Home / Devocional Diario / Devocional Diario – EL COLMO DEL CONTRATIEMPO

Devocional Diario – EL COLMO DEL CONTRATIEMPO



Devocional Diario – EL COLMO DEL CONTRATIEMPO
por Carlos Rey

El danés Mickael Rasmussen tuvo una actuación inolvidable en el Tour de Francia 2005. Lamentablemente, fue inolvidable tanto en sentido negativo como positivo. Desde el principio de las etapas montañosas, mostró sus grandes cualidades de escalador, sorprendiendo a muchos. A lo largo de la carrera acumuló tantos puntos en los premios de montaña que vistió el jersey rojo y blanco a lunares la mayor parte del tiempo, y se adjudicó, merecidamente, el título de Rey de la Montaña. Ganó además la novena etapa, y terminó en el séptimo lugar en la clasificación general.

Pero fue igualmente inolvidable la actuación de Rasmussen en la última etapa contrarreloj, la penúltima del Tour. El reto que el danés tenía por delante era claro: tenía que correr con tal dominio del tiempo que el alemán Jan Ullrich no le arrebatara el tercer lugar al que había ascendido y en el que se había mantenido a base de tanto esfuerzo.

Al emprender la marcha, Rasmussen tenía 2 minutos y 12 segundos de ventaja sobre Ullrich. Pero cuanto más se esforzaba por medir con precisión el paso contrarreloj, más se convencía de que el cronómetro no habría de ser su amigo aquel día. Esos 55 kilómetros y medio de recorrido se convirtieron para él en una pesadilla de la que no podía despertarse. Sufrió un contratiempo tras otro mientras el mundo, sin poder creer lo que estaba viendo, lo seguía paso a paso por televisión. El diminuto danés se cayó, no una sola vez sino dos veces, errando en más de una curva, y por si eso fuera poco, cambió de bicicleta una… y otra… y otra vez —tres veces en total— pensando cada vez que el cambio lo ayudaría a recuperar el tiempo perdido. Cuando por fin llegó a la meta, había descendido del tercer lugar al séptimo en la clasificación general individual, con el que le tocó conformarse al final del Tour en París.

¿Quién no ha de identificarse con el pobre Rasmussen? Hasta ese punto en la carrera, había despuntado por su eficiencia, y sin embargo durante aquella interminable jornada el reloj le puso los nervios de punta. Fue tal la presión que ejerció sobre él, que cuantos más contratiempos sufría, más inútiles se volvían sus esfuerzos.

Todos tenemos días que quisiéramos borrar de la memoria… días llenos de contrariedades y percances en los que luchamos en vano contra la presión del tiempo… días en que no hay nada que nos salga bien. Más vale que, cuando volvamos a tener uno de esos días, recordemos que Jesucristo mismo nos advierte que «los tropiezos son inevitables», 1 y que Santiago nos anima a que nos consideremos muy dichosos, más bien, por tener que afrontar tales contratiempos. Pues la prueba de nuestra fe produce constancia —explica el apóstol—, y es la constancia la que lleva a feliz término la obra. 2 ¿Acaso no hay centenares de ciclistas alrededor del mundo que darían cualquier cosa por clasificar en el séptimo puesto en un Tour de Francia?
1 Lc 17:1
2 Stg 1:2-4

www.conciencia.net

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte