Reflexiones Cristianas – Es Muy Temprano — Es Muy Tarde

Reflexiones Cristianas – Es Muy Temprano — Es Muy Tarde

“He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” (2 Coríntios 6:2).

Una maestra de la Escuela Bíblica conversó con su pastor a respeto de su vida en el hogar. “Mi esposo está se quedando viejo y enfermo. He testificado durante todos los años en que estuvimos juntos, mostrando-le que estar en la presencia del Señor nos trae alegría y bendiciones, pero, él siempre me decía: ‘ahora no, es muy temprano’. Y hasta hoy él no abrió el corazón para el Salvador”. El pastor fue a la casa de aquella hermana y buscó al esposo de ella. Intentó conversar sobre Cristo pero, sin éxito. Todas las veces que lo convidaba a recibir a Jesus como Señor de su vida, la respuesta era siempre la misma: “OH, es muy tarde, es muy tarde”. Aquél hombre fue internado con serios problemas y
hasta el día de su muerte él repetía sin parar: “Es muy tarde, es muy tarde”.

El hombre de nuestra ilustración no consiguió encontrar el camino de la vida y de la felicidad en Cristo. Para él fue,realmente, muy tarde. Pero, ni siempre es así. El Señor está y estará siempre de brazos abiertos para recibir al pecador,en cualquier momento, con el mismo cariño y amor. Nunca es muy temprano y, mientras hay vida, nunca es muy tarde. Sin embargo, después de nuestra muerte, será, de hecho, muy
tarde.

Cuando dejamos las maravillas de Dios para después, creyendo que, somos muy jóvenes aún y es muy temprano para una vida con el Señor, perdemos la oportunidad de disfrutar la vida abundante que el Señor ha preparado para nosotros. Cuando, en la vejez, aún tenemos la chance de entregar la vida en el altar del Señor, arrepentidos de nuestros errores, no será tarde para que nuestro nombre sea escrito en el Libro de la Vida,pero, será tarde para recobrar el largo período de tiempo desperdiciado lejos del cariño de nuestro Padre celestial.

¿Y usted, qué piensa sobre eso? ¿Cree qué es muy temprano? ¿Piensa qué deberá dejar esto para más tarde? ¿Y si no hay tiempo? La alegría de agarrar las manos de Jesus y caminar a Su lado es la mayor bendición que uno puede tener en toda su existencia. Piense en ese… sea feliz. ¡Aún no es tarde!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Mi padre falleció hace pocos días de 85 años y solo hasta hace cerca de 1 año recibió al Señor y se bautizó. Fue un tiempo de gozo para el y a pesar que estuvo enfermo algunos meses, fue suficiente para que conociera el amor de Dios y diera testimonio de su fe en Cristo y reconocer que tarde lo había reconocido como Señor y Salvador. Se notaba en su semblante la gran alegría que sentía cuando yo le hablaba que el estaría cerca de Jesus antes que sus hijos. El Señor trajo paz a mi corazón y un día antes de su muerte me despertó hablando a mi espìritu insistentemente de Exodo 33:14. De verdad que trajo paz y consuelo a mi vida y puedo decir que di testimonio de lo que Dios estaba haciendo en mi.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

13 Compartir
Comparte12
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte