Home / Devocionales para Mujeres / Temperamentos : El Colerico y el Sanguineo

Temperamentos : El Colerico y el Sanguineo

 

Temperamento Colerico y Sanguineo – Sonia Luna
Los coléricos pueden también ser hombres y mujeres de fe. Sin embargo, son personas tan visionarias y tan lanzadas a sus objetivos y con un sentimiento tan grande de auto confianza, que en ocasiones es difícil discernir si lo que tienen es una gran fe en Dios o en sí mismos..

 

El COLERICO 

El Estudio Bíblico

El éxito de tu vida espiritual depende de la eficacia de tu estudio bíblico personal, no de tu temperamento. Sin embargo, tu temperamento influenciará tus hábitos de estudio bíblico con tanta seguridad como influencia tus hábitos de comer físicamente.

Los coléricos como regla general, son personas disciplinadas, pero el problema que tienen es que raras veces ven su necesidad de un estudio bíblico personal. La actitud que tienen es :”Voy a la iglesia a oír la Palabra de Dios, pero la Biblia es un libro antiguo y tengo tantas cosas importantes acerca de las que pensar que no tiene tanta importancia para mí”. Esta puede ser la razón de que tantos coléricos sean espiritualmente superficiales y de que no experimenten crecimiento espiritual. Pueden ver lo importante que es para otros, pero creen que no lo es para ellos. E incluso cuando son conscientes de la necesidad de estar constantemente y a diario sumergidos en la Palabra, pueden hallar verdades que aplicar a otros y no a sí mismos. Sin embargo, una vez que se quedan convencidos de que sin Dios su vida carece de razón, pueden empezar a desarrollar hábitos espirituales eficaces.

La vida de Oración

La oración es esencial para la vida espiritual del cristiano, tanto como la respiración lo es para su vida física. Todos los cristianos oran. La manera en que oran, sin embargo, es casi tan variada como las personas. Hay dos cosas esenciales que tienen una pronunciada influencia en tu vida personal de oración: 1) tu instrucción por la Palabra de Dios y por tus líderes espirituales, y 2) tu temperamento, que influencia en todo lo que hacemos. No es el único factor, pero probablemente es el más importante.

Los coléricos son la actividad personificada. Al igual que Marta, preferirían pasar el tiempo sirviendo al Señor más que hablar con El. Su espíritu de autosuficiencia tiene una tendencia a limitar lo que tratan con Dios. Si pueden resolver qué hacer acerca de una situación determinada, preferirán hacerlo antes que hablar acerca de eso con su Padre Celestial. Sólo dejan las cosas grandes, esto es, los proyectos o temas acerca de los que no saben como actuar, para orar acerca de ellos. Una vez que un cristiano aprende en la escuela de los duros golpes (y esto es por lo general lo que se precisa) que tiene que encomendar todo sus caminos al Señor, desarrolla el hábito de orar mientras está haciendo alguna u otra cosa. El conducir, hacer deportes, trabajar o cualquier cosa que no requiera concentración le es una oportunidad para orar. Pablo debe haber orado de esta manera; al ir de ciudad en ciudad debe haber orado sin cesar. Uno de los enemigos de la vida de oración del colérico es su mente extremadamente activa. Tan pronto como empieza su tiempo de oración piensa en algo que se tiene que hacer. La mejor manera que he encontrado para resolver este problema es tener un cuaderno de notas al lado de tu silla o lugar donde oras y anotar cada idea que te venga a la mente mientras oras, a fin de que puedas volver de inmediato a la oración. Es la mejor manera de mantener la concentración en oración.

El vivir por Fe

Dios no hace acepción de personas. ¿Por qué parece que Dios usa a unas personas más que a otras? ¿Por qué Dios utiliza a algunas personas muy ordinarias más que a algunas de las que poseen más talento e inteligencia? Esto no significa que Dios no use a personas dotadas. El Apóstol Pablo era evidentemente una persona dotada y con la mejor educación disponible en aquellos tiempos, y Dios lo utilizo poderosamente. Pero también utilizo a Pedro, a Jacobo y a Juan, que eran personas ordinarias y “sin letras”. Lo único que hace que un cristiano sea más que otro no es la apariencia, ni el cerebro, ni el talento ni tan siquiera la oportunidad: es la fe. ¿Cuál es el común denominador? Es la Fe. 2 Crónicas 16:9 dice que los “ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él”. En este contexto, lo “perfecto” que Dios tiene en mente es la fe. La mirada de Dios está continuamente activa sobra esta tierra, buscando a los hombres y a las mujeres de fe.

Los coléricos pueden también ser hombres y mujeres de fe. Sin embargo, son personas tan visionarias y tan lanzadas a sus objetivos y con un sentimiento tan grande de auto confianza, que en ocasiones es difícil discernir si lo que tienen es una gran fe en Dios o en sí mismos.. si llegan a una verdadera fe en el Dios viviente y a creer que El realmente está obrando en el día de hoy, no le es difícil por lo general aceptar la Palabra de Dios y aceptar para sí mismo las promesas de Dios. Por lo general no se ve perturbado por dudas teóricas ni por auto críticas. En consecuencia, está dispuesto a aventurarse en un nuevo proyecto y a esperar que Dios proveerá. Una vez que ha probado la fidelidad de Dios al aventurarse con éxito en el primer paso, está listo para un segundo paso de fe. Y sus pasos tienden a hacerse más y más grandes. No parece haber límites a su visión si persiste en la Palabra y camina con Dios. Muchas de las organizaciones cristianas, sociedades misioneras e instituciones educativas cristianas fueron fundadas por coléricos o coléricos sanguíneos que, como Pablo, creían a Dios.

EL SANGUINEO

Los sanguíneos son personas espontáneas e indisciplinadas que realmente tienen que esforzarse para poder ser constantes en cualquier cosa. Esto ciertamente incluye su estudio personal de la Palabra. Son tan rápidos en ver su importancia como cualquier otro temperamento, pero su problema reside en llevar a cabo de una manera regular aquello que saben que es importante. Son tan susceptibles a los estímulos externos y tan interesados en todo, que les es fácil dejarlo a un lado en busca de otras cosas. Y, mucho más que con los demás, la televisión puede ser el esclavizador del sanguíneo para perjuicio de su vida espiritual. El señor y la señora Sanguíneo son los que más que nade tienen que aplicarse la norma que puede transformar su vida espiritual: ”No Biblia… no desayuno”. Esto es, deberían asumir esta norma: “Si no tengo tiempo para leer la Palabra de Dios un día determinado, no me tomaré el tiempo de tomarme el desayuno. Si mantiene este compromiso, pronto desarrollará una vida devocional coherente.

La vida de Oración

La oración es esencial para la vida espiritual del cristiano, tanto como la respiración lo es para su vida física. Todos los cristianos oran. La manera en que oran, sin embargo, es casi tan variada como las personas. Hay dos cosas esenciales que tienen una pronunciada influencia en tu vida personal de oración: 1) tu instrucción por la Palabra de Dios y por tus líderes espirituales, y 2) tu temperamento, que influencia en todo lo que hacemos. No es el único factor, pero probablemente es el más importante.

Los sanguíneos son rápidos, impredecibles y espontáneos acerca de todo, ¿Y por qué no es su vida de oración? Chispeante es el tipo que se levanta con los pájaros, y feliz, por lo que probablemente alaba al Señor por la mañana. Quizás incluso lo haga durante su ducha matutina. Por lo general, no le van mucho las listas o registros de oración, pero su versículo favorito es “Orad sin cesar”. Para él, esto significa que no tiene que apartar un tiempo específico para la oración. Se dirige a Dios (y a las personas) siempre que se siente con deseos de eso y acerca de cualquier cosa que le venga en mente. Un sanguíneo me dijo: “Me siento culpable cuando prometo orar por alguien, y luego me olvido. Así que ahora oro instantáneamente en mi corazón, tan pronto como piden lugar en mis oraciones: Señor, bendice a esta persona”. Probablemente esto sea mejor que nada, pero no es mucho. A no ser que sean retados de una manera especial, bien por el mismo Dios, bien por algún amigo que tenga una gran influencia sobre ellos, tienen por lo general una vida de oración más bien superficial. No les va demasiado la soledad ni la contemplación; por eso, prefieren pasar el tiempo con la gente que largos ratos con Dios.

El vivir por Fe

Dios no hace acepción de personas. ¿Por qué parece que Dios usa a unas personas más que a otras? ¿Por qué Dios utiliza a algunas personas muy ordinarias más que a algunas de las que poseen más talento e inteligencia? Esto no significa que Dios no use a personas dotadas. El Apóstol Pablo era evidentemente una persona dotada y con la mejor educación disponible en aquellos tiempos, y Dios lo utilizo poderosamente. Pero también utilizo a Pedro, a Jacobo y a Juan, que eran personas ordinarias y “sin letras”. Lo único que hace que un cristiano sea más que otro no es la apariencia, ni el cerebro, ni el talento ni tan siquiera la oportunidad: es la fe. ¿Cuál es el común denominador? Es la Fe. 2 Crónicas 16:9 dice que los “ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él”. En este contexto, lo “perfecto” que Dios tiene en mente es la fe. La mirada de Dios está continuamente activa sobra esta tierra, buscando a los hombres y a las mujeres de fe.

Los sanguíneos son los más prontos a dar un paso de fe si están espiritualmente motivados. Pero también son los más rápidos en todo. Aventureros por naturaleza, no les es difícil, especialmente en su juventud, emprender nuevas aventuras o proyectos con gran arrojo. Y, cosa sorprendente, Dios provee sus necesidades y de una u otra manera bendice lo que les parece a otros un gesto aventurado, si el corazón de ellos es recto. No propensos a pensamientos complejos, les es por lo general fácil creer a Dios y dar un paso de Fe. Cuando se trata de ganar almas, el sanguíneo es el que lo tiene más fácil. Le gusta la gente, pocas veces se siente intimidado por nadie, y si está motivado espiritualmente estará bien dispuesto a compartir su fe. El éxito en ganar almas alienta su fe, y encuentra más fácil hacerlo la siguiente vez, hasta que alguien le hace una pregunta teológica en la que no ha pensado. A los sanguíneos les es más fácil que a nadie creer la Palabra de Dios y actuar en base de ella, al menos a corto plazo. Sin Embargo, la constancia no es uno de sus dones.

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Bendiciones: Quiero agradecerles por los temas q ustedes me envian en lo personal nos hemos fortalecido en el ambito de servicio en la Iglesia y les quiero pedir de favor de solicitar temas sobre los temperamentos

  2. Gracias estos datos
    que El SEÑOR LES BENDIGA .
    Quisiera pedirles otro favor si me pueden enviar información sobre los temperamentos MELANCOLICOS Y FLEMATICOS.
    Agradecido por vuestra respuesta.
    Bendiciones.
    Rubén Daniel Pérez

  3. gracias por los datos que me enviaron sobre los otros temperamentos.
    que nuestro SEÑOR LES BENDIGA hoy y siempre.
    bueno y por todos los mensajes , que ganas de conocerlos a todos ustedes, me imagino que son varios en su equipo.
    quisiera pedirles otro favor creen que me puedan enviar información sobre los temperamentos MELANCOLICOS Y FLEMATICOS.
    Se los agradezco de todo corazón.
    bendiciones.
    Maria Alejandra.

Deja un comentario queremos saber tu opinión