Home / Temas Biblicos / Temas Cristianos – Que es EL CIELO?

Temas Cristianos – Que es EL CIELO?

Temas Cristianos – Que es EL CIELO?
¿Es el cielo un lugar o un estado del alma?

Jesucristo nos enseña de un modo claro que el cielo es un lugar. En Juan 14: 2 dice: “Voy, pues, a preparar un lugar para vosotros”, y para hacerlo más claro todavía, añade en el siguiente versículo que, cuando el lugar nos haya sido preparado volverá para recibirnos a sí mismo, para que allí donde él esté, estemos también nosotros.

Además, se nos dice de un modo claro que, cuando Jesús mismo dejó la tierra, fué al cielo, desde donde había venido. (Juan 13:3; Hechos 1:9, 10; Efesios 1:20-21; y muchos otros lugares)

La bienaventuranza del cielo no será debida al carácter del lugar de un modo total. Será mayor todavía por el estado mental en que se hallarán los que habitan en él. Sin embargo el cielo es un lugar, un lugar más bello que cualquiera pueda concebir. Todas las comparaciones terrenales deben ser por necesidad insatisfactorias. En este nuestro lado presente todos los sentidos y facultades naturales de percepción están embotados por el pecado y la enfermedad que sigue al pecado. En nuestros cuerpos redimidos cada sentido y facultad será ampliado y será perfecto. Puede que haya nuevos sentidos, pero lo que hayan de ser naturalmente no nos lo podemos imaginar. Lo más bello que hayamos contemplado en esta tierra no es comparable en nada a la belleza de lo que nos espera en esta bendita “ciudad con fundamentos”. El cielo estará libre de todas las maldiciones y pesadillas que nos atormentan aquí. No habrá penosos trabajos serviles, ni habrá dolor ni enfermedad (Apocalipsis 21:4), ni muerte ni entierros ni separación Especialmente no habrá pecado. Será un sitio de conocimimiento universal y perfecto, (1a.Corintios 13:12), de amor universal y perfecto, (1a.Juan 3:2; 4:8), de perpetua alabanza (Apocalipsis 7: 9-12). Será un país de melodías y cánticos.

¿Qué es necesario hacer para llegar al cielo?

Sólo hay una cosa que se debe hacer para llegar al cielo, a saber, aceptar a Jesucristo como Salvador personal, entregarse a él como Señor y Maestro y confesarle abiertamente delante del mundo como tal. Jesucristo dice “Yo soy el camino, y la verdad y la vida: nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6). En otra parte dice: “Yo soy la puerta: el que por mí entrare, será salvo” (Juan 1:9). Todo aquel que recibe a Jesús es hecho al instante hijo de Dios, heredero de Dios y coheredero con Cristo (Juan 1:12; Romanos 8:16-17)

Toda persona puede saber si está ya en el camino del cielo o no, haciéndose simplemente estas preguntas:

  • ¿He recibido a Jesucristo?

  • ¿Lo he aceptado como expiación de mi pecado, como el que llevó mis pecados en su cuerpo sobre el madero? (Isaías 53:6; 1a.Pedro 2:24; Gálatas 3:13).

  • ¿Estoy confiando en él para que me perdone mis pecados, porque Jesucristo los llevó por mí?

  • ¿He recibido a Jesucristo como mi Señor y Maestro?

  • ¿He rendido mi mente a él para que me enseñe, y mi vida a él para que la guíe en todo?

  • ¿Estoy confesándole como mi Salvador y Maestro delante del mundo cuando tengo oportunidad para hacerlo?

El que pueda contestar afirmativamente a estas preguntas puede saber que se halla en camino del cielo. Naturalmente el que ha recibido a Jesús como su Señor y Maestro lo demostrará estudiando día tras día su Palabra para conocer su voluntad, y lo demostrará también haciendo su voluntad tal como la encuentra en la Biblia.

¿Es la Biblia una guía suficiente para ir al cielo?

Sí, lo es. Nos enseña a todos qué clase de lugar es el cielo y cómo podemos llegar allá. Nada hay que un hombre necesite saber acerca del camino del cielo que no se especifique claramente en la Biblia. Es el único libro del mundo que revela a Jesucristo, y Jesucristo mismo es el camino del cielo (Juan 14:6).

¿Reconoceremos a nuestros amados en el cielo?.

Con toda seguridad. Pablo al escribir a los creyentes de Tesalónica les dice que no se aflijan por sus amados, de los cuales han sido separados por un tiempo, como lo hace los que no tienen ninguna esperanza, porque (continúa diciendo) Jesús mismo volverá, y nuestros amados que han dormido en Jesús serán levantados primero, y luego nosotros que estemos vivos seremos transformados y arrebatados con ellos para encontrar al Señor en los aires. La base principal de esta exhortación es que cuando seamos arrebatados juntamente con nuestros amados los veremos otra vez. Además, Moisés y Elías aparecieron a los tres discípulos que estaban con Jesús en el Monte de la Transfiguración fueron reconocidos por ellos (Véase Mateo 17:3 y los versículos que siguen). Si podemos reconocer a los que no hemos visto nunca en la carne, mucho más reconoceremos a nuestros amados.

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

7 comentarios

  1. La cita en relación con Jesus y “la puerta” es Jn 10:9

  2. Para ver de nuevo a nuestros seres amados hay que morir en Jesucristo, para ello hay que (i) aceptarlo como nuestro salvador personal, (ii) entregarle nuestra mente, cuerpo y alma estando en vida terrenal para que nos dirija y (iii) confesar en público que es nuestro señor de señores y salvador cada vez que se tenga la oportunidad. Así veremos a nuestra madre de nuevo y demás seres queridos.

  3. Cierto es que Jesucristo es el señor de los señores, cierto es tambien que el nuestro Dios todopoderoso,concibio a Jesuscristo. en tonces vaya tambien mi alabanza a Dios
    Nota: un recuerdo para mi madre hace poco tiempo fallecida y tengo la plena confianza, que desde alla me guia y me cuida todavia (aunque tenga 46 años) aun la necesito.

  4. Mi papà falleciò el tres de septiembre de este año (2010). Aún es muy reciente y lo extrañamos mucho, pero estamos tan agradecidos porque èl recibio a Jesus como Su Señor Y Salvador, le sirivio en la iglesia., y ahora tenemos la certeza que mi PAPA ESTA EN EL CIELO QUE DEFINITIVAMENTE LO VOLVEREMOS A VER Y JAMAS NOS VOLVEREMOS A SEPARAR.
    Bendiciones para todos y todo aquel que se sienta inseguro de a donde irà cuando muera o cuando muera un familiar, asegure su eternidad arrepintièndose de todos sus pecadas y aceptando a Jesus como Su Señor y Salvador. ES EL UNICO CAMINO QUE LO LLEVARA A USTED Y A SUS FAMILIARES AL CIELO. Si quiere estar en paz, arregle YA su eternidad.

  5. Que hermoso tener la esperanza de ir con nuestro “PADRE CELESTIAL” a encontrarnos con el y nuestros amados y ser confiados a ser revestidos con su sangre poderosa nos libra de todo pecado.

  6. EL CIELO ES UN LUGAR HERMOSO, DONDE EL REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES NOS TIENE PREPARADO PARA LOS QUE EN EL CREEMOS Y SEGUIMOS SUS MANDAMIENTOS. GRACIAS PADRE MARAVILLOSO TE AMO¡

  7. que ganas tengo de ir a ese lugar y abrazar a mi Cristo por lo que hizo por mi redimiendome del poder del pecado y pagando por mi culpa .bendito sea

Deja un comentario queremos saber tu opinión