El Diezmo En El Nuevo Testamento

El Diezmo en el Nuevo Testamento

Lo que la Biblia enseña- El diezmo en el Nuevo Testamento

Estimado(a) Lector/a:

Los cristianos no estamos obligados a diezmar, pero de las leyes del diezmo podemos extraer principios orientadores para nuestra ofrenda hoy.

¿Debemos los cristianos diezmar? Algunos creen que estamos obligados a hacerlo. Dan testimonio de bendiciones recibidas por diezmar. Algunos de ellos, sobre la base de Malaquías 3:10 (“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa”), enseñan que debemos dar nuestros diezmos específicamente a nuestra iglesia. Sin embargo, otros dicen que la ley del diezmo ha caducado, y los cristianos no estamos obligados a diezmar. ¿Estamos obligados a diezmar? ¿Dios nos bendecirá si diezmamos? ¿Estamos obligados a dar nuestro diezmo a nuestra iglesia? ¿Ha caducado la ley del diezmo? ¿Qué debo estar haciendo yo y mi familia en cuanto al diezmo? Buscaremos respuestas a estas preguntas en la Biblia.

Historia del diezmo en la Biblia

El Diezmo antes de la Ley de Moisés.

Abram dio a Mequisedec, sacerdote del Dios Altísimo, el diezmo de todo el botín obtenido al derrotar a los cuatro reyes invasores (Gn. 14:17-20). Parece ser un acto voluntario. En Bet-el Jacob prometió diezmar todo lo que Jehová le diera en su viaje a Harán (Gn. 28:20-22). Parece ser un acto voluntario, para persuadir a Jehová a cuidarlo y bendecirlo.

El Diezmo según la ley de Moisés.

Los israelitas eran obligados a dar un diezmo de la tierra y del ganado a Jehová (Lv. 27:30-33). Este diezmo era para el sostén de los levitas (Nm. 18:21). Un diezmo se debería gastar en banquetes en el santuario central cada año (Dt. 14:22-23, 26). Un tercer diezmo (o tal vez parte del segundo diezmo) debería darse cada tres años, guardarse en las ciudades y repartirse a los pobres (Dt. 14:28-29). El diezmo se menciona pocas veces más en el Antiguo Testamento:

1. Amós criticó a los israelitas porque diezmaban creyendo que así agradaban a Dios, a la vez que cometían injusticias contra los pobres e indefensos (Amós 4:4).

2. En la reforma de Ezequias los israelitas llevaron el diezmo de la tierra del ganado al templo y lo depositaron allí (2 Crónicas 31:5-6). Se trata del diezmo para los levitas (v. 4).

3. En la reforma de Esdras, los judíos prometieron dar el diezmo de la tierra para el sostén de los levitas (Ne. 10:37), cosa que hicieron por un tiempo (12:47, 13:10, 12).

4. Malaquías acusó a los judíos de robar a Dios en sus diezmos, les instó a traer el diezmo completo al templo de Jerusalén (el único templo de los judíos) y les prometió gran bendición (Malaquías 3:8-10). Se trata del diezmo para los levitas.

5. En tiempos neotestamentarios los escritos rabínicos indican que los judíos daban importancia a por lo menos a los primeros dos diezmos (Lc. 18:12, la oración del fariseo). Jesús reconoció que por lo menos algunos escribas y fariseos diezmaban de todo, y que lo deberían hacer, pero les criticó por creer que eso agradaría a Dios aun cuando dejaban la justicia, la misericordia y la fe (Mt. 23:23; Lc. 11:42).

6. No hay ningún pasaje neotestamentario que inste a diezmar después de la muerte de Cristo. Las únicas referencias al diezmo en Hechos-Apocalipsis se hallan en Hebreos 7:2, 4, 5, 6, 8, 9; no instan a diezmar, sino que argumentan que el sacerdocio de Melquisedec fue superior al sacerdocio levítico, pues Melquisedec recibió diezmos de Abraham y, por lo tanto, también de Leví. El v. 5 indica que los diezmos eran parte de la Ley para Israel.

7. Los cristianos que diezman hoy por lo regular no piensan cómo aplicar todos los aspectos de la ley. Una excepción es la iglesia de Dios Universal: envían un diezmo a las oficinas centrales para ser repartido de allí entre las iglesias y ministros, ahorran un diezmo para un retiro anual de la iglesia en un hotel de lujo y dan el tercer diezmo a los pobres.

¿Están obligados los cristianos a diezmar hoy?

Para los cristianos, y especialmente los cristianos gentiles, los aspectos rituales de la Ley (por ejemplo, circuncisión, días sagrados, dieta, pureza e impureza) han caducado, pero las dimensiones éticas y de actitudes hacia Dios (por ejemplo, temor a Dios, amor al prójimo, 9 de los 10 Mandamientos) siguen teniendo aplicación a nosotros.

Los cristianos no estamos obligados a guardar los detalles específicos de la ley del diezmo: el porcentaje, dónde entregarlo, etc. De las leyes del diezmo podemos derivar principios y consejos que nos pueden orientar hoy, especialmente a la luz de enseñanzas neotestamentarias. Escojamos dos de los siguientes para ponerlos en práctica esta semana:

1. Ofrendemos generosamente, sacrificialmente y con fe (2 Co. 8:1-3).

2. Ofrendemos para sostener a ministros (Fil. 4:15-16; 1 Ti. 5:17-18).

3. Ofrendemos para ayudar a los pobres (1 Ti. 5:3; Jn. 13:17-19).

4. Está bien gastar en banquetes y celebraciones para alabar, agradecer y honrar al Señor.

5. Sería sabio enseñar a nuestros hijos a diezmar para que, cuando sean adultos, decidan si seguirán con esa costumbre u ofrendarán de otra manera.

6. Dios bendice económica y espiritualmente a los que ofrendan generosamente (Lc. 6:38; 2 Co. 9:6-11; Fil. 4:19). Quienes diezman hoy reciben bendición de Dios no por el porcentaje que dan, sino porque ofrendan generosamente.

7. A quienes no diezman, les recomiendo probarlo. A los que ya diezman, les recomiendo probar dando más.

Hable con el Señor acerca de los dos principios o consejos que usted escogió, pidiéndole poder y sabiduría para ponerlos en práctica en las próximas semanas.

Seamos fieles ofrendando generosamente,

Scott Yingling

Director General de ObreroFiel
  
Y uds. que opinan?
Libros Ebooks Cristianos

215 comentarios

  1. Una observación en este estudio “El Diezmo en el Nuevo Testamento” : Hay un error del editor en el numeral 6 “El diezmo según la Ley de Moises” cita por error el libro de “Hchs 7” cuando en realidad se refiere al libro de Hebreos cap. 7 favor revisar y corregir

  2. Me he quedado asombrado la forma en que los dis que cristianos se atacan así mismo es obvio como aman el dinero bien dise la sagrada escritura raíz de todos los males es el amor al dinero

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2K Compartir
Comparte2K
WhatsApp
Tweet13
+119
Pin7
Comparte