Temas Cristianos – Hormiga Humana – Parte III

Hormiga Humana

Parte: III

La inspiración de escribir esta serie de artículos la recibí de Marylin; una cajera de la sucursal del Banco de América que tiene 80 años de edad y que ha cumplido 50 añostrabajando para la misma institución financiera.

¿Qué es lo que ha mantenido a Marylin por cinco décadas trabajando en el mismo lugar? ¿Y cuál es la razón que a la edad de 80 años sigue “al pié del cañón”, pudiendo haberse jubilado hace muchos años atrásí

No podemos negar que Marylin tiene una actitud excepcional hacia su profesión, que como lo expresé anteriormente no solo requiere de ser una persona altamente responsable, sino también de tener todos los ingredientes del “fruto del Espíritu” para trabajar diariamente con la diversidad de caracteres que representan a los exponentes de la raza humana.

Pero, ¿cuál ha sido la motivación de Marylin?

La respuesta a mi pregunta, aparece en el recorte de periódico que Marylin orgullosamente ha guardado y que mantiene en su área de trabajo: “Mi taza de té es SERVIR“.

¿No fue también SERVIR una de las razones principales que motivó a Jesús a dejar el cielo y venir a la tierra?

Pablo haciendo referencia al proceso de humillación de Cristo escribió: “el cual siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de SIERVO“. (Filipenses 2:6, 7)

¿No fue también SERVIR uno de los lemas personales del Maestro?

En cierta ocasión la madre de Santiago y de Juan, se acercó a Jesús con la siguiente petición: “Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a la derecha, y el otro a tu izquierda” (Mateo 20:21)

¿Cuál fue la respuesta de Jesús a la mamá de los hijos del trueno?

“No sabéis lo que pedís…Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervocomo el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para SERVIR, y para dar su vida en rescate por muchos.” (20:22,25-28)

Todos aquellos que dicen ser Cristianos más de una vez han “oído” las palabras que pronunciara el Maestro: “Yo no he venido para ser servido, sino para SERVIR”; pero no son muchos los profesos hijos de Dios que en realidad están activos en SERVIR en sus respectivas iglesias.

Por el contrario el lema de sus vidas es: “Yo no vengo a la iglesia para servir sino para ser servido” y para éstos Santiago tiene unas palabras de advertencia: “Pero sed hacedoresde la palabra y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” (Santiago 1:22)

Max Lucado nos comparte: “Es extraño que algunas personas gusten de la sombra de la iglesia mientras rehúsan echar raíces. Dios, sí. Iglesia no. Les atraen los beneficios,pero se resisten al compromiso…aceptan las ventajas de la iglesia…la cortejan, la visitan. Disfrutan la cita ocasional. Estas personas utilizan a la iglesia. Pero, ¿comprometerse con ella? No, eso no. Desean mantener abiertas sus opciones. No quieren perder una oportunidad. Creo que ya la han perdido.” (Cura Para La Vida Común, pág. 84, 85)

Los pastores conocen muy bien a qué tipo de personas se hace referencia en el párrafo anterior.

Son aquellos que forman parte de un ministerio no oficializado que existe en todas las iglesias; yo le llamo el Ministerio de los Gitanos o Nómades. Son aquellos que “promueven” con fervor los conciertos, los alcances, los seminarios, los retiros, etcétera, de otras iglesias u organizaciones pero NO SIRVEN en sus respectivas iglesias.

Ellos/as están por lo menos dos horas antes que se abran las puertas para ingresar a un evento. Bailan, brincan…son un derroche de energía; pero llegan tarde y arrastrando los pies (si es que vienen o participan) a las actividades de sus iglesias…están “muy cansados” para SERVIR.

En algunas de estas ocasiones, me he preguntado si la persona que vi la noche anterior tan llena de dinamismo…es la misma que es parte de nuestra congregación en dónde no se los ve mover ni un dedo.

El hermano Lucado los describe con exactitud: “rehúsan echar raíces…se resisten al compromiso”.

Satanás los tiene “muy ocupados y entretenidos” rodando de iglesia en iglesia, de fiesta en fiesta; pero inactivos en un verdadero y efectivo SERVICIO A DIOS en la iglesia local.

El mismo Jesús reconoció esta condición al decirle a sus discípulos: “A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:37,38)

Pero gracias a Dios por esos “pocos obreros” formado por hermanos y hermanas, que tienen una verdadera perspectiva de lo que es ser parte activa en una congregación y que permanecen fieles en las trincheras SIRVIENDO MANO A MANO junto con sus pastores y que como Marylin también pueden decir: “Mi taza de té es SERVIR”.

Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo” (Juan 5:17)

Autor:

Sergio A. Perelli

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

4 comentarios

  1. TODO ESTO ESTÁ MUY BIEN PERO… QUÉ PASA CUANDO UNO COMO BUEN SERVIDOR DE DIOS VA A LA IGLESIA CON TODA LA INTENCION DE TRABAJAR PARA LA OBRA DE DIOS Y SE ENCUENTRA UNO CON CADA OBSTÁCULO QUE A LA VERDAD LE BAJAN LOS ÁNIMOS AL 100%, REFIRIENDOME A LA FALTA DE VISIÓN DE ALGUNOS. BENDICIONES.

  2. amen hnos. se debe de tener un espiritu de servicio, en donde quiera que estemos y no olvidar el ejemplo de jesus,. que como dice pablo siendo en forma de Dios no estimo ser igual como cosa a que aferrarse si no que se despojo asi mismo

  3. Muy bueno el tema, creo no exíste límite de edad para poder servir a Dios y al prójimo, para eso venimos al mundo.
    Nuestro Señor Jesus nos diò el mejor ejemplo de servir, y es digno de imitar. felicitaciones, bendiciones.

  4. Emerita Valencia

    Hay tanto que hacer en la obra de DIOS, ya no es tiempo de justificaciones para no servir; pues muchos dones y talentos se estan desperdiciando por los entretenimientos que ofrece el enemigo y tantas ocupaciones del diario vivir. DIOS LES BENDIGA.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte