Devocionales Cristianos – “RELOJ OLIMPICO”

“RELOJ OLIMPICO”

“Enséñanos a contar lo que VALEN nuestros días, para que adquiramos un corazón sensato” (Salmo 90,12)

Al leer este versículo de la sagrada escritura recordé el valor del tiempo, también lo hice pensando en lo importante que era el tiempo para los atletas, en las diferentes pruebas de las pasadas olimpiadas. 
Sabia usted que el tiempo en las olimpiadas tenía un nombre y este era: Omega, la firma Suiza de relojes que fueron cronometradores oficiales en las pasadas olimpiadas de Beijing 2008.

Lo particular de esta empresa de relojes Omega, es que desde el año 1932 ya van 23 veces en las que vienen haciendo lo mismo, cronometrar el tiempo en las olimpiadas.
Esta firma para cronometrar la prueba del maratón, coloco antenas en la ruta y una etiqueta electrónica fijada en uno de los cordones (trenzas) del calzado de los deportistas, y con un sistema informático especial los organizadores, conocían cada detalle de lo que pasaba durante todo el recorrido de la carrera y la ubicación exacta del corredor a lo largo de la ruta.

Nosotros también tenemos un reloj, que obviamente no es el famoso reloj suizo, a nosotros se nos ha regalado, el reloj de la vida, Dios nos proporciona a cada uno de nosotros un tiempo determinado de vida. Algunos poseen más otros menos. 
Todos llevamos incrustado el reloj del tiempo, mediante el cual nuestro creador puede conocer nuestro recorrido y la ubicación exacta a lo largo de la ruta de nuestra vida.

Volviendo al reloj omega, les comento que esta misma empresa volverá a ser responsable del cronometraje en los juegos olímpicos de Londres 2.012, precisamente en este momento esta descontando y marcando la cuenta regresiva hacia el año 2012.

Apreciados hermanos, el reloj de nuestra vida, también va marcando la cuenta regresiva, va descontando cada segundo, cada minuto, marca la hora y los días, los años van pasando y la cuenta regresiva para el final de este maratón de la vida va pasando, en muchos casos no pasara de terminar de leer esta reflexión, y a muchos se les habrá acabado el tiempo, para el día de mañana esta cifra aumentara, y que decir si calculamos los meses que faltan para fin de año. Para Muchos, quizás sea el último año de tiempo que les resta por vivir. 
¡Alto! Haga una pausa en su vida, y medite en el tiempo presente, volvamos a leer el salmo 90,12 y digámosle a nuestro creador: “Enséñanos a contar lo que VALEN nuestros días, para que adquiramos un corazón sensato”.

Usted no puede cambiar nada de su nacimiento
También no puede hacer nada respecto de su muerte, algún día morirá de todos modos.
Estas dos cosas están fuera de su alcance. 
Lo que si esta en sus manos, es el tiempo que se le ha otorgado, es responsable como va a vivir su tiempo, cuales serán sus acciones en el recorrido desde su nacimiento hasta su muerte.

Recomendación divina:
“Examinen con mucho esmero su conducta, ya no anden como tontos, sino como hombres responsables. Aprovechen el momento presente por que estos tiempos son malos” (Efesios 5,15-16) 

Oración: Amado Señor, gracias por que si estoy haciendo esta plegaria, es señal de que aun tengo tiempo de vida, Suplico y pido perdón por el tiempo perdido, tiempo que se me fue realizando malas acciones. Gracias mi Dios por este nuevo tiempo Pido en este día el don del tiempo, concédeme el tiempo necesario para enmendar y recuperar el tiempo perdido. Enséñame Señor a contar y aprovechar el tiempo restante que aun me queda. Gracias…Gracias… Gracias… Amen.

Adhemar Cuellar

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte