¿Tentado a caer en pecado?!Es hora de huir!

 

         Si lo quieres, podemos ir a otro lugar, juntos y bueno, que pase lo que pase…–dijo la mujer acompañando sus palabras con una sonrisa picaresca que abría las puertas a cualquier posibilidad.

         Roberto pensó inmediatamente en su esposa. Estaría en casa. Tal vez preparando el estudio bíblico para la reunión del viernes siguiente. Y los dos hijitos, Paola y Sergio, jugando en el patio de la casa. Ajenos a la situación que estaba experimentando. ¿Y qué decir de la congregación? Setenta hombres y mujeres que dos veces por semana lo escuchaban expectantes mientras predicaba del amor de Cristo Jesús.

         –¿Qué piensas?—le preguntó Laura.–¿Qué? Como mínimo pensando en tu familia, que debes irte; en fin, es cosa tuya. Te lo pierdes–.

         Recordó el día que ella llegó a la congregación. Un domingo. Una mañana muy alegre en que los rayos del sol se filtraban inquietos por los resquicios de las ventanas con vidrios de colores. Se sentó en la última fila de sillas. Lloraba. Al término del servicio una ujier lo llamó. “Creo que esta señora necesita un consejo. Ayúdela pastor”.

         La atendió allí mismo. Delante de quienes aún quedaban en el templo. Le habló de su hogar desecho, junto a un marido que no le prestaba la más mínima atención. “Estoy desesperada, pastor”, le dijo con el rostro desencajado por la angustia.

         Y ahí estaban. Discutiendo si se iban a un motel. En la mente del pastor batallaban dos inclinaciones. Una, vivir la experiencia con esa mujer que resultaba muy atractiva; la otra, huir. Desechar todo contacto. ¿Y qué si no volvía a tener una “oportunidad” así? Realmente no sabía qué pensar.

         Finalmente se levantó. “No quiero que volvamos a encontrarnos. Creo que vas a la iglesia no por buscar a Jesucristo, sino para traer problemas”, le aseguró con determinación.

         ¿Te da miedo?—le retó ella.

Miedo no, sino que tengo una familia y un ministerio que valen mucho y a los cuales no voy a perder por cinco minutos de placer–, y dio media vuelta. Se alejó con pasos presurosos. Ella se quedó mirándolo, furibunda, mientras que en voz baja profería toda clase de improperios…

         Piénselo antes de dar un mal paso

         Satanás es muy hábil. Nos pone tropiezo. Quiere llevarnos a la perdición. Puede que no tengamos el físico de actor de televisión ni la voz de locutor de radio. Vendrá a nosotros disfrazado de oveja, con etiqueta de mujer o de hombre galante, dependiendo de si es un líder o una líder a quien piensa llevar al abismo.

         Es probable que se sienta poderosamente atraído al pecado. Quizá lo está pensando. ¡Cuidado! Su vida y ministerio valen mucho. Fueron pagados por la sangre preciosa que vertió el Señor Jesucristo en la cruz. No permita que un rato de placer le lleve a perderlo todo.

         El apóstol Pablo escribió: “Ustedes saben cuáles son las instrucciones que les dimos de parte del Señor Jesús. La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios”(1 Tesalonicenses 4:2-5. Nueva Versión Internacional), sentando las bases sobre la importancia de observar santidad incluso en la vida sexual.

         Conozco pastores, obreros y líderes que se dejaron arrastrar por la pasión y luego, cuando estaban en el suelo, quien les hizo caer en pecado les abandono a su suerte. Y se marchó. Cayeron. Perdieron. Vendieron por un plato de lentejas lo que Dios tenía para ellos.

         Y no olvide, si la atracción al pecado en mucha, fortalézcase en el Señor Jesucristo. Él le concederá la fortaleza para vencer…

Ps. Fernando Alexis Jiménez

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

4 comentarios

  1. Hola. ¿Quién es el autor de esta historia? Pregunto porque me gustaría hacer un cortometraje basándome en esta historia para compartirla en video con otros.

  2. cidia de montes

    hoy en dia es muy valioso que se toquen este tipo de mensajes , que mas bien,. vienen a ser advertencias a nuestras vidas , ya bien diriamos que la santidad que es apartarse para dios se esta volviendo un tema poco escazo entre los cristianos

  3. me encantaron estos rasonmientos sobre la vida de un cristiano. es muy interesante y me alegra tener esta clase de ayuda cuando por ocaciones no saves ni para donde vas. y hai mucha verdad en todo lo escrito. muchas grasias. y que Dios los bendiga mucho.

    les escribo desde santa rosa la pampa.

    P/D: dejan mucha bendicion muchisimas grasias!!!

    S/O/L

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

23 Compartir
Comparte23
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte