Rotación Traslación Cristiana

 

Rotación Traslación Cristiana

 

Marcos  10,43 “Pero no será así entre ustedes. Por el contrario, el que quiera ser el más importante debe hacerse el servidor  de todos.”

 

 

En la escuela estaba un grupo de niños pasando clase de Religión. El profesor pregunta a los alumnos:- ¿Quién me puede decir cuántos y cuáles son los evangelios que están en la  Biblia? Al instante el niño más aplicado de la clase responde: – ¡Yo se, yo se!, son cinco  los evangelios profesor. ¿Cómo? Pregunta  asombrado el maestro, yo conozco sólo cuatro ¿Cuál es el otro? Entonces Tavito, responde con firmeza: -Son cinco  Profesor,  El Evangelio según San Mateo, el Evangelio según San Marcos, el Evangelio según San Lucas, el evangelio según San Juan, y el Evangelio según “SAN YO”.

 

Jesucristo  nos habla   en varias ocasiones acerca de amar y servir al prójimo.

Los evangelios nos hablan de  servir al prójimo, compartir y ayudar a los demás, también nos recalca con cariño que debemos tener compasión y misericordia con nuestros hermanos.  Servir a los demás, dar a los demás, ¡eso es cosa de tontos,  no va conmigo!  Pensamos  muchos de nosotros.

 

 Los  cuatro  evangelios que están en la Biblia no se adecuan a nuestra manera de vivir, por ello, hemos escrito otro evangelio, una  forma de vivir adaptada para nosotros. Vivir sólo pensando en nuestro bienestar,  vivir con egoísmo nos ha hecho escribir el evangelio que no esta en la Biblia, pero que sí está en nuestros hechos y acciones.  Por eso una infinidad de personas escriben el evangelio según “San Yo”.

 

Uno de los mayores problemas que hay en la iglesia y en las familias es el  Egoísmo,   ¡cuánta falta hace cumplir el mandamiento del Señor  que  hay que servir a los demás   dar antes que recibir!

 

 Los medios de comunicación  por medio de la publicidad nos bombardean a cada rato y nos hacen creer que la mayor satisfacción es adquirir  bienes materiales, nos enseñan a vivir para nosotros y con ello nos convertimos en personas egoístas. Cada uno piensa en cultivar y escribir con su vida el evangelio según “San Yo.

 

¿Sabía usted que la  Tierra tiene dos movimientos básicosí  Uno es el movimiento de Rotación, es el que hace sobre su propio eje, la tierra gira sobre si misma,  este movimiento lo realiza en 24 horas, es   lo que denominamos el día y la noche.  El otro movimiento es el de traslación,  la tierra tarda 365 días o un año en completar su orbita alrededor del sol.

 

Pero ¿qué tiene que ver esto de los movimientos de la tierra con nosotrosí, se preguntará usted en este momento. Los movimientos de la tierra se asemeja mucho a nuestra manera de vivir, Así como la tierra gira todos los días alrededor de su propio eje, las personas egoístas, los que viven según “San Yo”, también efectúan esta acción,  la vida de muchos transcurre alrededor de si mismos, todo tiene que ser para ellos, y exigen que los demás se sometan y vivan según sus movimientos

.

 Lo mismo ocurre los 364 días del año, seguimos  pensando  en nosotros mismos. Pero pareciera que  no somos tan egoístas,  hay un día al año que dejamos de pensar en nosotros y ayudamos al prójimo.  Una vez por año, nosotros trasladamos algunas cosas que ya están rotas, ropa y cosas que ya no sirven, las trasladamos de nuestra casa  a algún orfanato. Trasladamos las cosas que no nos sirven, todavía decimos con la frente bien alto, -voy a regalar estas cosas-  y queremos que todos nos vean cuando lo estamos haciendo. Realizamos esto  por lo general cuando se acerca o llega la Navidad. Después volvemos a nuestro habitual movimiento de rotación, vivimos damos vueltas y vivimos sólo para nosotros 

 

Usted que lee esta reflexión – ¿cuántos díasí, ¿cuántas horas y momentos del año  vive para sí mismo, para alimentar su persona, aumentar sus bienesí,  ¿cuánto tiempo vive según “San Yo”?  ¿Cuánto tiempo dedica en ayudar y servir a su prójimo?,  ¿Cuántos días del año pone en práctica el verbo dará ¿Cuánto de su vida, de su tiempo regala a los demásí  

 

Quiero aclarar que esto de ayudar al prójimo no solamente podemos hacerlo con dinero y cosas materiales también se refiere al tiempo que dedicamos en apoyar a los demás, ¿Cuánta alegría Cristiana transmite a los otrosí,  ¿Cuánto de esperanza, fe, amor regala  y transmite a los hermano cercanos y lejanosí 

 

  No vivamos el evangelio según San Yo, aprendamos a vivir según el evangelio de Dios. Ese evangelio que  es vivir para  DAR  antes que vivir para recibir. ¿Por que debemos hacer todo esto?  Porque el Señor nos lo enseñó así en  Hechos 20,35  “Hay mayor felicidad  en dar que en recibir”. Marcos  10,43 “Pero no será así entre ustedes. Por el contrario, el que quiera ser el más importante debe hacerse el servidor  de todos.”

Autor: Adhemar Cuellar

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte