NO DEJÓ NINGUNA NOTA por el Hermano Pablo

NO DEJÓ NINGUNA NOTA
por el Hermano Pablo

El joven, de sólo veintiún años de edad, se sentó en el cordón de la vereda y vació en su mano el contenido de sus bolsillos. Era poca cosa: un dólar con veinticinco centavos. Largo rato acarició las monedas que tenía en la mano, aunque eran ya las dos y cuarto de la mañana.

Por fin se fue a una gasolinera cercana y le dijo al empleado: «Deme todo esto de gasolina.» Era suficiente dinero para llenar el bidón que traía, así que el empleado le echó gasolina. Acto seguido, el joven, casi sin moverse del lugar, se roció encima todo el combustible, encendió un fósforo y se prendió fuego.

Robert James Binckley se inmoló a sí mismo en esa madrugada. No dejó ninguna nota escrita. No dio ninguna razón. No mostró ningún síntoma de nada. No manifestó nada extraño. Simplemente se prendió fuego.

¿Por qué se suicidó ese joven, que vivía en Anaheim, California, ciudadano del país más rico de la tierra, más avanzado tecnológicamente y más lleno de atractivos y diversionesí ¡En su propia ciudad de Anaheim se encuentra el célebre parque de diversiones de Disneylandia!

¿Será que Robert fue un Romeo enamorado, a quien su Julieta le pisoteó el corazón? ¿Será que como joven estudiante, destrozado por las drogas, cayó en una depresión profunda? ¿Será que llevaba en su conciencia una carga que se le hizo insoportable? ¿Será que sufría alguna enfermedad incurable, cuya prognosis fue incapaz de encarar? ¿O habrá sido él un poeta o un filósofo, a quien la fealdad de la vida le atormentó el alma, y no veía ya razón para seguir viviendo?

Lo cierto es que no sabemos por qué se inmoló en una pira de fuego Robert James Binckley, de apenas veintiún años de edad. Pero sí sabemos que si Binckley hubiera tenido fe en Dios, no se habría suicidado. Es más, si Cristo hubiera sido su Señor y Maestro, no habría permitido que las circunstancias de la vida lo llevaran a ese extremo. Al contrario, habría clamado a Jesucristo, el gran Pastor del rebaño, y habría echado sobre Él su carga.

Cuando recibimos a Jesucristo como Señor y Salvador, se disipan las nubes de la depresión, se esfuman los pensamientos negativos, desaparecen las negras desesperaciones, y una profunda calma invade todo nuestro ser. Jesucristo tiene vida en abundancia para todos los que la queremos y se la pidamos. Sólo tenemos que buscarlo a Él. En cierta ocasión Cristo dijo: «Al que a mí viene, no lo rechazo» (Juan 6:37). Esa es la promesa de Dios para nosotros.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. hermano pablo tengo una culpa muy grande que me causa tanto dolor porque yo siendo un lider tube relaciones sexuales fuera del matrimonio con la chica que quiero y me siento muy mal y mi pastor me prohibio que yo salga con la chica que yo quiero pero por el amor que le tenia yo no me aleje su madre me trataba muy bien me acepto como enamorado de su hija al comienzo pero despues cambio sus pensamientos y me conmenso a ver mal pero yo nunca quise que se ponga asi sino que mi enamorada abia terminado con un emanorado mundano que conocio antes de ser cristiana y el queria volver con ella y le asia ver a su madre que el la amaba mucho pero cada vez que se encontraba con mi emanorada este joven la maltrataba y le reclamaba por que salia conmigo y todo eso nos hiso tener nuestra relacion en secreto pero y por esa causa de su madre tube problemas en verme con ella y nos vimos a escondidas yo salia con mi enamorada a escondidas y me sentia mal pero un dia su mama de mi enamorada descubrio que yo seguia viendome con ella y le conto a mi pastor y me sentia mal porque defraude ami pastor y ami familia que confiaba en mi nunca tube actitudes malas pero fui arrastrado al deseo de poder estar juntos porel amor que nos teniamos pero yo sabiendo lo que hacia me deje llevar y tubimos relaciones y me senti que todo lo que yo guardaba se perdia en un momento ella tambien estaba muy mal por eso hemos dejado de vernos hasta que todo en nuestra vida cristiana se fortalesca pero esa noche que estubimos juntos le pedimos perdon a DIOS pero no puedo dejar de pensar toda mi culpa y tengo mucho dolor y necesitaba una palabra que me ayude a poder salir de esta deprecion que sufrimos los 2 pero mi deseo es casarme con ella le pido su consejo espero que me aya podido entender pero solo le dire que necesito una palabra que me ayude a salir de este dolor que no me ayuda a hacer nada y solo busco llorar y pedir perdon a DIOS cada ves que amanece y me despierto con ese dolor pero tambien una de las razones que no nos dejaban estar juntos era por nuestras yo tengo 28 y ella 19 pero nos amamos y no quiero qe ella se vaya de mi pero y dejo todo en las manos de Dios lo que quiero es cumplir en alejarme para que todo se calme y nuestras vidas se fortalescan una vez mas ayudeme hermano necesito su consejo x favor

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 Compartir
Comparte1
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte