Home / Recursos Cristianos Descargar / Cursos Bíblicos – David un corazón conforme a Dios – 1-01

Cursos Bíblicos – David un corazón conforme a Dios – 1-01

cursos_biblicos_leyendo_biblia

Introducción

1 Samuel 16 – U N V A R Ó N C O N F O R M E A L C O R A Z Ó N D E D I O S

En la mañana del domingo 12 de mayo de 1974, mi familia y yo asistimos al culto que celebraba la iglesia del Señor en Florencia, Italia.  Apenas terminó el servicio, Earl Edwards, un misionero que trabajaba en esa ciudad, nos hizo abordar apresuradamente su automóvil.  Conduciendo a una velocidad vertiginosa, explicó: «¡El museo cierra a las dos, y no lo abren el lunes —y ustedes no van a estar aquí el martes!».  Por la gracia de Dios, pudimos llegar al museo de la Academia de Florencia sin tener accidente alguno.  Una vez que estuvimos dentro, anduvimos por un pasillo repleto de estatuas no acabadas de Miguel Ángel —obras que me llenaron de asombro por el proceso de esculpir imágenes en piedra sólida.  Después entramos en una enorme sala.

Ante nosotros se erguía un coloso de 4,10 metros, que muchos consideran la obra maestra de Miguel Ángel: la estatua de David.  Es la estatua de un David joven que enfrenta a su enemigo.  Su frente está fruncida, sus expresivos ojos están fijos en su oponente.  Lleva colgando su onda sobre su hombro.  Sus músculos están firmes, pero no tensos; está listo para entrar en acción.  No hay duda alguna de que obtendrá la victoria.  La destreza del escultor es tanta, que a uno le parece que el pecho de la estatua se va a expandir para respirar, y que los labios están a punto de abrirse para decir aquellas palabras llenas de fe: «Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos […] porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos» (1o Samuel 17.45, 47).

Earl Edwards nos llevó al museo porque él sabía que un viaje a Florencia sin ver a David, no era un viaje completo.  Sin embargo, por más esplendoroso que sea, el David de Miguel Ángel se vuelve insignificante en comparación con el personaje histórico que representa; un hombre tan importante, que se necesitan sesenta y seis capítulos del Antiguo Testamento para contar la historia de su vida; un hombre que se menciona cincuenta y nueve veces en el Nuevo Testamento; la única persona de toda la Biblia de quien se dice que es «un varón conforme al corazón de Dios».

En 1 Samuel 13.14, después que Saúl fue desechado como rey, esto es lo que afirmó Samuel: «Mas ahora tu reino no será duradero.  Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo».  (Énfasis nuestro.) En Hechos 13, cuando Pablo se dirigió a la iglesia que estaba en Antioquía de Pisidia, él habló de Saúl, y después dijo: «Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero» (vers.o 22; énfasis nuestro). Los capítulos sobre la vida de David no se centran tanto en su historia como en su corazón.

¿Qué significa ser «varón conforme al corazón de Dios»?  ¿Se refiere esa frase a la perfección? , descargar el Curso completo .

Descargar Curso Bíblicos 1.01

icono_pdf

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. HOLA QUE DIOS LOS BENDIGA MUCHO.

    CUESTA MUCHO TENER UN CORAZON CONFORME A DIOS COMO EL JOVEN DAVID. MAS A LOS JOVES QUE LE GUSTA LAS COSAS DEL MUNDO MAS QUE DIOS. A MI SIENDO UN CRISTIANA ME GUSTA TENER UN CORAZON CONFORME A DIOS.
    ¡¡ CHAU!! PAULA…

Deja un comentario queremos saber tu opinión