Devocional – COMO A LAS AVES

Devocional – COMO A LAS AVES
Por:José Luis Gonzalez

“Mirad las aves del cielo, que no siembran ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿ no valéis vosotros mucho mas que ellasí “( San Mateo 6 : 26 )

Todos los días, dentro de mis actividades cotidianas, asigno un tiempo para trotar un recorrido de dos millas. Mi recorrido siempre esta lleno de alegría, porque al pasar debajo de los arboles, las aves están entonando sus mas hermosas melodías. Pero hace unos días, mi recorrido se vio violentamente afectado, debido que a que dos pajaros me atacaron, yo continué corriendo, pero ellos se retiraban y nuevamente emprendían el ataque en mi contra.

Luego de mi jornada atlética, regrese para observar a que se debía el ataque,lleve una rama en la mano para protejerme en caso de que los decididos guerreros del aire, emprendieran nuevamente su feroz contienda.

Allí estaban, cuando me vieron, comenzaron a hacer un sonido de guerra, yo me puse en posición de contraataque y comencé a mover la rama de un lado a otro. Observe que algunas vecinas me estaban observando los movimientos al aire, pero continué decididamente hasta cumplir la misión.

Poco a poco me acerque al tronco del árbol y al observar hacia arriba, vi que había un nido con varios pajaritos recién nacidos, entonces comprendi la razón por la cual, tanto el padre y la madre, estaban decididos a proteger a sus hijitos.

Inmediatamente recordé el pasaje Bíblico citado, donde Dios mismo nos dice que El alimenta a las aves, y también nos dice que nosotros valemos mucho mas que ellas.

Si las aves tienen alas, es porque Dios les puso alas, si ellas tienen un árbol y un nido, Dios les dio la fuerza, la habilidad, el instinto y la inteligencia para construirlo; también les dio el amor, por medio del cual, pueden atender y alimentar a sus pequeños.

Ayer pase nuevamente debajo del árbol, pero esta vez no me persiguieron, frene mi marcha y me di cuenta que los bebitos, ya volaban, ahora el canto no fue de guerra, sino que habían cambiado su canto, por dulces melodías.

Dios también tiene cuidado de cada uno de sus hijos, El sabe a quien le falta nido, alas, comida, trabajo, dinero, salud, fe, amor.

Dios sabe todo lo que necesitamos, Dios sabe de tus terribles angustias, Dios te protegerá siempre, te prosperara, esa es la promesa de Dios para sus hijos.

Vive la promesa, espera en Dios, que El vendrá a ti, nunca tarde, Dios vendrá a ti, y tu canto de guerra, tu canto de angustia y tu canto de tristeza, cambiara, por un nuevo canto, lleno de paz, de jubilo y de confianza en Dios.

Oración:

Padre amado, te suplicamos por todos tus amados hijitos que están desamparados y desesperados.

Ven amado Dios, y recuerdales tus maravillosas promesas de sustentarlos, y así como tienes cuidado de las aves, también lo tendrás con tus ovejas redimidas, En el nombre de Cristo Jesús Amen y amen.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte