Home / Oracion / LA ORACION – QUÉ ES LA VERDADERA ORACIÓN

LA ORACION – QUÉ ES LA VERDADERA ORACIÓN

devocional-oracion-por-mi-nacionLA ORACION – QUÉ ES LA ORACIÓN VERDADERA

“Y aconteció que estando Él orando en un lugar, como acabó, uno de los discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.” Luc. 11:1

PREGUNTA
Sería conveniente definir lo que es la oración eficaz antes de iniciar esta aventura espiritual, entonces:

¿Qué es la verdadera oración?

RESPUESTA
Hablar con Dios como con un amigo: “Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo. No es necesario esto para que Dios sepa lo que somos, sino a fin de capacitarnos para recibirlo. La oración no baja a Dios hasta nosotros, antes bien nos eleva a Él.” –

Conversación con Dios: “Si mantenemos al Señor siempre delante de nosotros, permitiendo que nuestros corazones expresen el agradecimiento y la alabanza a él debidos… Nuestras oraciones tomarán la forma de una conversación con Dios… Él nos dirá personalmente sus misterios. A menudo nos vendrá un dulce y gozoso sentimiento de la presencia de Jesús…

Cuando esta es en verdad la experiencia del cristiano, se ven en su vida una sencillez, una humildad, una mansedumbre y bondad de corazón que muestran a todo aquel con quien se relacione que ha estado con Jesús y aprendido de Él.”

La llave en la mano de la fe: “Las tinieblas del malo cercan a aquellos que descuidan la oración… ¿Por qué han de ser los hijos e hijas de Dios tan remisos para orar, cuando la oración es la llave en la mano de la fe para abrir el almacén del cielo, en donde están atesorados los recursos infinitos de la Omnipotencia ? Sin oración incesante y vigilancia diligente, corremos el riesgo de volvernos indiferentes y de desviarnos del sendero recto.”

El aliento del alma: “La oración es el aliento del alma. Es el secreto del poder espiritual. No se lo puede sustituir… La oración pone al corazón en íntimo contacto con la Fuente de la Vida , y fortalece los tendones y los músculos de la experiencia religiosa. Descuídese el ejercicio de la oración, u órese esporádicamente, de vez en cuando, según parezca propio, y se perderá la fortaleza en Dios.”

Padre Celestial, que la oración llegue a ser más real para mí,y que pueda pensar en ti como mi mejor amigo.

Fuente: COMUNIÓN CON DIOS

Cursos Teología

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Dios te bendiga

  2. Blanca Mercado

    Buen mensajes gracias el Senor los bendiga…

  3. AMEN Y AMEN!!!!!!!!!!!!!!!!!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

x

Check Also

5 Poderosas Escrituras sobre la Persecución a los Cristianos

5 Poderosas Escrituras acerca de la Persecución a los Cristianos Estamos atribulados en todo, mas no angustiados; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no desamparados; derribados, pero no aniquilados, llevando siempre en el cuerpo la muerte de Jesús, para que la vida de Jesús también puede se manifieste en nuestros ...

Debemos orar, así, en este momento inesperado

Oremos, así, en este momento inesperado Es un momento inesperado,porque estoy seguro que no pensabas orar en este instante,pero Dios lo dispuso así,Dios se encargo de que oremos en un momento inesperado,y es porque hoy es el día de tu bendición. Amado Dios: En este momento estamos orando unos por ...