Estudios Bíblicos Cash Luna – Libres para Celebrar

Libres para celebrar

Deja de orar a Dios para que te saque de problemas, hay que empezar a orar a Dios para que sus promesas se cumplan en nuestras vidas. Dios prometió darte abundancia

Deuteronomio 8:11-13 Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy;  12 no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, 13 y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente;

La voluntad de Dios para nuestra vida no es el desierto, esa es la prueba, su voluntad es que todo lo que tengo se multiplique y se aumente.

Algunos dicen que Dios no te va a bendecir más porque corres el riesgo de perderte o de olvidarte de él y lo que yo leo en la Biblia es contrario a lo que siento porque yo sentí eso por mucho tiempo, pero ahora leo que Dios iba a bendecir a su pueblo corriéndose el riesgo de que se olvidaran de él y eso para mí es mucho amor.   El amor de un padre es tan grande que preferimos ver bien a nuestros hijos aún cuando se olviden de nosotros que verlos mal y causa de eso se viven recordando de nosotros, si usted fuera Dios ¿Preferiría tener a su pueblo en el desierto entre serpientes, escorpiones por 40 años comiendo por varias generaciones sólo maná, acordándose de usted todos los días o prefiere verlo en la Tierra Prometida corriéndose el riesgo que se olviden de usted?  ¿Qué escogería usted? La mayoría de nosotros escogeríamos la segunda parte, preferiríamos ver a nuestros hijos bien aunque nunca nos manden una carta en su vida que verlos mal.   Cuando veo esto digo que es demasiado amor como para olvidarnos de él, es demasiado amor como para que no le respondamos bien al  Señor.

Quiero enseñarles cómo salió el pueblo de Dios de Egipto y para qué salieron de allí.

Éxodo 5:1 Después Moisés y Aarón entraron a la presencia de Faraón y le dijeron: Jehová el Dios de Israel dice así: Deja ir a mi pueblo a celebrarme fiesta en el desierto.

El Señor quiere que celebremos, su pueblo tiene que ser un pueblo alegre, que sepa celebrar en grande.

Éxodo 6:8 Y os meteré en la tierra por la cual alcé mi mano jurando que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob; y yo os la daré por heredad. Yo JEHOVÁ.

Quiero que se imagine a Dios, Dios cuando decidió bendecir a su pueblo, se puso de pie en su trono, alzó la mano y dijo: “Juro por mí mismo y pongo al cielo por testigo que a mi pueblo lo bendigo con abundancia y lo multiplico”.  Muchos no han creído que pueden prosperar y que Dios es un Dios que prospera, hemos tenido a Dios como un Dios que hace remiendos, pero Dios es un Dios que todo lo puede, creador del cielo y la tierra, que gobierna, que es Señor de Señores,  él no hace remiendos.

Éxodo 6:9 De esta manera habló Moisés a los hijos de Israel; pero ellos no escuchaban a Moisés a causa de la congoja de espíritu, y de la dura servidumbre.

El espíritu de esclavitud no deja oír las promesas que Dios tiene, cuando estamos acostumbrados a tener una mente de esclavos, de servidumbre, de que nunca vamos a poder salir adelante, que no podemos lograrlo, no importa cuán ungido esté yo, ni Moisés para convencerte de lo contrario, porque tu espíritu está acongojado, por eso cuando el espíritu está acongojado usted no clama por una promesa de Dios sino por un remiendo.  Lo primero que hizo el Señor fue renovar el espíritu, ¿o acaso no hemos leído que no tenemos un espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio?

Muéstrame tu dominio propio y yo te muestro cuán libre eres de verdad, porque la señal de que soy libre es que no me domina nada ni nadie, yo domino, no me domina el cigarro, el alcohol, las drogas. etc., sino yo domino.

¿Cómo iba a quitarle la congoja al pueblo?  si el pueblo seguía con congoja no iba a escuchar la promesa de Dios y a causa de eso no iban a llegar a la Tierra Prometida, entonces para quitarles el espíritu entristecido, de esclavitud, les dice al pueblo que lo primero que quiere que hagan es que salgan a celebrarle, que hagan una fiesta en el desierto, no en Egipto, ¿por qué en el desierto? para que comprendan que no es el lugar sino la compañía, tienen que celebrar al Señor donde quiera que estemos, tenemos que celebrar nuestra libertad.  Los puso a celebrar sin ser libres todavía porque en Cristo Jesús uno debe aprender a celebrar anticipadamente la libertad que el Señor nos está dando, uno debe celebrar la sanidad no cuando el doctor te dice: “Estás sano”, sino cuando uno lee “Por su llaga fuimos curados”, uno no celebra su prosperidad cuando recibe el cheque, uno celebra la prosperidad cuando lee en las Escrituras que por su pobreza nosotros fuimos enriquecidos”.  Uno celebra anticipadamente lo que va a pasar.

Éxodo 15:1 Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico  a Jehová, y dijeron:

Éxodo 15:20-21 Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. 21 Y María les respondía: Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido;  Ha echado en el mar al caballo y al jinete.

María se puso a celebrar la libertad y no la esclavitud, usted debe aprender a expresar más su alegría, ¿Qué persona que es libre vive triste?

1 Samuel 1:17-18 Elí respondió y dijo: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho.   18 Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comió, y no estuvo más triste.

Ella no estaba embarazada, pero tenía la palabra, tenemos que alegrarnos en la palabra, nadie ve una promesa cumplida si no celebra la promesa cuando la recibe. Se celebra el día que se recibe la promesa para ver la promesa cumplirse un día.

Lucas 15:22-24 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.  23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse

Tire el espíritu de religiosidad por un lado, sólo sirve para aparentar lo que uno no es, ser cristiano no es ser religioso, es nacer de nuevo, tu espíritu estaba muerto, ibas al infierno eternamente y la sangre del hijo de Dios te redimió, te salvó, estabas muerto y ahora estás vivo, tu espíritu no hablaba con Dios y ahora se comunica con él, no entendías escrituras y hoy tienes revelación de las mismas ¿Cómo no vamos a estar alegres y gozososí

Lucas 15:32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

Cada vez que una persona recibe a Jesús, Él hace una fiesta, en el cielo hay gozo por un pecador que se arrepiente, cada vez que uno de ustedes recibe a Jesús allá arriba en el cielo hay fiesta, cada minuto que pasa en el mundo alguien le está entregando su vida a Jesús, si en el cielo hay fiesta, que haya fiesta aquí abajo también.

Lucas 1:46-47 Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; 47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.

María la madre de Jesús cuando supo que el Salvador iba a nacer, y su espíritu se regocijó, ningún espíritu angustiado oye promesas de Dios, ni le cree por algo grande, sólo está viendo cómo Dios lo saca de algún problema.

Hay que dejar de orar a Dios para que nos saque de problemas, hay que empezar a orar a Dios para que sus promesas se cumplan en nuestras vidas. Dios prometió darte abundancia.

Éxodo 5:2-3 Y Faraón respondió: ¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? Yo no conozco a Jehová, ni tampoco dejaré ir a Israel. 3 Y ellos dijeron: El Dios de los hebreos nos ha encontrado; iremos, pues, ahora, camino de tres días por el desierto, y ofreceremos sacrificios a Jehová nuestro Dios, para que no venga sobre nosotros con peste o con espada.

Ustedes se sienten mal porque el mundo critica lo que usted cree, mientras no tengan el Espíritu Santo quiénes son ellos para escuchar la voz que usted si puede, no trate de darle explicaciones a los que no tienen el Espíritu de Dios porque no lo van a entender, cuando a usted lo ven ofrendar y diezmar lo critican porque no saben por qué lo hacemos no saben que para nosotros es un honor traer esos presentes delante de nuestro Señor.

Nadie iba a ir a la conquistar la Tierra Prometida, llena de gigantes con un espíritu de ladrillero, no es que hacer ladrillos sea malo o construir, pero ellos hacían ladrillos como esclavos, era una tarea de esclavitud, no algo que ellos pudieran cobrar y prosperar a través de eso, Dios le dijo salgan a celebrarme y a ofrecerme, debemos ofrecer y celebrar, Dios pidió que le ofrecieran porque la mente de ellos era de esclavos y pensaban que no tenían nada que ofrecer, habían pasado la vida pidiendo y cuando tienes una vida pidiendo te cuesta creer que puedes ofrecer algo, los que prosperan son los que tienen algo que ofrecer, no los que tienen que pedir.

Usted tiene que levantar su capacidad de oferta para tener una mayor capacidad de demanda.

Lo más poderoso que una ofrenda hace en ti es en tu mente, convirtiendola en una mente que busca algo que ofrecer, antes de pedir.

Cuando busques un trabajo, antes de preguntar ¿Cuánto voy a ganar?, preguntate, ¿Qué tengo para ofrecer?.  No abras  un negocio hasta que tengas claro lo que vas a ofrecer.  Cuando vas a tu iglesia, no te preguntes tan solo ¿Qué tiene Dios para mi hoy? sino ¿Qué tengo yo para Él?

Dios te formará como un ofertante más que demandante y un conquistador en lugar de un esclavo.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 Compartir
Comparte1
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte