Golpe al corazón financiero – Lehman Brothers

 

El 15 de septiembre quebró Lehman Brothers, y Merrill Lynch fue comprado por Bank of America, dos hechos que podrían marcar un antes y un después en un escenario que tenía a EEUU como el centro del mundo financiero.

 

 “Es el fin del mundo como lo conocemos, pero me siento bien”. Michael Power director de estrategias de inversión de la firma sudafricana de manejo de activos INVESTEC, cita a la famosa canción de REM para graficar el cambio tectónico que están experimentando los mercados financieros mundiales.

 

¿Cómo describiría la situación que estamos viendo?

 

Schumpeter alguna vez dijo que el proceso capitalista es uno de destrucción creativa. A veces me parece que la creación está en control, y a veces que la destrucción está en control de la situación. En esencia, los dos procesos van de la mano. Lo que estamos viendo ahora es más destrucción en el mundo que conocemos y en la que nos enfocamos, que creación. El problema es que nos estamos concentrando en el mundo que conocemos y no en el mundo como un todo. Creo que es el fin del mundo que conocemos, pero no de todo el mundo, porque hay otro mundo allá afuera que corre en paralelo y ése es el mundo de Asia. Lo que está ocurriendo es el proceso de desplazamiento de Estados Unidos como centro del mundo financiero.

 

En momentos como estos este proceso no es fácil de ver y eso explica el pánico generalizado, pero las primeras señales de que China está desplazando a Estados Unidos como centro de la economía mundial real son evidentes. Estados Unidos tiene al 5% de la población mundial, produce el 22% del PIB pero requiere el 66% de los ahorros móviles del mundo para ello. Pero los grandes ahorristas del mundo, los fondos soberanos entre ellos, están ahora pensando: “¿Por qué debemos enviar dos tercios de los ahorros del mundo al 5% de la población para que puedan gozar de su actual estilo de vida?”

 

Creo que esta tensión y las preguntas que muchos se están haciendo están detrás de la turbulencia que estamos presenciando. Porque las respuestas a estos temas no están acordes al mundo que conocemos y a futuro tendrán que ajustarse al mundo al cual nos estamos dirigiendo y que no conocemos tan bien.

 

¿Cree que Estados Unidos en cierta forma se merece lo que le está pasando?

 

Odio usar ese tipo de expresiones, pero cuando tienes una situación en la cual el promedio de ahorro por persona es el -1% de sus ingresos, y lo comparas con China, que tiene un ahorro promedio del 45% de sus ingresos por persona, te das cuenta que estaban funcionando de forma bastante ajustada. La creencia es que en Estados Unidos el hogar promedio tiene 11 tarjetas de crédito. Se han dado un estilo de vida de lujo basado en el crédito, pero infelizmente el sistema que crea el crédito es el bancario y éste está dañado y descapitalizado y tomará varios años para que esta situación se corrija.

En cambio en China, que para el 2006 era la sexta mayor economía del mundo, para fines del próximo será la segunda mayor economía, sobrepasando al Reino Unido, Alemania, Japón y Francia. Es una economía que está en una racha positiva: Estados Unidos está calculando undéficit de cuenta corriente del 6% del PIB, China probablemente reporte un superávit del 6%; Estados Unidos tiene un déficit fiscal del 4% del PIB, China un superávit fiscal del 2%; Estados Unidos prácticamente no tiene reservas internacionales, salvo quizás el oro en Fort Knox, China está sentada sobre reservas de US$ 2 billones.

 

¿Y la posibilidad de una desaceleración en China después de este fuerte crecimiento?

 

Vamos a ver una desaceleración pero a la vez veremos un cambio en el patrón de crecimiento de China. Porque este país pronto va a descubrir el mayor mercado emergente inexplorado del mundo: a sí misma. Su crecimiento a futuro va a estar cada vez menos impulsado por las exportaciones y cada vez más por la demanda interna. Tiene una enorme capacidad para seguir creciendo simplemente pidiendo a su población que ahorre menos y consuma más. Un ejemplo es lo que se ve en la industria de los automóviles. El 85% de la producción de automóviles de China ya no se destina a exportaciones, sino al consumo interno. Y además no es menor que una gran parte de estos autos se venden al contado y no a crédito, y a gente que nunca antes poseyó un automóvil.

Eduardo Thomson

www.americaeconomica.com

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Esto fue un complot evidentemente , una conspiracion ardua
    y sofisticada hASTA un nino se daria cuenta.
    Quieren hacer quedar mal a la administracion Bush.
    y que la gente vote por el musulman

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte