Estudios Biblícos – Hambre de Dios

Estudios-Biblicos-ContratoEstudios Biblicos – Hambre de Dios

“He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra del Señor” Amos 8:11

E

l profeta anunció un evento glorioso: un tiempo en que la gente buscará a Dios. Ahora bien, debemos entender que hizo el anuncio porque en aquella época mucha gente no tenía hambre de Dios; lamentablemente tenemos que reconocer que todavía hoy mucha gente no tiene hambre de Dios. Es decir, estamos frente a una profecía que tendrá que cumplirse en el futuro. Mientras tanto qué debemos hacer: Hoy es tiempo de tener hambre de Dios, no en el futuro, cuando la tribulación y maldad hagan la vida insoportable sino ahora, porque como dijo el apóstol Pablo: “En tiempo aceptable te he oído, y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” 2 Corintios 6:2  ¿Tienes hambre de Diosí

1. Todos necesitamos de Dios

Después de ser el personaje más popular de Israel, de pasar todo el tiempo rodeado de multitudes, flanqueado por cientos y miles de personas que buscaban verlo aunque sea un instante, Jesús pasó a ser motivo de rechazo y desconfianza. El evangelista Juan registra el incidente: “… muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él” Juan 6:66. En esas circunstancias, en la que algunos creían que podían prescindir de Jesús, Pedro se preguntó así mismo: ¿A dónde iré?, e hizo aquella célebre declaración: “¿A dónde iremosí Tú tienes palabras de vida eterna” Juan 6:68; hay que entender esta afirmación:

Pedro está señalando que todas las personas tienen necesidad de Dios, que la vida no tiene sentido sin su presencia, que no hay valor ni felicidad en conseguir todo sin tener la presencia de Dios, que lo más importante, lo más deseable, lo mejor de lo mejor es tener a Dios en la vida, ¿estás de acuerdo? ¿Sientes hambre espiritual? Es fácil decir que “Si, yo siento hambre de Dios”, pero ¿es verdad? Creo que algunos tienen poco apetito espiritual, que les basta con una pequeña ración y van por la vida creyendo que todo está bien, que no necesitan más, y sin reconocerlo, padecen de anemia espiritual.

2. Causas de anemia espiritual:

  • Mala costumbre alimenticia: Pienso en los cristianos que le dedican un tiempo a Dios de cuando en cuando, un día sí, otro no. Cristianos que se alimentan muy poco, que en el peor de los casos, solo tienen en el culto del domingo el único tiempo para recibir Palabra.
  • Se llenan con golosinas: Cristianos que solo reciben lo que les gusta (promesas, bendiciones, etc.), pero que se escapan cuando la Palabra los confronta y solo quieren oír lo que les conviene.
  • Comen chatarra espiritual: Se alimentan de los anti-valores que se promueven en los medios, llenan sus mentes y corazones con “puro mundo”.
  • Tienen bulimia espiritual: Cristianos que se convierten en meros oidores, que ya no encuentran fuerza ni deseo para convertir la palabra en acción.

Cuando tenemos algunos de estos síntomas, la necesidad de Dios aparentemente disminuye, nos sentimos tranquilos pero vamos debilitándonos espiritualmente, y cuando viene la tentación, o sobreviene algún problema, simplemente desfallecemos y terminamos envueltos en mayores dificultades.

El plan de Dios es diferente a lo que sucede en la mayoría de iglesias: Dios nos tomó como sus hijos para hacernos fuertes, valientes, poderosos, gigantes; Dios quiere hijos que derriben fortalezas. Dios espera que cada uno de sus hijos haga correr a diez mil demonios. He aquí el plan de Dios: “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento” 2 Corintios 2:14

Así que, lo normal en todo creyente sano, es que el hambre de Dios aumente más y más; eso es lo que entendemos al leer al profeta Jeremías “Al encontrarme con tus palabras, yo las devoraba; ellas eran mi gozo y la alegría de mi corazón…” Jeremías 15:16, y lo que deberíamos buscar seriamente.

¿Tienes hambre de Diosí ¿Devoras la Palabra o sólo te alimentas con lo mínimo? ¿Eres fuerte, poderoso, gigantesco y valiente? ¿Tienes anemia espiritual? Las preguntas sólo tienen la intención de llevarte a reconocer que necesitas más de Dios

¡Necesitamos más de Dios! Como la letra de la antigua canción: “Yo quiero más y más de Cristo, yo quiero más y más de Él, yo quiero más de su presencia, yo quiero más y más de Él”

3.     ¿Quieres más de Diosí

Quiero proponerte que a partir de hoy hagas algunos cambios en tu vida:

  • No pares hasta que la palabra te sea dulce.
  • No te conformes con lo que ya sabes de Dios.
  • Anhela un poco más cada día, “Todo mi ser te desea por las noches; por la mañana mi espíritu te busca. Pues cuando tus juicios llegan a la tierra, los habitantes de la tierra aprenden lo que es justicia” Isaías 26:9
  • Quebrántate, confiesa y adora con todo tu ser, “Si te arrepientes, yo te restauraré y podrás servirme… Haré que seas… como invencible muro de bronce; pelearán contra ti, pero no te podrán vencer, porque yo estoy contigo para salvarte y librarte” Jeremías 15:19-20

Miguel A. Bardales

La Molina, 10 de enero del 2010

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

4 comentarios

  1. AMIGOS, NO ME CANSO DE DARLE GRACIAS A DIOS POR USTEDES.
    SIEMPRE TIENEN EL ALIMENTO QUE NECESITA MI ALMA Y MI ESPIRITU
    HOY, LE PIDO A MI DIOS QUE ME DE SED Y HAMBRE DE SU PALABRA
    QUE VIVA UNA VIDA MAS ESPIRITUAL, Y QUE REFLEJE EN MI VIDA QUE
    CRISTO VIVE!!!! ALELUYA

  2. Aleluya GLORIA A DIOS,yo padesco de anemia espiritual es mas soy bulimica,necesito ayuda.Quisiera un correo a donde poder comunicarme y me puedan orientar.GRACIAS MUCHAS GRACIAS por esta reflexiòn.

  3. Gracias!!!!!!!!! Siempre me bendicen un monton los devocionales. No los leo todos por que los recibo en el trabajo, pero realmente son alimento que nutre mi espiritu. Nada mas queria comentarles que siempre me son utiles tambien para compartir con otros hermanos en Cristo, Sigan adelante que el trabajo para el Señor NUNCA ES EN VANO aunque muchas veces ni reciban un saludo o comentario en las paginas, esten mas que seguros que estan sembrando buenas semillas y sera su cosecha al ciento por uno

    Bendiciones

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

57 Compartir
Comparte57
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte