El Hermano Pablo – ¿QUÉ SERÁ DE NUESTRO HOGAR?

Hermano-Pablo
¿QUÉ SERÁ DE NUESTRO HOGAR?

No era la ruta de Don Quijote, pero fue casi igual de larga, unos trescientos kilómetros. Y no los movía un ideal loco sino el rescate de alguien en necesidad. Y no los animaba el fuego español sino el calor de familia.

Eran tres niños: Manuel, de trece años; Miguel, de nueve; y Javier, de seis, que junto con su padre Manuel Manzano Moreno caminaron a pie desde Córdoba, España, hasta Madrid, la capital. La caminata les tomó seis días.

El propósito del viaje era pedir el indulto de su madre, Pilar, condenada a tres años y seis meses de prisión, por narcotráfico. Aun sin conocer el resultado de su misión, no podemos menos que ver en esto una caminata de amor. Iban con un solo motivo: pedir el perdón para una madre que cometió un error. No tan brillante, quizá, como la caminata de Don Quijote, pero igualmente movida por un impulso de amor.

Si hay algo que nos conmueve en esta crónica, es ver a una familia unida con un solo propósito: tratar de ayudar a la esposa y madre a salir de su dilema. En estos días cuando la familia se está deshaciendo, cuando valores como la fidelidad, el respeto y el amor son muchas veces ignorados, cuando el divorcio, acompañado del abandono de niños, destruye uno de cada dos hogares, nos conviene detenernos y dar gracias a Dios que, a pesar de que hubo una infracción de leyes, había también una genuina demostración de amor, unidad y compasión dentro de ese núcleo familiar.

¿Podríamos reflexionar, por unos momentos, acerca de la condición de nuestro matrimonio, de nuestra familia, de nuestros hijosí ¿Hay en nuestro hogar honra, amor, fidelidad y respeto? ¿Amamos de corazón a nuestro cónyuge?

¿Cómo tratamos a nuestros hijosí ¿Ven ellos en nosotros, los padres, cariño, dirección, ejemplo y amor? ¿Se sienten ellos seguros en la presencia de sus padresí

¿Y cómo responden nuestros hijosí ¿Aman, respetan y honran a sus padresí ¿Obedecen, en humildad, los deseos sanos de ellosí

Si no nos detenemos para responder a estas inquietudes, no sabremos por qué no hay paz en nuestro hogar. Leamos la Biblia juntos. Hablemos con Dios en oración. Démosle entrada a Cristo en nuestro hogar. Él traerá consigo el bálsamo de suavidad que dará armonía a toda la familia.

No vivamos más sin Dios.

por el Hermano Pablo

Fuente:Conciencia.net

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. El verdadero amor es la que debe fomentar una familia para mantenerse unidos sin importar las circunstancias, nos olvidamos que Jesucristo nos ofrece el verdadero amor sin condiciones, pero a veces lo rechazamos o no queremos entenderlo, en mi familia se disfrasa el amor cuando mi esposa le conviene, a pesar de las dificultades busco la manera para que caminemos juntos que Dios nos permita progresar juntos, le comento que hace mas de dos años que nos casamos sin poder alcanzar un progreso de cambio de parte ella. Desde entonce asisto a la iglesia de Casa de Dios de Guatemala, Dios me diò la oportunidad de nacer de nuevo y el progreso para seguir adelante, asi como tambien mi esposa esta asistiendo a la iglesia de Dios, ella reconoce que no ha logrado cerrar una puerta del mal, es la razon que me impulsa seguir adelante con ella, hasta que logremos caminar en una sola direcciòn que Jesucristo nos ofrece a cada momento de nuestras vidas.

  2. pienso que de veraz es increible pero cierto! mucha familias con problemas de conducta por unos de sus integrantes, muchas veces son mas unidas que en la familias cristianas, debemos reflexionar sobre esto, porque Muchas veces somos cristiano dentro de la casa de Dios, pero Muchos padres no estamos mas pendientes de nuestros hijos, esposos de su esposa, por estar mas pendiente de su hermanos en CRISTO, EL TESTIMONIO DEBE CUIDARSE DESDE LA CASA, Y DESPUES NOS PREGUNTAMOS EN DONDE FALLAMOS, Y MUCHAS VECES NO CONSEGUIMOS LA REPUESTA. EN TODO DEBEMOS PEDIRLE LA DIRECCION A DIOS JEHOVA…..hermanos la biblia es una biblioteca alli nos enseña como debemos actuar, educar, recuerda esto ” EL HIJO CONSENTIDO AVERGUENZA A SUS PADRES”

  3. Juan Francisco Novoa

    Como Cristianos debemos reflexionar, que sera mas importante; ¿Aprender muchos versiculos de memoria? o ¿Vivir una identidad de Cristo en nuestras vidas? que refleje el verdadero amor sin condiciones como lo ofrecio Jesucristo, es necesario vivirlo en nuestras propias familias, traspasar las barreras de lo cotidiano y amar sinceramente, que todo el que nos rodee pueda testificar de ese amor que sienten de parte nuestra; porque muchas veces la familia es la que menos puede testificar de ese amor que predicamos. !!!Señor ayudanos a confiar totalmente en Ti, ayudanos a amar como tu nos mas, y a que el amor a nuestra familia sea genuino para que ellos testifiquen con gozo del amor que sienten de nosotros, los que predicamos tu Palabra de amor¡¡¡¡

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte