Home / Apologetica Cristiana / Origen de la Navidad – Es una Celebración cristiana o pagana?

Origen de la Navidad – Es una Celebración cristiana o pagana?

La Navidad-Fiesta Cristiana_o_Pagana

La Navidad Cristiana – Origen de la Navidad. Es una Celebración cristiana o pagana?

Nosotros los cristianos esperamos con ansias la llegada de las Navidades en todo el mundo para dar riendas sueltas a nuestra alegría al recordar el nacimiento de nuestro Salvador. Sin embargo, para un observador imparcial, la forma en la que se celebran las Navidades podría resultar reprochable, especialmente en las grandes ciudades, donde la gente celebra de maneras que no podrían nunca ser consideradas cristianas.

La palabra Navidad es procedente de la palabra “Natividad”, la cual significa “Nacimiento”. En otras palabras, sin importar con cuáles otras celebraciones de fin de año coincidan las Navidades, es indudable que la celebración de las Navidades alude a un “Nacimiento”. ¿El nacimiento de quién? El Diccionario de la Real Academia Española, en su definición de “Navidad” nos proporciona la respuesta: “Navidad: Natividad de Nuestro Señor Jesucristo; Día en que se celebra” – Diccionario de la Real Academia Española. Espasa, España, 1996. Pág. 776.

Dicho esto, es apropiado también decir que a través del paso del tiempo se han agregado muchas costumbres tradicionales y seculares a la celebración de las Navidades. Estas adiciones socavan la celebración auténtica del nacimiento de nuestro Señor y Salvador. El materialismo que día tras día más y más rodea esta celebración obviamente nos dirigen a lo superficial, material y mundano. Durante las Navidades las tiendas reportan ventas récords de alcohol, el uso de drogas aumenta desmesuradamente y la gente parece solamente estar concentrada en la diversión.

No obstante a todo esto, los Cristianos continuamos navegando contra la corriente y continuamos uniéndonos en comunión en nuestros templos, grandes y pequeños, para celebrar el nacimiento del Señor. Pero el materialismo que nos rodea es desenfrenado y tiende a entristecernos. La gente se olvida de lo que realmente da razón a la celebración de estas fiestas. Es por esta razón que es esencial que continuemos alejados de influencias anticristianas durante este período del año cuando, sin importar que en realidad marque la fecha exacta del nacimiento de Cristo, hemos separado para recordar el nacimiento del Salvador de la humanidad. ¡Qué bueno y aliciente es saber que hace unos 2,000 años nació el Prometido! ¡Qué delicioso es saber que durante todo el año, pasamos por momentos difíciles, pero que al final del año podemos recordar que un día cualquiera – la fecha no es importante- nació el Redentor de nosotros los pecadores!

¿Nació Jesús el 25 de diciembre?

Los estudiosos bíblicos no tienen ni idea de cuándo pudo haber ocurrido el nacimiento de Jesús. Por más de 300 años los cristianos primitivos observaron días diferentes. En el 354 después de Cristo el Obispo Liberio de Roma ordenó a los creyentes celebrar el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre. El Obispo escogió tal día porque muchos en Roma ya celebraban ese día como festivo y lo dedicaban a Saturno. Sin embargo, las Navidades no son, como muchos alegan, históricamente descendientes de la celebración romana llamada Saternalia, la cual incluía excesos carnales extravagantes. La explicación del Obispo fue que había escogido este día para contrarrestar la celebración pagana ya existente, y para comenzar a cambiar la tradición y para cristianizar la fecha. A partir de ese momento, debido a la hegemonía romana en el mundo, los cristianos fueron poco a poco adoptando tal día como el escogido para la celebración del nacimiento de Cristo.

Celebrar el nacimiento de Cristo, aún cuando no sabemos a ciencias ciertas cuándo ocurrió en realidad, no es malo en lo absoluto. Ese es el día escogido para recordar su nacimiento. Eso es lo importante.

Costumbres paganas y tradiciones que desvirtúan las Navidades

Es increíble pensar que por tantos años la gente celebró las Navidades ÚNICA y EXCLUSIVAMENTE como una fiesta religiosa. Sin embargo, recientemente hemos adoptado costumbres que no están relacionadas con la iglesia y la tradición cristiana en lo absoluto. Durante la Edad Media, en Inglaterra, los cristianos celebraban las Navidades y era la época que definitivamente traía más alegría y comunión en todo el año. Mucha gente se extralimitaba y llegó un punto cuando la gente comenzó a confundir la alegría mostrada por la mayoría cristiana, y aprovechaban y se daban al alcohol y a la prostitución. Las barras y los cabarets se abarrotaban de clientes y unos cristianos llamados “puritanos” decidieron suspender completamente la celebración de las Navidades en Inglaterra. Se pasó una ley y en 1643 se suspendió la celebración. Más tarde este decreto se suspendería, por supuesto.

La celebración navideña que llevamos a cabo en Estados Unidos y en la mayoría de las ciudades grandes de Latinoamérica son una combinación de varias costumbres y tradiciones que provienen de diferentes culturas europeas y en algunos países, tales como República Dominicana, Cuba y Puerto Rico, hasta se notan influencias africanas. En nuestro caso, como cristianos que somos, sería bueno y provechoso eliminar al menos las más nocivas de estas tradiciones y costumbres de nuestra celebración. Cualquier cosa que no dé la gloria a Cristo debe ser eliminada.

Dicho esto, es bueno dejar claro que no debemos caer en extremos. En los países latinoamericanos existe gente que son como los fariseos de los tiempos de Jesús, que creen que la santidad es externa, mientras en su corazón está lleno de orgullo. “¡Yo soy santo!”, es lo que dicen. No estando conscientes que la santidad solamente se obtiene mediante la limpieza del corazón, no gracias a las apariencias.

¿Y qué de los árboles de navidad? ¿No son ellos una tradición pagana?

Esta es una tradición que obligatoriamente debemos mencionar ya que varios hermanos nos han solicitado que expongamos nuestra posición con respecto al uso de los árboles navideños durante la celebración de las Navidades.

Existen varias historias acerca del origen de los árboles navideños. Hubo un tiempo que la gente de Escandinavia hasta los adoraba. Otras culturas, incluyendo a los romanos, quienes adoraban cientos de dioses, creían que los ramos verdes de los árboles traían buena suerte. Por su parte los alemanes fueron los que probablemente usaron los árboles como decoraciones navideñas. Pero hasta en los tiempos bíblicos ya existía una costumbre parecida. Después de todo, es el estándar bíblico el que debemos usar para decidir positiva o negativamente.

“Oíd la palabra que ha hablado Jehová acerca de vosotros, oh casa de Israel. Así ha dicho Jehová: “No aprendáis el camino de las naciones, ni tengáis temor de las señales del cielo, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad: Cortan un árbol del bosque, y las manos del escultor lo labran con la azuela. Lo adornan con plata y oro; lo afirman con clavos y martillo para que no se tambalee. Son como un espantapájaros en un huerto de pepinos. No hablan; son llevados, porque no pueden dar un paso. No tengáis temor de ellos, porque no pueden hacer daño ni tampoco tienen poder para hacer bien.” Jeremías 10:1

Es totalmente obvio que en este caso bíblico aludido por el profeta Jeremías, esta gente cortaba los árboles, los decoraba ¡y los adoraba! Pero la Palabra del Señor instruía a su Pueblo a no se dejaran influir por estas costumbres paganas, ya que no tenían el poder que la gente reclamaba que tenían ni eran capaces de hacer las cosas que sus adoradoras creían. El Señor claramente le hace saber a su Pueblo que no hay poder en los árboles. El mal se encontraba en la adoración de los árboles, tal y como está el mal en la adoración de una estatua (Buda), una fotografía de Jesús, una imagen de la virgen María o cualquier otro objeto.

La conclusión práctica es que el mal no yace en colocar los árboles de navidad. Si nosotros colocamos y decoramos un árbol con escenas del nacimiento, evidentemente estamos recordando el nacimiento del Salvador, ¡NUNCA alabando al árbol mismo!

Una iglesia en crecimiento compra un edificio que no fue fabricado para ser un templo, sin embargo la congregación da gracias a Dios por bendecirlos con una nueva edificación donde pueden alabar con mayor amplitud. Una iglesia en crecimiento usa artefactos como altos parlantes o bocinas e instrumentos que no fueron creados con la finalidad exclusiva de adorar a Dios, pero tan pronto estos instrumentos y equipos electrónicos son obtenidos por la iglesia y “separados” para el servicio del Creador, éstos quedan automáticamente santificados, y no deben ser usados para otros fines que no sean los de la alabanza a Dios. Sin embargo, muchos dicen que no debemos escuchar merengues, salsas, cumbias, o rock cristianos, “porque esa música no es de Dios”. ¿Pues son los instrumentos musicales fabricados para Dios desde el principio? ¡No! Ellos son santificados y separados para el servicio una vez son obtenidos con el dinero del pueblo Santo y usados en las alabanzas del Salvador. Un merengue o un Rock pueden ser compuestos para alabar, y el hecho de que sean merengue o rock, no los hace inaceptables ante Dios.

Lo mismo podría decirse de los árboles. Es el propósito con que se coloque el árbol en la casa, el que determina si es aceptable antes Dios o no lo es.

Cuando Caín y Abel trajeron sus sacrificios, el de Caín no fue agradable a Dios no porque fuera el fruto de la tierra. ¡No! La razón fue porque Caín no le trajo la primicia de sus frutos a Jehová. Abel sí lo hizo. Dios no anda buscando ovejas en vez de frutos de la tierra. ¡Él anda en busca de siervos que le alaben en espíritu y en verdad! Sea con un árbol, un merengue, una oración, una danza, una tambora, una trompeta, o a cappella.

¿Existe alguna referencia bíblica sobre el uso de árboles para fines cristianos?

Existen referencias bíblicas que muestran que el uso de árboles y sus ramas para fines de alabanza al Dios Verdadero no son sancionados por Dios. El Señor ordenó a la casa de Israel durante las fiestas de tabernáculo hacer exactamente eso. Veamos:

“El primer día tomaréis para vosotros fruto de árbol hermoso: ramas de palmera, ramas de árboles frondosos y de sauces de los arroyos; y os regocijaréis delante de Jehová vuestro Dios durante siete días. Celebraréis fiesta a Jehová durante siete días cada año. Esto es un estatuto perpetuo para vosotros, a través de vuestras generaciones. La celebraréis en el mes séptimo.” Levíticos 23:40-41

Otro ejemplo lo podemos encontrar en el Nuevo Testamento: “Al día siguiente, cuando oyeron que Jesús venía a Jerusalén, la gran multitud que había venido a la fiesta tomó ramas de palmera y salió a recibirle, y le aclamaban a gritos: “¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!””

¿Santa Claus y las Navidades?

Esa es una área que los cristianos no deben dejarse influir. Santa Claus no tiene base bíblica en lo absoluto y NO debe formar parte de nuestra tradición navideña. Los magos de oriente sí son bíblicos, pero Santa Claus es una creación comercial, para contrarrestar la tradición cierta de los reyes magos que trajeron presentes al niño Jesús.

En un artículo subsecuente hablaremos sobre la raíz de la creación de Santa Claus, ya que este artículo ha resultado bastante extenso.

Dios les bendiga a todos, ¡amados hermanos en la fe!

Pastor Dawlin A. Ureña

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

21 comentarios

  1. José, tu opinión es válida pero no tu condena. Sabemos que Jesús no nació el 24 , pero también sabemos que la fecha no es importante, y es por eso que la Biblia no la deja clara .Bendiciones Miles Y Feliz navidad el 24, 25, 26 y todos los días de tu vida !!

  2. ami me parece muy bien por que nos da aconocer a jesus
     

  3. Aguilablanca, concuerdo contigo, no ostante pienso que como cristianos debemos celebrar la obra completa de nuestra Señor Jesucristo : Nacimiento,Vida, Muerte y Resurrección,así como nuestra libertad ahora basada en la cruz del calvario (todo junto) .

    No importa la fecha,quien celebraba y a quien celebraba. Nosotros no somos parte de esas celebraciones paganas. Nosotros somos parte de las VERDADERAS CELEBRACIONES,basadas en acontecimientos bíblicos .

    Que nuestra vida sea una celebración continua de la ora maravillosa que Cristo hizo por nosotros. Bendiciones Miles.

  4. Pr José Luis Perea

    Si bien es cierto no se sabe el día con exactitud de la fecha de nacimiento de nuestro Salvador, un buen estudio daría como conclusión que él nació en el período que se guardaban las fiestas de los tabernáculos o sea segunda quincena de setiembre hasta la primera quincena de octubre.

    Así que no se trata irresponsablemente de decir que no importa con cuales otras fiestas paganas coincida, sino de que nos limpiemos de toda la contaminación que nos tarjeron el Imperio romano en sociedad con los obispos de Roma y que luego heredó la iglesia protestante, la cual aparte de no guardar lo litúrgico de la iglesia católica y lo refernte a las imágenes, heredó las doctrinas de ésta en gran parte, ya que los padres de la iglesia protestante o evangélica fueron católicos y no evangélicos, por nde reformaron un sistema religioso, ¡ojo! reformaron, no restauraron lo que l primera iglesia hereje había quitado.

    Así que nos toca el trabajo de restaurar lo que se quitó, no de reformar (maquillar), los que siguen creyendo en reformas, realmente no entienden lo que nuestro Creador está queriendo hacer, hace mucho tiempo, ¡iglesia despierta!

  5. Jose Luis Alarcon

    Hola buenos días no estoy de acuerdo con los argumentos que externa en estas lineas claro que la navidad tiene un trasfondo religioso e idolatra y Dios nos dice que no celebremos nada idolatra aparte de que Cristo viene pronto por su Iglesia pero una sin mancha y sin arruga y la idolatría es pecado y el pecado son arrugas y manchas para la iglesia tenga cuidado con lo que externa hermano ya que Dios puede demandar de usted todas esas almas que se queden en el rapto por no ser parte de la iglesia gloriosos de Cristo por ser idolatras.

  6. Pastor Dawlin A. Ureña

    Me parese un muy buen punto de vista y estoy de acuerdo con usted.
    despues de todo no vivimos una religion,si no una relacion y todo lo que
    hagamos siepre sea para darle la gloria a Dios,vivr una vida agradable a El.
    Cierto que no todos estamos de acuerdo en lo mismo pero todos daremos
    cuentas y solo Dios es el que juzga asi que es repetable la opinion de cada quien
    BENDICIONES

  7. no stoy de acuerdo creo que es una tradicion mas y ademas no es biblico es igual que el bautismo de la trinidad. padre,hijo y espiritu santo. es en el nombre de jesucristo pues asi esta enseñado en la biblia. Dios los bendiga

  8. Bendiciones a todos,
    Yo recuerdo las navidades en Puerto rico que viviamos en el campo, y no habian luces de navidad, ni arboles adornados, pero si habia mas solemnidad. Se sentia un ambiente de cristiandad y hermandad. Claro que en las parrandas se usaba tomar licor, a veces en grandes cantidades pero, en ese tiempo, muy poco en el campo. Ya no se celebran navidades asi. Llevo 50 anos viviendo en los Estados unidos,21 anos en New York, 21 en N.J. y 8 anos en la florida. Y en todo este tiempo se ha ido exagerando mas y mas la celebracion de navidad. Ya no son navidades cristianas, sino comercializadas.Ya no es Jesus, sino el dinero. Ya no celebro navidades pues tengo mi familia lejos en N.Y. y N.J. Ahora vivo en el campo en la Florida, y aqui no se ven las navidades como en las grandes ciudades. Las costumbres poco a poco se van perdiendo. En cuanto a estatuas y laminas, “objetos paganos” segun muchos cristianos, yo soy cristiana, seguidora de Cristo,no religiosa. He tenido en mi casa laminas y figuras [segun dicen ] de Cristo y la madre de el, pero nunca las vi como objeto de adoracion, mas bien eran figuras de adorno, hasta que una noche llegaron a mi casa la esposa del pastor y otra hermana, y empezaron a hechar todas ellas [las laminas y figuras] en una bolsa y que para botarlas porque segun ellas eran paganas. Solo con la mente puesta en Jesus, y creyendo en el y que Dios te escucha. Sintiendo al Espiritu Santo dentro de ti, con conviccion, no necesitas adorar a nadie mas. El Padre, El Hijo y el Espiritu Santo son quienes estan conmigo, en mi y se hacen sentir. De otra manra, no los tienes. Con fe, y creyendo, se sienten. La navidad es Cristo, yo entonces celebro la navidad todos los dias.
    Que El Padre, Hijo y Espiritu Santo esten con ustedes y permanescan esas bendiciones.
    Hermana Aida Luz.

  9. Expresé mi parecer respecto al punto previamente…pero para aquellos que persisten en que no deberíamos celebrar la Navidad el 25 de Diciembre, por las diferentes razones aludidas…entonces siguiendo la/s misma/s premisa/s el año que viene y los que siguen hasta que el Señor venga… ya no continuemos celebrando el Día del Amor y la Amistad, el Día de la Madre, el Día del Padre, el Día del Abuelo, el Día del Pastor, el Día de la Independencia de nuestros países, etcétera, etcétera…porque en realidad NO HAY NINGUN VERSICULO EN LA BIBLIA QUE APOYE TODAS LAS CELEBRACIONES MENCIONADAS.

    Y una cosa más: ¡CONVIRTAMONOS TODOS EN TESTIGOS DE JEHOVA!

    Gracia y Paz
    Sergio
    “Amigo de JesúS”

  10. Hermanos, sè que muchos viven es USA y se olvidan de escribir en español,pero hay correctores online que pueden utilizar, ¿ como es que escriben hisrrael (ISRAEL) ????
    Pasando a otra cosa, respecto a navidad… Yo lo celebro con mi familia, porque es un dia inhabil, y es una fecha en la que todos nos reunimos y convivimos, cenamos juntos, damos gracias a Dios por la cena, por las bendiciones,etc.
    Yo no pongo arbol de navidad, les doy regalos a mis hijos, porque ellos ahorran durante el año para comprarse sus juguetes, saben que no existe santa claus. Yo no creo que Dios se enfade conmigo o se sienta ofendido porque ceno con mi familia. Mas que concentrarnos en cosas como estas, debemos de preocuparnos acerca de nuestro corazòn, de nuestro comportamiento, de nuestras debilidades…
    Lo que el quiere es que lo amemos, que le obedezcamos, que lo busquemos…
    Es mi humilde opinion. Bendiciones en este 2010 que està por comenzar.

Deja un comentario queremos saber tu opinión