Home / Liderazgo Cristiano / Perfección versus Excelencia

Perfección versus Excelencia

Perfección versus Excelencia

Hace años atrás fui desafiado con la pregunta sobre cuál era la diferencia entre la perfección y la excelencia, y descubrí que existen muchas personas que no se dan cuenta que hay una diferencia. Muchos líderes piensan que la meta de liderazgo es alcanzar la perfección, cuando verdaderamente la meta es alcanzar la excelencia. Déjeme tratar de ayudarle con la diferencia.

La perfección es definida como estar sin errores. En otras palabras uno ha alcanzado la perfección cuando no tiene faltas. El único problema es que cuando esperamos que la gente no cometa errores es como si esperáramos que ellos no respiraran, porque todos cometen errores.

La excelencia es definida como hacer lo mejor que puede con los recursos y oportunidades que tiene. Cuando la meta del líder es la excelencia él está bien si no se hacen las cosas perfectamente, siempre y cuando ellos estén haciéndolo mejor cada vez. La meta se convierte en lograr pequeños avances y no tanto en hacer enormes y difíciles saltos.

Por ejemplo, hace algunos años atrás organizamos nuestra primera conferencia de liderazgo. Estuve trabajando con mi equipo ministerial por corto tiempo, y habíamos llegado al punto en que sentí que habíamos tenido suficiente entrenando a los demás. Hicimos todos los arreglos para la conferencia, invitamos a varios pastores y debía tener varias horas de enseñanza con los líderes. Debido a que quería dedicarme a los temas del ministerio decidí dejar que mi equipo haga los arreglos y decore el salón de reuniones.

Una de las cosas que hicieron fue un letrero que sería colocado detrás del púlpito el cual debía decir “Excelencia en el ministerio”, pero cuando entré al salón después de la alabanza y adoración noté un grave error. Habíamos tratado sobre la Excelencia en la conferencia del ministerio y habíamos deletreado mal excelencia en el letrero. No falta decir que corregimos el problema. La moraleja de la historia es, sí, es algo vergonzoso pero debido a que aprendimos de nuestros errores nunca cometimos ese error nuevamente. La búsqueda de la excelencia sucede cuando hace ajustes para ser mejor cada vez que hace algo.

La excelencia es atractiva
De todas las cosas que he visto añadirse para crecer, no hay nada que haya visto que haya hecho más que la excelencia. Hay algo respecto a una operación excelente que atrae a las personas. Les gusta estar cerca de la excelencia. Todos nosotros hemos tenido oportunidades con lo opuesto. Hemos asistido a alguna reunión o visitado un ministerio y carecía del sello de la excelencia. La razón del por qué es excelencia, una vez que es alcanzada, crea un ambiente de confianza y victoria.

He aquí algunas sugerencias para ayudar a su ministerio a tener más un espíritu de excelencia:

Siempre que tenga un poco de dinero extra inviértalo en mejorar la imagen de sus instalaciones y presentación visual. Si puede mejorar poco a poco en un tiempo corto su organización será impresionante.

Haga una lista mental de cosas que quiere cambiar y no tenga un ataque al corazón al respecto. La excelencia es un proceso de mejora continua. Así que si puede mejorar solo un poco cada vez que haga algo, después de pocos meses habrá hecho un progreso notable. No se deje abrumar por todas las necesidades que requieren ser cambiadas. Puede lograrlo después. Escoja algunas cosas y comience aquí.

Visite lugares que tengan el sello de la excelencia. Lo triste es que usted probablemente tendrá un tiempo difícil para encontrar un ministerio excelente para visitar que sea visual en apariencia, porque la mayoría de las organizaciones religiosas no la colocan como alta prioridad. Si puede, entonces es afortunado. Mi sugerencia es que si no puede encontrar un ministerio que tenga un espíritu de excelencia al respecto, vaya a otros lugares, como restaurantes, centros de compras, museos, bancos, etc., que tienen una presentación excelente. Aprenda de estos lugares. Tome ideas que piensa que funcionarían en la presentación visual de su ministerio y pruébelas.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. muy importante su explicacion, esto de la excelencia es muy importante, sobre todo si personas que no profesan nuestra fe estan observandonos. en mi caso tengo un programa radial, y cada dia lucho por ser excelente en la labor que Dios me ha dado, bendiciones de parte de Dios para ustedes, hasta pronto y sigan asi.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

60 Compartir
Comparte59
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte