Inicio / Articulos Cristianos / Estudios Bíblicos – Porque nos debemos Congregar?

Estudios Bíblicos – Porque nos debemos Congregar?

no_dejando_de_congregarte_importante

 

¿Por qué la necesidad de congregarse?


“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca”. (Hebreos 10:25).

Cuando el anciano Jacob, se juntó con su amado José, allá en Egipto, por el año 1689 a. C. este hombre de Dios ya estaba en sus últimos días, acostado en su lecho; se sentó en la cama con mucho esfuerzo, llamó a sus hijos y profetizó anuncio de Dios para todos ellos. De todas las palabras del longevo Israel nos llama la atención la profecía para Judá: “No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos.” (Gn. 49:10). Al analizar el contexto de este verso podemos concluir que la extraña palabra “Siloh” se refiere al Mesías, es decir, a Cristo Jesús. Las palabras proféticas del moribundo anciano revelan las intenciones del corazón del Creador: que ante Jesucristo se congreguen (reúnan) todos los moradores de la tierra. ¿Qué propósitos tendrá el Señor de que los hombres se congreguen? Por qué el escritor de la carta a los Hebreos aconseja “no dejando de congregarnos”. Esperamos que esta lección sea de provecho a nuestra vida espiritual y arroje luz sobre este tema.

El Tabernáculo de reunión

Antes del peregrinaje del pueblo de Israel por el desierto, en su salida de Egipto, Dios había tratado sólo con dos hombres de todo el pueblo: Moisés y Aarón; en el capítulo 36 del libro de Éxodo, desde del verso 8 se nos describe la construcción del tabernáculo que Jehová había mandado hacer, al cual Dios llama “Tabernáculo de reunión” (Ex. 27:21); el cual estaba en un recinto de 50 metros de largo por 27 metros de ancho, los límites de este recinto estaban recubiertos de cortinas de lino. El tabernáculo, que estaba en el extremo oeste del recinto, era una estructura de madera de 15 por 5 metros dividido en dos partes por un pesado velo: el lugar santo y el lugar santísimo (Ex. 26:15-25); estaba construido de tal manera que podía ser trasladado y reinstalado en cualquier lugar conforme avanzaban por las regiones desérticas.

Hazte dos trompetas de plata; de obra de martillo las harás, las cuales te servirán para convocar la congregación, y para hacer mover los campamentos. Y cuando las tocaren, toda la congregación se reunirá ante ti a la puerta del tabernáculo de reunión.” (Nm. 10:2,3); el tabernáculo de reunión era el lugar que Dios había escogido para “manifestarse” al pueblo de Israel; por eso Dios mandaba que los hijos de Jacob se congregaran y se acercaran a aquel lugar que con tantos detalles mandó construir. Para el pueblo, el tabernáculo representaba la morada de Dios entre su pueblo (Ex. 25:8), el lugar donde Dios le hablaba a todo el pueblo.

¿Para qué se congregaban?

Ya siendo Moisés muy anciano (no podía más salir ni entrar) éste habla a Josué, en presencia de todo Israel, le informa que sería el joven sucesor que entregaría la tierra por herencia a los hijos de Jacob; que Jehová estaría con él, mas Josué debía hacer algo: “Harás congregar al pueblo, varones y mujeres y niños, y tus extranjeros que estuvieren en tus ciudades, para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios, y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley; y los hijos de ellos que no supieron, oigan, y aprendan a temer a Jehová vuestro Dios todos los días que viviereis sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para tomar posesión de ella.” (Dt. 31:12, 13). Es cierto que el patriarca Moisés le está hablando al novicio discípulo de congregar al pueblo, en este caso, en el año de la remisión, en la fiesta de los tabernáculos; pero la enseñanza que queremos señalar aquí aplica en un sentido general y perenne.

En los pasajes presentados en el párrafo anterior podemos notar el propósito de congregar al pueblo; mas antes quisiéramos tomarnos un tiempo señalando quiénes eran los que debían congregarse: Los varones, las mujeres y los niños del pueblo, además, los extranjeros que vivieran entre el pueblo; y en el futuro debían congregarse los hijos de ellos que no supieron, es decir, que todos los que estaban y los que vendrían debían congregarse. ¿No podía Dios tratar con cada uno en forma individual? ¡Sí, pero Él mandó que se congregaran! ¿Para qué congregarse?

Para que oigan, era costumbre en los tiempos bíblicos que el pueblo se reúna en algún lugar, en este caso el tabernáculo, para escuchar lo que Dios quería decirle a través de algún sacerdote o profeta, o simplemente para que se leyera el libro de la ley cuando éste estuvo ya en el pueblo. Además, Dios puso maestros en la iglesia (1 Co. 12:28), para que estos enseñaran al pueblo congregado, para que los hermanos oigan las enseñanzas.

Y aprendan, Los jóvenes tenían que instruirse de los ancianos, los alumnos de los maestros, los hijos de los padres; debían aprender lo que Dios había hecho por su pueblo, las maravillas y la grandeza de aquel que creó los cielos y la tierra.

Y teman a Jehová, he aquí el principio de la sabiduría, todo el pueblo debía tener conciencia del poder de Jehová; todos deben comprender que no hay otro camino de salvación.

Y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley, esta encomienda es la que más tiempo le ocuparía al pueblo, por eso tenía que congregarse con frecuencia, debía tener mucho cuidado en obedecer la Palabra de Dios.

Para ver su poder y su gloria: “Envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel.” (1R. 18:19). La historia es muy conocida, el profeta Elías desafía a 850 profetas de dioses falsos (cuatrocientos cincuenta de Baal más cuatrocientos de Asera), los versos siguientes parecen sugerir que los cuatrocientos profetas de Asera lograron evadir el combate. Lo cierto es que el dios Baal quedó ridiculizado, y sus profetas también y todo Israel pudo ver el poder y la gloria de Jehová de los ejércitos. En Éxodo 40:34- vemos como “. . . una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo. Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba. Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas; pero si la nube no se alzaba, no se movían hasta el día en que ella se alzaba. Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre él, a vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas”.

Para publicar el Nombre de Dios: “Para que publique en Sión el nombre de Jehová, y su alabanza en Jerusalén, cuando los pueblos y los reinos se congreguen en uno para servir a Jehová.” (Sal. 102:21, 22); como podemos ver es importante congregarnos para publicar (anunciar) al pueblo el Nombre de Jehová (su Palabra); notemos que se nos dice que se congreguen para servir a Jehová, el texto sugiere que le podemos servir mejor si tenemos la costumbre de unirnos (congregarnos) para servirle.

Para servir a Dios: “Cuando los pueblos y los reinos se congreguen en uno para servir a Jehová.” (Salmos 102:22); el salmista habla de lo futuro, pero es notorio que se le sirve mejor a Dios cuando los creyentes se reúnen para organizar el servicio, así como lo hacían los levitas para ministrar en el tabernáculo y el templo que construyó Salomón.

Para clamar a Dios: “Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.” (Joel 1:14); el profeta habla Palabra de Dios a los ancianos de Israel y a los moradores de la tierra (v. 1), en tiempos difíciles para todas las naciones de los días del profeta (léase los versos 1 al 13). Había hambre en todas las regiones, los labradores estaban confundidos, la vid estaba seca, y pereció la higuera; había gran escasez y el pueblo sufría penurias. ¿Cuál es la respuesta, a esta situación, que da el profeta Joel: “Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.

Es necesario que comprendamos, pues, la necesidad de congregarnos (reunirnos); pareciera que el Señor desea que nos congreguemos, Jesús dijo: “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 18:19); otra vez os digo, pareciera que el Maestro está recalcando una enseñanza que había dado anteriormente la cual quiere que quede bien clara en sus discípulos. Pareciera que el clamor de muchos conmoviera más el corazón de Dios. Y luego el Maestro concluye: “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” (Mateo 18:20) el Señor desea que nos unamos (congreguemos) para que todos juntos clamemos a Él.

Para pedir fortaleza espiritual: “Y puestos en libertad, vinieron a los suyos… Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.” (Hechos 4:23-31). Todos nosotros conocemos la diferencia entre adoración en nuestros hogares y la adoración cuando estamos congregados, aunque en algunas ocasiones el Señor se ha manifestado en forma especial cuando adoramos solos en nuestros hogares; es bien sabido que si no fuéramos al templo a adorar junto a los santos de Dios, dejaríamos, tarde o temprano, nuestra adoración en el hogar. Es allí, en el templo, donde aparecen los tizones que aunque afligidos, dolidos y quebrados por el dolor, levantan su voz en clamor a Jehová… y de lo alto desciende fuego que enciende el altar; es cuando alguna chispa de aquel fuego nos toca y enciende nuestro tizón que antes estaba apagado. ¡Dios nos manda congregarnos para que nos ministremos los unos a los otros!

La Iglesia

Uno de los significados de la palabra Iglesia (Ek klesia) es congregación; viéndolo desde este concepto, nosotros individualmente no somos iglesia; sí somos templo del Dios viviente (2 Corintios 6:16); es decir, que somos lugar donde habita el Dios viviente; pero para que seamos iglesia es necesario, entre otras cosas, que nos congreguemos cuando las circunstancias lo permitan; si no nos congregamos entonces no somos iglesia; y recordemos que Cristo no viene a buscar a una persona individual, mas bien vendrá por su iglesia, un pueblo que se congrega para alabar y glorificar su nombre. Si algún ser humano, por circunstancias ajenas a su voluntad (enfermedad, guerra, etc.) usted no puede reunirse con los santos para alabar a su Dios, es probable que tengamos una excusa; pero si no tenemos una excusa valida delante del Dios vivo, entonces si no nos congregamos no somos su iglesia. Pido al Señor que se nos permita comprender lo que estamos diciendo en este párrafo. Si no hay reunión o congregación para tratar y andar en los asuntos del Señor no estamos obedeciendo los que dice el Espíritu de Dios en Hebreos 10:25: “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” Y recordemos que no son los oidores sino los hacedores de la Palabra los que serán salvos.

La Iglesia es el Tabernáculo

En el Antiguo Testamento el pueblo se reunía en el Tabernáculo para escuchar la voz de Dios, para ver su poder y su gloria; luego en los días del rey Salomón es sustituido por el templo de Jerusalén (véase el capitulo 6 de 1ra. de Reyes); pero hoy en día no tenemos el templo de Jerusalén para reunirnos, luego esas edificaciones donde van todos los hermanos para alabar se constituye en casa de Dios, puerta del cielo (Génesis 28:17); más aun el apóstol Pablo nos dice: “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” (1 Co. 3:16). Es decir, que en el Nuevo Testamento aquel tabernáculo de reunión pasa a ser la congregación de los santos, es decir, la Iglesia de Cristo.

Razones que nos exigen congregarnos

Podríamos mencionar muchas razones bíblicas de por qué es necesario que nos congreguemos; pero queremos indicar que la razón más poderosa es que Dios lo manda en su Palabra Santa, no importa lo que el ser humano considere sobre este asunto, lo cierto es que Dios demanda que nos reunamos como creyentes: “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis” (Hebreos 10:25); es muy fácil comprender lo que el Señor desea, según este texto: ¡que nos congreguemos! Pero ¿por qué quiere Dios que nos congreguemos? Si observamos el contexto de este pasaje bíblico, especialmente el verso 24 tomado de la versión Popular: “Busquemos la manera de ayudarnos unos a otros a tener más amor y a hacer el bien.” (He. 10:24 Versión Popular), y es después de estas palabras que nos manda a no dejar de congregarnos, es muy importante señalar el texto leído: “Ayudarnos unos a otros”; necesitamos la ayuda de los santos de Dios para poder llegar a la meta final; de otro modo nos seria casi imposible llegar firmes al día grande y temible del Señor. Es importante observar que la traducción del verso 25, en la versión Popular nos dice: “No dejemos de asistir a nuestras reuniones (cultos), como hacen algunos, sino démonos ánimo unos a otros; y tanto más cuanto que vemos que el día del Señor se acerca.” Debemos comprender que usted y yo necesitamos la ayuda espiritual, moral, emocional y material de los hermanos en Cristo; muchas veces hemos estados desanimados y esos hombres y mujeres de Dios nos han traído palabra de vida que ha reconfortado nuestra alma; cuántas veces hemos andado en falta delante de nuestro Señor, y algún hermano nos ha hecho la corrección necesaria. Cuando los tizones se separan poco a poco se van apagando, mas cuando se juntan uno a uno se calentaran, esto es también cierto con respecto a los creyentes, y tanto más cuanto que vemos que el día del Señor se acerca.

Conclusión

Podemos ver las ventajas que obtiene el cristiano cuando se congrega con regularidad, las mismas que se pierde aquel que entiende que no es necesario congregarse en un lugar (llamado templo) para glorificar el nombre de Dios y ser ministrado a través de la adoración y de la Palabra predicada. Invitamos a los hermanos a rechazar esos argumentos del mismo Satanás de que no es necesario ir a la iglesia a todos los cultos para ser salvos; la verdad es muy diferente: “… en los negocios de mi Padre me es necesario estar”; el día en que no andemos en los negocios de nuestro Dios con regularidad, seremos presa fácil del enemigo de las almas, que “como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”.

Acerca de Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

10 comentarios

  1. Pastor Humberto Peñuela Varila

    Hoy Dios te da un nuevo nombre
    Hermanos y hermanas la bendición del Señor sean aquí y ahora para ti en Cristo Jesús.
    Hemos venido reflexionando sobre los sueños, las metas y la visión con que vamos a vivir este 2011 para lograr la bendición plena de Dios. Haz hecho una promesa al Señor. ¿Cuál? Solo tú lo sabes. Quizás, darle un giro a tu vida espiritual, fortalecer los lazos familiares, mejorar las condiciones laborales y económicas, controlar tu temperamento, cambiar tu actitud frente a ti mismo y los demás para comprender que el éxito, la prosperidad y el bienestar es algo que se logra en una comunión y unidad entre tu, Dios y los demás seres humanos. No se cual es tu promesa, pero tienes un compromiso contigo mismo, con Dios y la humanidad y es hora de actuar, de asumir el reto. * Eclesiástico, 5:4 Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.* Si tus promesas son solo fruto de la euforia mundana, del jolgorio de la falacia navideña, entonces se irán perdiendo a media que pasa el tiempo y terminaras siendo un soñador fracasado y desobediente al Señor, anclado en la Mesopotamia espiritual o en el Egipto esclavizador y mundano donde no llegara la bendición del Señor. * Deuteronomio 23:21 Cuando haces voto a Jehová tú Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tú Dios de ti, y sería pecado en ti.*
    Los estudiosos del tema afirman que los fracasados vive solo de ilusiones, que solo el 3% tiene escritas sus metas, el 13% las tienen en la mente y el 84% no tienen metas claras o no las tienen. Y si no sabes para donde vas, terminaras siempre en el sitio equivocado. Fija tus metas, establece una ruta, construye un mapa de tus sueños a fin de tener un punto de referencia para tus acciones en este 2011. *Nehemías 9:38 A causa, pues, de todo esto, nosotros hacemos fiel promesa, y la escribimos, firmada por nuestros príncipes, por nuestros levitas y por nuestros sacerdotes.* Solo en la media en que tengas claro lo que quieres, lo tengas visible, tangible, podrás hacerle un seguimiento y actuar con eficacia y ver los resultados. *Isaías 54:2 Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.*
    Y no te dejes amedrentar por los devoradores de sueños, por los pesimistas hijos del diablo que te dicen que es difícil, o simplemente te recuerdan tu historia de fracaso o logros fallidos, o que sencillamente sacan a relucir tu pasado, recuerda que el Señor ya se olvido de tus errores y pecados, *Isaías 43:25 Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.* Ten en cuenta que eres una persona nueva, Dios te ha hecho nuevo, y hoy te da un nuevo nombre, hoy el Señor te nombrará con nombre de triunfador, nombre de príncipe del Reino de Dios, nombre de ser victorioso, cuya mirada esta puesta en la tierra prometida y Egipto ya no existe ni siquiera en el recuerdo.*Isaías 62:2 Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará.*
    Ahora solo tienes que actuar y te propongo que a manera de devocional en una hoja de papel escribe un propósito diario, define luego algunas acciones o tareas por medio de las cuales pretendes lograr lo que quieres y al final de la tarde, antes de irte a dormir revisa ese compromiso diario contestando las siguientes preguntas: ¿lo logro? Si, no, regularmente. ¿Que dificultades encontró? ¿Que logros o cosas alcanzo? Por escasos que sean. Si haces esto tendrás un diario de tu vida, de tu progreso espiritual y con ese registro podrás darte cuenta de tus logros y dificultades, personales y sociales y mantener un control sobre tu vida. Si mes escribes al correo de la iglesia te podre apoyar con una ficha para que realices esta labor.
    Hermanos y hermas les expreso mis afectos en el Señor de la vida y que el Señor conceda la victoria de tus sueños para este 2011.* 1Samuel 1:17 Elí respondió y dijo: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho.
    Pastor Humberto Peñuela Varila
    Iglesiacristianaderconciliacion@yahoo.es
    57 – 3117602318
    Cali Colombia

  2. Pastor Humberto Peñuela Varila

    Principio 02 El Esfuerzo.
    Isaías 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
    Que el amor, la misericordia y la compasión del señor de la vida acompañe el actuar de cada uno de nosotros para que seamos testigos fieles del amor de Dios.
    El Señor nos ha hecho la promesa que nos dará toda clase de bendiciones, que restaura nuestras vidas, que nos devolverá todo aquello que el devorador nos ha quitado o hemos sido incapaces de tomar por falta de fe, coraje, valentía y decisión. Pero es bueno que cada uno sepa que nada ocurrirá como un acto mágico, que todo tiene su precio, que hay que pasar de los simples deseos a la acción como manera de concretar nuevas realidades para nuestras vidas. * Eclesiastés 11:4 El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará. * Hay que pasar a la acción, recuerda que el Señor proveyó a su pueblo el mana en el desierto, pero el pueblo tuvo que salir a recogerlo. Dios hizo lo suyo y el pueblo al igual que cada uno de nosotros tenemos que poner de nuestra parte. Tu y yo haremos lo, posible, pero el Señor hará lo imposible. * 2 Reyes 3:15 Mas ahora traedme un tañedor. Y mientras el tañedor tocaba, la mano de Jehová vino sobre Eliseo.* Provoca la bendición del Señor, tal como lo hiciera Eliseo, trae el tañedor de la oración, del estudio de la palabra, de la alabanza, de la comunión fraternal con los hermanos y los prójimos, de la fe inquebrantable en su poder salvador, de la conversión y el arrepentimiento sincero y entonces la mano poderosa del Señor se posará sobre ti, tus hijos y tus hijas, esposo o esposa, familia, amigos, tus negocios, tu trabajo y todo lo que tenga que ver con tu vida. Y ya no clamaras al Señor por bendición, sino que estas andarán detrás de ti, te buscaran en una expresión del Señorío del Señor sobre tu vida.
    El esfuerzo, implica valor para enfrentar el miedo, la duda, la incertidumbre,*1 Samuel 17:11 Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.
    El esfuerzo, requiere convicción de que el Señor de la vida nos sustenta, nos fortalece, nos anima, y que en su nombre derribáremos todos aquellos gigantes de duda, de miedo, de baja autoestima, de inseguridad, de recuerdos y heridas del pasado. Y aunque el mundo venga a nosotros con todas sus artimañas, nosotros caminaremos, actuaremos y venceremos en el nombre del dios de la vida. * 1 Samuel 17:45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.*
    El esfuerzo implica ánimo y vigor en nuestras convicciones para superar las palabras y la fe de oídas y avanzar hacia una fe de compromiso real con el Señor. No basta creer en Dios, el mismo diablo cree * Mateo 4:6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán.* Es necesario creerle a Dios, comprometernos con El, con su palabra, con la construcción de su reino, no bastan las palabras es necesario creerlas y superar esa fe fingida de aquellos que creen que dios existe y les cuesta comprometerse con El. *Santiago 2:19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.*
    El esfuerzo implica acción permanente, Mateo 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis. Porque solo en la acción, en el trabajo, en la disciplina constante, entonces los sueños dejaran de ser sueños para ser realidades solidas, y en esta caso sobre la única roca, Cristo Jesús. *Mateo 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.*
    Concluyendo, el esfuerzo, es acción, vitalidad, animo, coraje, valentía en el Señor para que el mundo sepa que nuestra victoria, nuestro éxito, nuestro bienestar, no se basa en los bienes de este mundo, en las artimañas del diablo o sus secuaces, en el poder político, económico o religioso, sino en el espíritu de verdad, justicia y amor. *1Samel 17:47 Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos. *

    Oh amado Señor danos tu espíritu de fortaleza, de animo, de convicción y valor para vivir con un esfuerzo, nuestra fe en ti y con coraje construir tu reino de amor y Justicia en Cristo Jesús. Amen
    Pastor Humberto Peñuela Varila
    iglesiacristianadereconciliacion@yahoo.es
    57 – 3117602318
    Cali Colombia

  3. Pastor Humberto Peñuela Varila

    Planeando con Visión de Dios

    Queridos hermanos y hermanas

    Ayer hablamos de cómo administrar el 2011, como siervos fieles del Señor. Una tarea que solo es posible, si tu y yo tenemos claro nuestras metas, propósitos y objetivos, en fin con una visión clara de que queremos en nuestra vida personal, familiar, laboral, económica, social y espiritual. Es desde allí donde actuamos, nos proyectamos y alcanzamos nuestros logros.* 2 Samuel 7:17 Conforme a todas estas palabras, y conforme a toda esta visión, así habló Natán a David. *
    Dios en su infinita misericordia, nos alimenta, nos motiva, nos inquieta, mantiene viva en nosotros la llama de la pasión por el servicio al reino, el servicio a nuestros prójimos, de ver nuestros hijos e hijas, de ver como se levanta nuestro negocio y como da fruto todo nuestro esfuerzo diario. *Éxodo 3:3 Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. * * Salmo 89:19 Entonces hablaste en visión a tu santo, Y dijiste: He puesto el socorro sobre uno que es poderoso; He exaltado a un escogido de mi pueblo.*
    Querido hermano y hermana, no esperes bendición de Dios, si te falta visión, si hay ausencia de propósitos en tu vida, si escasea en tu diario acontecer, razones para actuar, para levantase cada mañana con un propósito para vivir y disfrutar cada día. Por el contrario si sabes lo que quieres, si tienes un plan, si diseña un mapa, una ruta de vida para el 2011, a fin de que te recuerde hacia donde vas.* Habacuc 2:2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. * Entonces el Señor te prosperara, porque El es el dueño de tus sueños, la visión de tu vida. * 2 Crónicas 26:5 Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido en visiones de Dios; y en estos días que buscó a Jehová, él le prosperó.*

    Muchos no logran sus propósitos, y al final del 2011 miraran al pasado con angustia porque sus sueños languidecen como se diluye el tiempo y todo porque en sus vidas escasea la visión de Dios. *1 Samuel 3:1 El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia.* O simplemente tiene falsa visión, motivación puramente mundana, alimentados por doctrinas y discursos de moda, vanos, llenos de fantasía, que al final se vuelven dopaje espiritual, porque no transforman el corazón y lo mantiene embelesado en falsas esperanzas. *Jeremías 23:16 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan; os alimentan con vanas esperanzas; hablan visión de su propio corazón, no de la boca de Jehová.* Distante, muy distantes de la visión del Señor de la vida, sin más ley que el usufructo propio, que el negocio y falsas profecías. *Lamentaciones 2:9 Sus puertas fueron echadas por tierra, destruyó y quebrantó sus cerrojos; Su rey y sus príncipes están entre las naciones donde no hay ley;
    Sus profetas tampoco hallaron visión de Jehová.*

    Pero tu busca la visión de Dios, déjate llevar por la imaginación, afírmate en el estudio de la palabra, e imprégnate de la unción del Espíritu de Dios. *Daniel 2:17 Luego se fue Daniel a su casa e hizo saber lo que había a Ananías, Misael y Azarías, sus compañeros,
    2:18 para que pidiesen misericordias del Dios del cielo sobre este misterio, a fin de que Daniel y sus compañeros no pereciesen con los otros sabios de Babilonia.* Y entonces el Señor derramara tu espíritu, y desvelara sus misterios, su visión, sus propósitos en cada uno de nosotros. *Joel 2:28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.*
    Y tendremos la visión del Señor como el único aliciente para sacar adelante nuestros sueños y alcanzar nuestra realización personal y ser felices como personas, en familia, en nuestros trabajos y e nuestras iglesias y comunidades. *2 Corintios 12:1 Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor.*

    Mis afectos en el Señor
    Pastor Humberto Peñuela Varila
    iglesiacristianadereconiliacion@yahoo.es
    57 – 3117602318
    Cali Colombia.

  4. Pastor Humberto Pñeuela Varila

    Justicia de Dios
    Cuando hablamos de justicia en sentido bíblico hacemos referencia a expresiones relacionadas con el bien y la rectitud de vida, la equidad y la verdad, la integridad, teniendo un significado especial en el contexto de las relaciones sociales.
    Hablar de justicia implica un acto de reivindicación, de restauración y liberación del oprimido “Deuteronomio, 10:17 Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma… Ver más cohecho; 10:18 que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido.” Algo que el Señor afirma de manera categórica manifestando la defensa o restitución del derecho de los pobres, los marginados y los oprimidos por toda situación de ignominia, fruto del egoísmo y la maldad humana. “Isaías 1:17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. “
    Y es que la justicia en primer lugar provine de Dios, “Proverbios 29:26 Muchos buscan el favor del príncipe; Mas de Jehová viene el juicio de cada uno. “ Y son cimiento de su trono, principio de edificación de su trono y de su reino. Salmo 89:14 Justicia y juicio son el cimiento de tu trono; Misericordia y verdad van delante de tu rostro. “Salmo 97:2 Nubes y oscuridad alrededor de él; Justicia y juicio son el cimiento de su trono.”
    La justicia implica darle además al otro lo que le pertenece, evitar todo tipo de abuso e injusticia en que se violenten sus derechos, y en ese sentido es algo que debamos vivirlo en todas las relaciones en que nos mesclamos en el diario vivir. En la iglesia los pastores no debemos aprovecharnos de la bondad, la generosidad la fe de los hermanos para sacar algún tipo de provecho. En el trabajo implica que si eres empleado, hagas las cosas con rectitud como sirviendo al Señor. Y si eres patrón debes hacer cosas simples como cancelar los salarios a tiempo, en lo posible compartir un poco de tus ganancias con los trabajadores, en el entendido que tu riqueza se edifica sobre la labor, la dedicación, el empeño con que los empleados realizan sus labores. Ezequiel 18:5 Y el hombre que fuere justo, e hiciere según el derecho y la justicia; 18:6 que no comiere sobre los montes, ni alzare sus ojos a los ídolos de la casa de Israel, ni violare la mujer de su prójimo, ni se llegare a la mujer menstruosa, 18:7 ni oprimiere a ninguno; que al deudor devolviere su prenda, que no cometiere robo, y que diere de su pan al hambriento y cubriere al desnudo con vestido, 18:8 que no prestare a interés ni tomare usura; que de la maldad retrajere su mano, e hiciere juicio verdadero entre hombre y hombre,
    18:9 en mis ordenanzas caminare, y guardare mis decretos para hacer rectamente, éste es justo; éste vivirá, dice Jehová el Señor.
    Que importante debe ser que aprovechemos esta navidad para que esa justicia del Señor, renazca cada corazón, como una expresión de un autentico renacer en el Señor de la vida. 1 Juan 2:29 Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él.
    Mis afectos en el Señor
    Pastor Humberto Peñuela Varila
    Iglesiacristianadereconciliacion@yahoo.es
    57-3117602318

  5. Humberto Peñuela Varila

    Tú eres Solución
    Querido hermano y hermana que lees este mensaje, el Señor ha dicho de ti y nosotros que somos luz del mundo. Mateo 5,13 Que si bien es cierto en otro tiempo vivimos alejados del Señor metidos en las cosas del mundo sirviéndole a la avaricia, haciendo cosas deshonestas, adorando ídolos mudos, sumidos en peleas y discusiones sin sentido, hoy por la gracia y la misericordia de Dios hemos sido rescatados de para ser luz del Señor. Efesios 5,8
    Entonces tú y yo tenemos la responsabilidad de mantener viva esa llama de vida, esa luz que nos ha de convertir en solución frente a todos los problemas y sinsabores de este mundo. Y para ser verdaderos hijos de Dios, de la luz, tenemos que someternos al Señor, entiéndase bien solo en la sumisión al Señor , al Dios de la Vida, tendremos fuerzas y coraje para vencer el mal e luminar con nuestro testimonio de amor cada sitio, lugar y momento en que nos encontremos. Santiago 4, 7 -8 y 10.
    Es necesario que entendamos también que solo en esa sumisión a Dios, en esa actitud de apertura a Dios, tendremos el terreno abonado para que el nos forme, nos eduque, nos moldee a través del conocimiento de su palabra, para que entendamos que nuestra capacidad viene de Dios. 2Corintios 3, 4-5. Porque El así lo ha dicho: pondré mi ley en cada uno de ustedes, ¿pero como la pondrá, si no estudiamos la palabra a profundidad, si nos quedamos en emocionalismos, si no hay cambios de actitud, si no se da una reestructuración de nuestros pensamientos? Hebreos 8, 10
    Tenemos que crecer en gracia y conocimiento de las cosas de Dios 2 Pedro 3,18 porque no podemos vivir lo que no sabemos, no podremos practicar y vivir si la palabra del Señor no está metida en nuestro ser. Y crecemos en gracia cuando nos apartamos del mal, de lo sucio, de lo inmundo, de lo perverso, de ese culto fariseo a Dios donde creemos que moviéndonos al ritmo de la música mundana descenderá el Espíritu de Dios a nuestras vidas; falso, el espíritu de Dios se mueve cuando nos apartemos del mal y la mentira. 2 Timoteo 2,19 Alejados del mal y llenos del Espíritu Santo tendremos el coraje para pelear la buena batalle de la fe, 1 Timoteo, 6,11. Y desde allí queridos hermanos y hermanas, solo desde allí podremos ser hacedores de la palabra, Cristos vivos, templos que deambulan por el mundo atrayendo como un imán a todos los que han de ser salvos. Santiago 1,22.
    Y cuando hagamos todo esto entonces se cumplirá el propósito de Dios en nuestras vidas, cual es, el Ser Santos, Tesalonicenses 4,6. Porque tú y yo sabemos que sin santidad nadie vera al Señor Hebreos 12,14.
    Mis afectos y bendición en Cristo Jesús, Señor de la Vida y la Esperanza.
    Pastor Humberto Peñuela Varila
    iglesiacristianadereconciliacion@yahoo.es
    57 – 3117602318
    Cali Colombia

  6. Humberto Peñuela Varila

    ¡Donde esta tu corazón….!

    Dice la palabra; “Donde esta tu tesoro, esta tu corazón” Mateo 12,32. Y en virtud a ello uno podría preguntarse: ¿Donde esta puesto el corazón de la iglesia y de muchos de los hermanos y hermanas que conformamos esa iglesia cuerpo místico de Cristo? Un cuerpo cansado, una iglesia enferma en términos generales, que no impacta las sociedades, alejada de las realidades sociales y que en muchos casos es objeto de burla por parte de los impíos. Y todo ello porque estamos preocupados por la añadidura, por el confort, por vivir conforme a los dictámenes del mundo, y se nos olvida la justicia y la verdad. “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33)
    Nuestra mirada esta puesta muchas veces en lo fácil, en un cristianismo de cuatro paredes, de humo, de juegos pirotécnicos, y espectáculos que mueven emociones, afinan sentimientos pero desentonan en espíritu y verdad. Hay discursos emotivos, nueva era, motivación y mentalismo adornado con textos bíblicos para enseñar realidades a medias, que disfrazan la verdad, que nublan el camino al cielo, enturbian la voluntad de Dios y el propósito restaurador de su plan salvífico. Hoy el Señor como en la experiencia de la mujer samaritana, me dice a mí, te dice a ti, que esta buscando adoradores en espíritu y en verdad porque necesita restaurar su templo, reedificar su iglesia, para ser dignificados y no seguir siendo objeto de burla. “Nehemias 2:17 Les dije, pues: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio.
    Para que esto se haga realidad en nuestras vidas y superar el emocionalismo, tenemos que formarnos, educarnos en el conocimiento de la palabra y transformar nuestra mentalidad para que tengamos el discurso del Señor, su palabra, y su verdad y no nos dejarnos llevar por doctrinas mundanas y perversas que niegan el poder, la gracia y la bendición del Señor de la vida y la esperanza. Romanos 12, 2 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Una voluntad que nos lleve a la plenitud de la vida eterna, a atesorar tesoros para el cielo como acto de fe y esperanza en los cielos nuevos y la tierra nueva que tiene el Señor para cada uno de nosotros.1 Timoteo 6:18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; 6:19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.
    Solo nos queda decirle al Señor, que sea el guiándonos, que sea el consolador animándonos, para que no nos desviemos del camino, porque no queremos andar la senda ancha de perdición, sino por la senda estrecha de la vida eterna. Salmo 25:4 Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas.
    Un abrazo en el Señor
    Pastor Humberto Peñuela Varila
    iglesiacristianaderconciliacion@yahoo.es
    57 – 3117602318
    Cali Colombia

  7. Dios no manda asistir a la iglesia, manda que no dejemos de reunirnos con nuestros hermanos, el gran problema es que muchos confunden “congregarse” con “asistir al culto”, nada más lejos de la verdad, Dios quiere que nos edifiquemos unos a otros “reuniendonos/congregandonos” en la iglesia, en una casa, en cualquier parte.

    En los cultos el único que te exhorta es el pastor y la biblia manda que nos “exhortemos los unos a los otros”, lamentablemente el pastor no puede escuchar los problemas de cada hermano ni flexibilizar su prédica a la situación particular de cada hermano, además muchas veces los pastores al predicar simplemente predican “más de lo mismo” cosas que sé incluso casi desde que tengo uso de razón.

    Yo varias veces he ido a un culto cargado de problemas y salí con un problema más nadie me escuchaba ya que el pastor hablaba y todos estaban apurados a irse ni bien terminaba el culto, la verdad hubiera sido mejor que hubiera sacado a alguno de mis amigos del culto por sinceramente necesitaba hablar con alguien.

    • Baspi, “el culto” es el acto de adoración que hacemos juntos cuando nos congregamos, esto puede hacerse en cualquier lugar . No debemos olvidar que Dios estableció a la iglesia, esto es a nosotros, para reunirnos como hermanos para edificarnos . La biblia dice : Hasta que todos lleguemos a la estatura de Cristo JESÚS . Pienso que cada cosa tiene su tiempo y su espacio, hay tiempo para todo y lugar para todo. Si tu necesitabas a un amigo para que te escuche, eso significa que necesitabas consejería. Será que nuestros problemas no pueden esperar 1 o 2 horas mas? . El Pastor fue puesto por Dios para edificar a los santos por medio de su palabra, no la palabra del Pastor, si no, la palabra de Dios.

      Eso mas de lo mismo que dices, habla mucho como esta tu corazón :( . En mi caso no puedo decir : el Pastor habla mas de lo mismo…. por que ese hombre es MI PASTOR !, y creo a Dios que saldrán de él palabras de vida para mi, y no solo eso, si no, todo lo que pueda necesitar para mi vida. Busca una iglesia, y un Pastor al cual consideres TU PASTOR, al cual admires y respetes, después de eso busca a Dios intensamente para tener palabras frescas que llenen tu vida de bendición . Muchas gracias por comentar . Bendiciones Miles.

  8. gracias una bendicion para mi y poder compartir

  9. hola bonito comentario de verdad que si me gustaria que me mandaras tu correo a mi correo y preguntarte otras cosas aversi me das unas buenas expliaciones gracias amigo bye feliciades

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>