¿SUERTE?

¿SUERTE?

A tres días después del terremoto de magnitud 7.0 en la escala de Richter en Haití, el país más pobre del Hemisferio Occidental; la organización de la Cruz Roja Internacional informó que estimaba el número de fatalidades en las 50,000 personas; pero como en el caso del Tsunami Asiático ocurrido en el Océano Indico el 26 de Diciembre del año 2004, jamás conoceremos las cifras oficiales de la tragedia.

El epicentro del terremoto ocurrió a unos 15 kilómetros de la ciudad de Puerto Príncipe, la capital de la nación afectada; en donde el 70% de los edificios han sufrido el impacto de la destrucción; incluyendo el Palacio Presidencial, el edificio de la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.) y un gran número de escuelas y hospitales.

En medio de la muerte y de la destrucción que traen como consecuencia éste tipo de desastres naturales; siempre abundan también las historias increíbles de personas que han sobrevivido por días debajo de un edificio en ruinas, sin agua, sin alimentos y rodeados de cuerpos de familiares y amigos en estado de descomposición.

Una de las historias conmovedoras que seguí con atención, fue la de cómo un grupo de especialistas en rescate, trataban de liberar a Anaika, una niña de 11 años de edad cuyas piernas habían quedado atrapadas bajo los escombros de una casa.

Su madre que pudo escapar del derrumbe, mientras oraba por Anaika; pidió que se colocara una Biblia cerca del cuerpecito de su hija que en ocasiones de intenso dolor clamaba por su padre.

Después de varias horas, la viga de acero que atrapaba las piernas de la niña fue cortada y Anaika fue llevada a un centro de primeros auxilios; aunque el cuerpo médico temía que su pierna derecha tuviera que ser amputada.

David Knowles, un periodista de America Online (A.O.L.); reportando una serie de historias similares a la de Anaika tituló su columna: “Hard Work and Luck…

Desde la perspectiva del escritor mencionado, lo que ocasionó el éxito de los rescates fue el “Trabajo Duro y la Suerte”.

De ninguna manera podemos menospreciar el gran esfuerzo de las personas que en ocasiones como las del terremoto de Haití, dedican su experiencia, energía y mucho tiempo para salvar aunque sea una vida de perecer.

Pero ningún Cristiano maduro, que tiene una relación personal con Dios, que conoce Su Palabra y que ha experimentado la mano de Su Padre Celestial en situaciones adversas; cometerá la insensatez de atribuir su “rescate” a la hora que le calentaba el horno de la prueba a la buena “suerte”, o al “karma”, o a las predicciones del “horóscopo”, o la posición de algún “planeta” o “estrella” sobre su persona.

Quizás el Señor David Knowles y muchos de los que fueron rescatados de las ruinas de las casas, edificios, escuelas, hospitales, etcétera, ocasionado por el terremoto en Haití; nunca reconozcan que Jehová de los Ejércitos obró un “milagro” en favor de sus vidas, pero yo hoy me uno al hermano de Jesús y proclamo a viva voz que:

TODA BUENA DADIVA Y TODO DON PERFECTO VIENE DE LO ALTO, DESCIENDE DEL PADRE DE LAS LUCES”. (Santiago 1:17)

¿Y Usted?

Gracia y Paz

Sergio A. Perelli

“Amigo de Jesús”

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. MARIA CRISTINA

    FUERTISIMO TESTIMONIO!!!!!CUANDO LEIA K SU MAMA, LE PONIA LA BIBLIA, SOBRE SUS PIERNITAS!!!!!!ESO ES LA FE!!!!!!! SIN LUGAR ADUDAS, DIOS YA ESTABA OBRANDO ANTES! VERDAD?? CUANTA FORTALEZA DE DIOS K TENIA, ESA MAMA!!!!!K DIOS NOS AÑADA DIA A DIA,MAS FE,Y SABIDURIA DE LO ALTO!!!!!!!!!!K SAKE VENDAS DE LOS OJOS,DE LOS K TODABIA NO LO CONOCEN, PARA K CREAN K LA SUERTE NO EXISTE!!!!!!!!!!!!!!!K TODO ES X TENERLO A JESUCRISTO EN NUESTRO CORAZON!!!!!!!!! DIOS LOS BENDIGA MUY MUY RICAMENTE!!!

  2. Dios sabe porque ocurren las cosas y contra su voluntad no podemos oponernos
    nos ha demostrato que es poderoso y para el no hay ciencia que pueda interponercele,
    ni pronosticos, asi que a estar preparados porque no sabemos que puede pasar mañana
    el sabe que proposito tiene para los sobrevivientes de Haiti, le agradesco cada día su infinita misericordia.

    Dios les bendiga.

  3. Gregory Garcia

    En Dios no existe suerte y mucho menos coincidencias, todo viene del mundo espiritual, bueno, al menos eso es lo que yo creo. XD
    Que Dios les continue bendiciendo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

4 Compartir
Comparte4
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte