganta.

En todos estos casos, los familiares han dicho que no se explican porque han sucedido estas cosas, porque todos ellos eran cristianos.

La locura, es la perdida de la razón; cometer disparates o desaciertos. Y no es necesario estar clínicamente loco para cometer actos incorrectos.
Somos tan frágiles, que somos capaces, al perder el control, de comenzar a tirar las cosas al piso, romper objetos de valor, golpear a las demás personas, gritar desesperadamente y hasta provocar heridas no solamente en el cuerpo, sino también en el alma.

Nuestro organismo, tiene un limite hasta donde soporta.

No es lo mismo que debas diez dolares a que debas un millón de dolares; no es lo mismo que tengas atarazada la renta o la hipoteca de tu casa por un mes, a que ya tengas en tus manos la carta del banco que te da quinces días para que te pongas al día, por los cuatro meses de atrazo; no es lo mismo que tengas una semana sin conseguir empleo a que lleves seis meses sin conseguir nada; no es lo mismo cuando todos los días te has alimentado con suculentos platos en tu casa, a que tengas que comer todo el día con una lata de sardinas; no es lo mismo que la suave mujer fiel que va a su trabajo, siempre llegue temprano a su hogar, a que comience a llegar dos horas mas tarde; no es lo mismo que aquel hombre honesto, se corrompa y desvié sus ingresos hacia los vicios y placeres que lo dejaran en la ruina; no es lo mismo cuando los niños van a donde tu los lleves, que cuando ellos irán a donde ellos elijan, y vuelvan con olor a cigarrillos, alcohol, mariguana o cocaína; no es lo mismo para el ministro de Dios, que siempre ha tenido a todo, que quedarse solo y aparte de eso, con grandes deudas; no es lo mismo tener una capacidad en el organismo que pueda soportar las presiones, a que ya no tengas ninguna defensa.

Volverse loco es muy fácil. En cuestión de segundos podemos cometer un terrible error; podríamos alterarnos por el trafico en la carretera; sentirnos una basura dentro de una oficina o fabrica, en donde el tiempo pasa y sentimos que se pierde porque el salario es una miseria; podríamos, ante la duda, ir a la oficina de un abogado, y firmar los documentos de divorcio, pero el problema no termina allí, las heridas quedan y la locura llama a la puerta. Los esquemas se vienen abajo y las bases se parten en mil pedazos.

La locura es como una entrada al infierno desde la tierra, se pierde la noción del tiempo, el rostro se adormece, da lo mismo comer o no comer, se pierde el entusiasmo por la vida, se evita el contacto con las personas, porque se podría pensar que vienen a hacernos daño; quisieramos borrar de una vez, el tiempo pasado, arrancar como se quitan las paginas de un libro manchado, lo que no sirve, pero no es así, te duermes y no quisieras que venga un nuevo día; cada día es mas doloroso; y el que vendrá, sera peor, la locura esta rodeándote, quiere apoderarse de ti, quiere que cometas la peor de las decisiones, que te olvides de Dios para siempre, y así, quedarías sin ninguna defensa, y la muerte estaría a las puertas.

Todo eso es una realidad, lamentablemente, en muchos lugares, se predica la palabra de Dios, pero no se atienden a los que sufren, asisten a las reuniones y como un esmalte y un barniz, son rociados de bellos discursos, luces y música escandalosa, pero volverán con todo el cumulo de locuras sobre ellos, no verán progreso, y el deterioro, como los comejenes en la madera, irán comiendo el corazón de la vida, hasta hacerla desaparecer.

Se que esto es muy triste, doloroso y desesperante, pero aun hay esperanza, aun hay medicina para ello, Dios te la ofrece en el siguiente versículo, y el cual es continuación de la cita que al inicio esta escrita.

” Ciertamente cercana esta su salvación a los que le temen “( Salmos 85: 9 )

Dios te puede quitar la locura, El sabe que estas herido, que ya no puedes, que no tienes defensa alguna, que tu vida es un infierno, y que has deseado quitarte la vida muchas veces, que te sientes que ya no sirves para nada, y que a nadie le interesas y que a nadie le harás falta; que sientes que aquí no vales nada y que no hay razones para vivir.

Dios te comprende, El te hizo, el sabe tus angustias, Dios te ayudara, te sanara, pondrá lucidez en tu cerebro, limpiara tu cabeza, sanara tu corazón herido, tu alma resplandecerá como un nuevo día, y nuevamente, tendrás vida, Ten la seguridad que Dios peleara por ti, El hará la obra de salvación en tu vida, te dara una nueva oportunidad, y tus días en la tierra de los vivientes, sera distinta.

Oración:
Amado Dios, te suplicamos con todo nuestro corazón por los que se sienten al borde de la locura, en la desesperacion terrible, están sin defensas, ya no pueden seguir un día mas.
Ayudalos Padre amado, solo tu puedes comprender cuanto se sufre cuando algo falla o falta en la vida del ser humano.
Ven amado Dios toma en tus brazos a tus hijitos heridos, no permitas que la locura entre a sus vidas, libralos y otorgales días mejores.

En el nombre de Cristo Jesús Amen y Amen

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

16 Compartir
Comparte16
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte