Temas Cristianos – La Tendencia Homosexual

temas-cristianos-tendencia-homosexualTemas Cristianos – LA TENDENCIA HOMOSEXUAL

Objetivo.- Cambiar la idea de los Jóvenes respecto a la homosexualidad

“¿No sabéis que los malvados no tendrán parte en el reino de Diosí No os dejéis engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que cometen inmoralidades sexuales, ni los idólatras, ni los que cometen adulterio, ni los afeminados, ni los hombres que tienen trato sexual con otros hombres, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los tramposos.” (1Corintios 6; 9-10)

A lo que todos debemos aspirar es alcanzar el Reino de Dios, pero sabemos que hay algo que nos impide en muchas ocasiones lograr este objetivo, el Pecado. El pecado es todo aquello que desplaza a Dios del lugar central en nuestras vidas. Como veíamos en 1Corintios 6; 9-10, que aquellos “malvados” no tomarán parte de ese Reino.

La homosexualidad es un pecado, pero ni de mayor ni menor gravedad que otros muchos pecados que ya conocemos por la Palabra de Dios. La homosexualidad, en nuestros tiempos la vemos como algo cotidiano y frecuente. La Biblia nos demuestra y denuncia que Dios no acepta la conducta homosexual.

“Si alguien se acuesta con un hombre como si se acostara con una mujer, se condenará a muerte a los dos, y serán responsables de su propia muerte, pues cometieron un acto infame “(Levítico 20; 13)

No es pecado sentir atracción por una persona de su mismo sexo pero sí lo es la acción sexual  que lleve a cabo el hombre o la mujer homosexual. Nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, si nos hemos arrepentido y reconocido a nuestro Señor Jesucristo como nuestro Señor y Salvador (“pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó”. Romanos 3:23-24).

El cuerpo del hombre es hecho para complementarlo con el cuerpo de una mujer y viceversa.

Dios ama incondicionalmente al homosexual. Dios ama a la persona homosexual y murió por ella. Dios no acepta, sin embargo, la conducta homosexual. De la misma forma que Dios no acepta ninguno de nuestros otros pecados. Dios sufre por el extravío del homosexual y desea la reconciliación con él, de la misma forma que la desea con cualquier otro pecador.

Nuestro deber, como servidores e instrumentos de Dios, es mostrar la misma actitud que el Señor tiene hacia nosotros como que a veces pecamos; en saber siempre que Él nos perdona y derrama su gracia en nosotros si nos arrepentimos de corazón y buscamos obedecerle en todas las áreas de nuestra vida para hacer lo que es bueno ante sus ojos.

Hacia la persona homosexual, demostraremos el mismo amor incondicional, aceptarlo tal como es, pero NO su conducta, su acto; saber que es un pecado que esclaviza y sobre todo conocer las consecuencias de un estilo de vida homosexual (SIDA, separación de Dios, promiscuidad, abandono, persecución social en muchos países, etc.). Debemos ser canales de la gracia de Dios. La gracia es tratar a alguien con amor, no como merecería ser tratado.

Una persona con tendencia homosexual, no deja en ningún momento de ser persona, la homosexualidad es un estilo de vida (que Dios no acepta) que puede ser abandonado y perdonado. Alcanzamos el Reino de los cielos por aceptar a Jesús como Señor y Salvador. Si un homosexual acepta al Señor y abandona su estilo de vida es totalmente perdonado y reconciliado con Dios.

“Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.” (1Juan 1; 9)

Dios siempre pide un cambio a nuestra vida; es así también al homosexual pide un cambio en su vida, porque también él esta en el proyecto Salvífico de Dios. Dios ama al pecador mas no al pecado.

Tener atracción por una persona del mismo sexo es un sentimiento anormal,confuso y mal enfocado  que puede desear nuestro cuerpo, pero es ahí donde debe de prevalecer el dominio propio (“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” 2 Timoteo 1:7), con la oración y la reconciliación con Dios que serán la fuerza para poder alcanzar el Reino que Dios ha preparado para cada uno de nosotros. Dios siempre espera que hagamos nuestra parte en la obediencia a Su Palabra y luchemos contra nuestras tendencias al pecado o a lo que nos daña.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

16 comentarios

  1. hola yo soy cristiano de cuna y esto me a apartado de Dios necesito ayuda y lo se, pero es que no puedo dejar de llorar saber que lo que pienso es aberrante para Dios me hace sentir muy mal… ahora yo me pregunto porque estoy sintiendo esto porque yo no lo elegi… siento esto y me gustaria ser diferente… he elegido seguir a Dios se que el me hace bien y ahora que estoy lejos de èl me siento pesimo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

25 Compartir
Comparte25
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte