John Osteen – Que hacer cuando nada parece dar resultado – Parte 4

JohnOsteen
John Osteen – Que hacer cuando nada parece dar resultado – Parte 4

#2. -SEGUNDO, EXAMINA TUS PROMESAS.

Si Dios no ha susurrado a tu corazón ninguna promesa determinada, a través de Su Palabra, y que tú has acogido si no tienes ninguna promesa definida, real y que El ha hecho viva en tu situación concreta, entonces tienes una conexión floja. Sumérgete en la Palabra de Dios, medita en las Escrituras hasta que Dios le hable a tu corazón. “Esfuérzate porque Dios te apruebe como a un obrero irreprensible que predica la verdad sin desviaciones” (2 Timoteo 2,15).

No puedes tener fe en algo a no ser que tengas una promesa de la Palabra de Dios. ¡Examina tu libro de promesas! Recuerdo la historia de una abuela y su nieta que vivían juntas. Se salvaron una noche cuando asistían a los servicios de una iglesia, mientras un predicador hablaba sobre la cita bíblica que aparece en Juan 5,24: “De cierto, de cierto os digo: Quien oye mi mensaje y da fe al que me envió, posee vida eterna; no se le llama a juicio; no, ya ha pasado de la muerte a la vida.”

Ambas se llenaron del gozo de la salvación ese día. Se levantaban felices por la mañana y por la noche se acostaban felices. Esto sucedió durante muchas semanas. Entonces, una mañana la abuela se levantó “por el lado equivocado de la cama”. Se mantuvo enojada y de mal humor todo el día. La pequeña nieta observaba lo mal y lo odioso que actuaba. Así se mantuvo hasta que se hizo de noche.

Por último, la niñita se echó a llorar y le dijo a la abuela, “¿ha cambiado el versículo de la Biblia? Déjame verla. ¿Ha cambiado el versículo de la Biblia? Todavía dice, de cierto, de cierto os digo: Quien oye mi mensaje y da fe al que me envió, posee vida eterna; no se le llama a juicio; no, ya ha pasado de la muerte a la vida”. La abuela sonrió. La promesa de Dios se mantuvo viva en su corazón, y dijo “¡Dios me perdone. Si, gracias a Dios, que tengo vida eterna!” Recuperaron así su gozo, y su hermandad.

Encontramos un ejemplo en esta historia, de lo que tú debes hacer. Revisa tus promesas, lee tu Biblia y busca a ver si el diablo ha borrado alguna de ellas. ¡Investiga si él ha osado invadir la Palabra de Dios o cambiado alguna de las promesas de Dios!

Si esperas recibir prosperidad, examina tus versículos sobre la misma. Leemos en la Palabra de Dios: “Amado, yo deseo que tú prosperes en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 2).

Si esperas recibir sanidad, examina las Escrituras sobre la misma. Leemos en la Palabra, que Jesús nos dice, “… quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo, sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados” (1 Pedro 2,24).

¡Examina las promesas para cualquier cosa que esperas recibir de Dios!

¡LA PALABRA DE DIOS NO CAMBIARA JAMAS! ¡JAMAS FALLARA!

Esta es una historia real. Tenía un amigo misionero en Méjico, que una vez recogió a un turista que estaba parado en la carretera haciendo señas por transporte gratuito, y comenzó a hablar con él sobre el Señor. Entonces, el turista le apuntó con una pistola y le dijo que se detuviera en una carretera solitaria en el campo. Pretendía llevarle el carro con todo su contenido y dejar a mi amigo en un lugar desierto.

Mi amigo se volvió hacia este hombre y le dijo “no puedes hacerme esto a mí. Tengo más poder que tú, mayor es el que está en mí, que el que está en el mundo (Cf. 1 Juan 4,4). Tengo poder sobre el diablo que está en ti”.

El delincuente le dijo “sigue conduciendo“. Mi amigo se mantuvo al volante, sentía que la pistola se hundía en su costado, pero dijo “no puedes hacerme esto. Dios me dice en la Biblia que tengo poder sobre toda la fuerza del diablo (Cf. Lucas10,19). Tú no puedes hacerme esto a mí”.
El delincuente lo obligó a conducir hacia una carretera desierta y detenerse allí. Mi amigo insistió, “¡Tú no puedes hacerme esto a mí! Jesús mora en mí. En el nombre de Jesús, tú no puedes hacerme esto a mí. Tengo poder sobre ti y sobre el diablo que está en ti”.

El delincuente lo condujo a un descampado y le ordenó que se quitara la ropa. Mi amigo le dijo, “Tú no puedes hacerme esto a mí. Dios me dice en la Biblia que mayor es el que está en mí, que el que está en el mundo, y que en el nombre de Jesús yo puedo echar fuera a los demonios. Tengo más poder que tú y tú no vas a hacerme esto a mí. ¡Le ordeno a Satanás que se vaya!” El delincuente le dijo, “quítate la ropa”.

Quedó en su ropa interior…¡el hombre de Dios, de fe y con poder! ¡Todo indicaba que nada iba a dar resultado! En realidad parecía que nada iba a resultar. Parecía que todo había fallado.¿Crees que te encuentras en una mala situación? ¡Qué me dices de este hombre!

Mientras el delincuente se dirigía hacia su automóvil, mi amigo alzó su voz y dijo una vez más gritando, “¡en el nombre de Jesús no puedes hacer esto! ¡En el nombre de Jesús te ordeno que regreses! ¡Satanás, en el nombre de Jesús estás derrotado!”

El delincuente regresó en cuestión de momentos, le entregó su ropa y le dijo, “¡hombre, simpatizo contigo!”

¿Sabes qué sucedió? El diablo salió del delincuente. Puedes recibir la impresión que el diablo te está cortando en tiras y dejándote sin nada, pero si examinas tus promesas y pones toda tu confianza en la Palabra de Dios, siempre alcanzarás la victoria.

Una vez que hagas viva la Palabra de Dios en ti, no sufrirás ninguna enfermedad, pobreza, dolencia, derrota, ni calamidades, ¡La Palabra de Dios se ha establecido en TI para siempre! Tú tienes que establecerla.

La Palabra de Dios te elevará a un nivel de fe más alto. “Así que la fe es por el oir ,y el oir, por la palabra de Dios” (Romanos 10,17).

Examina tus promesas. Investiga lo que dice Dios. Confirma si El te dice la verdad, y si El dice lo que tú crees que dice.

¿Has puesto tu confianza en Su Palabra? ¿Tenías fe en Jesús antes de atravesar este valle? La Palabra de Dios no cambiará. Examina tus promesas. Recuérdale a Dios, recuérdale al diablo, recuérdate a ti mismo, lo que dice Dios.

Deja de murmurar, de gemir, de gruñir, de refunfuñar y de quejarte. ¡EXAMINA TUS PROMESAS!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

5 comentarios

  1. Al final del año 2008 y al inicio del año 2009 me encontraba en una situación dificil economica por el uso inadecuado de tarjetas de credito, por haber casado con una joven con tres hijos que le doblo la edad con la ilución de formar un hogar, me deje llevar para cumplir con sus caprichos, ya que mi sueldo ya no me alcanzaba para el pago minimo mensual, al mismo tiempo comence asistir a la Iglesia de Casa de Dios de Guatemala, al inicio no me concentraba en las predicas, satanas me dominaba la mente con los problemas economica y matrimonio, sin embargo constantemente le pedía a Dios que me librara de las ataduras del diablo, le pedía a Dios que no me abandonara y con la fe puesta en Dios Jesucristo logre mi Jubilación del trabajo y con las prestaciones pague mi deuda y el resto del dinero lo invertí en dos negocios, todos los días le pido a Dios que me de sabiduría y conocimiento para prosperar, quedo sorprendido el progreso que ha me ha dado Dios Jesucristo, a pesar de que me falta mucho para librarme de ataduras de satanas, pero no desmayaré pidiendole a Dios para librarme de mis problemas. Dios les bendiga por el gran mensaje y tengo la convicción que Dios jamas me ha fallado, yo en cambio le he fallado.

  2. Extraordinaria lecciòn,reciba lluvia de BENDICIONES HOY MAÑANA Y SIEMPRE.GRACIAS por publicar y hacer llegar estas enseñanzas.Que el SEÑOR LE SIGA BENDICIENDO POR SIEMPRE.AMEN Y AMEN

  3. Cordial saludo, Pr Osteen.

    En este momento, en este valle por el que atravieso, puedo comprobar que la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que espada de dos filos.

    Necesitaba recordar tantas promesas que Dios me ha dado y también revisar mi vida a la luz de Su Palabra para que se hagan realidad.

    Bendiciones para todos.

    • Emilsa , lamento informarte que el Pastor John Osteen murio en el año 1999 , ahora es su hijo Joel quien es el Pastor de la Iglesia Lakewordchruch , estoy colocando sus estudios por que el Pastor Osteen fue mi maestro en el centro de entrenamiento que estudie . Bendiciones Miles y Dios de sabiduría a Joel para que siga el ejemplo de su Padre .

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 Compartir
Comparte1
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte