Estudios Biblícos – Las 4 Tipos y Razones del Sufrimiento

dolor_de_cabeza
Estudios Biblícos – Las 4 Tipos y Razones del Sufrimiento

Analizando las razones del sufrimiento

Un filósofo francés hizo el siguiente comentario: “Dios está muerto. Marx está muerto. Y yo por mi parte no me siento muy bien.” Sus palabras y actitud ilustran el pesimismo reinante en nuestra sociedad.

Si en verdad hay un Dios, ¿por qué permite tanto sufrimiento en el mundo? se pregunta la gente.

Muchos cristianos sinceros se debaten con esta misma pregunta. Sólo podremos entender el problema del sufrimiento yendo a la Biblia.

Básicamente, hay cuatro clases de sufrimiento. El primer tipo es el sufrimiento como resultado de desastres naturales, como por ejemplo un terremoto o una gran tormenta, cuyas consecuencias afectan a justos e injustos (Mateo 5:45).

Una segunda clase de sufrimiento podría denominarse “la inhumanidad del hombre para con el hombre.” La guerra entraría en esta categoría. El hombre trata de herir a su prójimo en razón de su codicia y su orgullo (Santiago 4:1 2).

Un tercer tipo de sufrimiento se demuestra con claridad en la vida de Job en el Antiguo Testamento. Fue resultado del ataque directo de Satanás. Después que recibió autorización de Dios, Satanás comenzó a actuar y causó un sufrimiento indecible a Job y su familia.

La cuarta clase de sufrimiento es el que se produce como resultado de nuestras propias acciones equivocadas. Por ejemplo, si me arrojo del techo de mi casa y caigo al suelo, rompiéndome la pierna (y eso es lo menos que podría sucederme), estoy sufriendo porque quebranté la ley divina de la gravedad. De la misma manera los individuos sufren cuando quebrantan las leyes morales de Dios.

Mucho sufrimiento existe como resultado de las malas elecciones que hacen los hombres. Parte del sufrimiento aunque no todo es permitido por Dios como castigo por el pecado. A menudo Dios simplemente obliga a las personas a vivir con las consecuencias de sus acciones (Gálatas 6:7 8).

Cada vez que los hombres quebrantan las leyes de Dios, hay otros que también estarán expuestos al dolor. Encontramos un claro ejemplo en la historia de Acán en Josué 7. Cuando él codició y tomó parte del botín de la batalla de Jericó, su pecado costó la vida de 36 hombres en la batalla contra el pueblo de Hai. Otros habrán de sufrir por la desobediencia de una persona. Es inevitable.

Ya sea que hayamos provocado nuestro sufrimiento o no, la manera en que respondemos a él habrá de construirnos o destruirnos como cristianos. Las circunstancias por lo general no moldean nuestro carácter sino que lo revelan. Pero respondiendo adecuadamente a las pruebas, podemos desarrollar paciencia y un carácter maduro (Romanos 5:3 4).

Los problemas, las presiones, la calamidad o la muerte de un ser querido a menudo hacen que nos examinemos y tratemos de descubrir pecado en nuestras vidas (ver 1 Reyes 17:18). El dolor clava la bandera de la verdad en el corazón. Sin embargo, debemos tener cuidado de no permitir a Satanás que nos abrume con un falso sentido de culpa y un dolor por demás excesivo (2 Corintios 2:7). La esposa de Job lo instó a maldecir a Dios y morirse. Pero él no se dio por vencido y permaneció fiel al Señor. Nótese que al final Dios le devolvió a Job todo lo que había tenido antes, y aun más (Job 42:10 17).

En vez de centrar la mirada en las circunstancias, debemos mantener nuestros ojos en Jesucristo, la fuente de vida. El nos dará victoria en cualquier situación que atravesemos, y como resultado de esas pruebas seremos cristianos más fuertes y mejor equipados para servirle.

En tiempos de pesimismo y sufrimiento podemos decir con el salmista: “¡El está a favor mío! ¿Cómo podré temeré ¿Qué podrá hacerme el hombre?” (Salmo 118:6 BD). El Señor mismo, como el Siervo Sufriente, es nuestro consuelo y esperanza en tiempos difíciles.

¿Confía usted en Dios y espera en El cuando atraviesa por tiempos de dificultades y tristezasí

Luis Palau

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

5 comentarios

  1. Cualquie sufrimiento que provoquemos o por circunstancias de otros, Dios siempre esta al lado de nosotros para animarnos a que nos acerquemos a él continuamente y no le fallemos.

    Dios les Bendiga.

  2. es verdad q tenemos q buscar de Dios no solo en los tiempos buenos sino en los dificiles el ahi es cuando nos fuerza y nos levanta

  3. ES HERMOSO COMO DIOS NUESTRO SEÑOR AUN EN EL SUFRIMIENTO Y PRUEBAS DIFICILES NOS CONSUELA CON SU PALABRA Y ESTA SIEMPRE A NUESTRO LADO.QUE EL SEÑOR LOS BENDIGA

  4. Marta Espejo.
    Enero 11 del 2010

    Un mensaje que llega sobretodo en el tiempo que vivimos. Dios te bendiga.

  5. Gregory Garcia

    ALELUYA, maravilloso devocional, muy edificativo.

    Dios les continue bendiciendo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

20 Compartir
Comparte20
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte