Inicio / Adolescentes Cristianos / TEMAS CRISTIANOS – DESAFIOS PARA JOVENES Y ADOLESCENTES 8

TEMAS CRISTIANOS – DESAFIOS PARA JOVENES Y ADOLESCENTES 8

jovenes-cristianos-adolescentesESTUDIOS BIBLICOS – DESAFIOS PARA JOVENES Y ADOLESCENTES 8

Levítico 21 y 22. Sin Defectos.

¿Cómo tenían que ser los sacerdotes que ofrecían ofrendas delante de Dios y cómo tenían que ser las ofrendas que presentaban?

Sin Defectos.

¿Quiere decir que los que habían nacido con problemas físicos o los que habían tenido algún accidente y quedaron mal, o los enfermos, no podían presentar ofrendas delante de Dios?

Ten en cuenta que los sacerdotes no eran como el resto del pueblo. Ellos eran diferentes. Ellos habían sido escogidos y separados para Dios. Ellos eran los únicos que podían entrar en el Lugar Santo del Tabernáculo y los únicos que podían presentarle a Dios ciertas ofrendas.

Dios es Santo, por lo tanto ellos siendo privilegiados al ocupar el lugar de sacerdotes de Dios, no podían estar contaminados ni contaminarse con nada.

Hoy, tú y yo somos sacerdotes. ¿Entiendes qué significa esto?

¿Con qué cosas y con quiénes no se podía contaminar el sacerdote?

1º. 21:1.              2º. 21:4-6.           3º. 21:7-8.

¿Con qué cosas y con quiénes no se podía contaminar el sumo sacerdote?

1º. 21:10-11.                2º. 21:10-12.       3º. 21:13-15.

¿Quiénes no podrían ofrecer nunca ofrendas a Dios como sacerdotes? ¿Y por qué no lo podían hacer?

1º. 21:16 al 21.    2º. 21:23.

¿Qué es lo que sí podían hacer? 21:22.

Lo inmundo, en la Biblia, no se refiere únicamente al pecado sino a todo aquello que produce muerte. Es inmundo todo aquello que puede “matar” tu relación personal con Dios, o que “mate” tus buenos pensamientos y sentimientos. Es inmundo todo aquello que pueda “matar” tu deseo de amar a Dios o de jugártela totalmente por Él. Es inmundo todo aquello que produzca divisiones, peleas o enemistades entre tú y tus hermanos “matando” tu amor o tu interés por ellos.

Para Dios nuestra apariencia física no es lo más importante. No importa si eres alto o bajo, gordo o flaco, si tienes granitos o si eres chueco. Él mira tu corazón. Si tienes a Cristo en tu vida eres un sacerdote para Dios, por lo tanto tu corazón tiene que estar limpio.

Pero si además de ser un hijo de Dios, estás participando de ministerios en la iglesia o en tu grupo eres diferente a los demás. Tienes un privilegio muy grande, pero también tienes una responsabilidad mayor que la de los demás adolescentes y jóvenes “que no hacen nada“. Tu vida tiene que ser más santa. Tu corazón tiene que estar más limpio. Tu relación personal con Jesús tiene que ser más fuerte. Tu sujeción y obediencia a tus autoridades tienen que ser mayores. Más que cualquier otro tienes que estar dispuesto a no enredarte con el pecado ni a encubrir el pecado de nadie.

No te confundas. Este mayor compromiso no significa que vivas como un amargado o como alguien que nunca se ríe, no hace bromas y nunca se divierte porque se la pasa todo el día “encerrado en la iglesia“. Tampoco significa que te pases todo el día asustado pensando: “¿Estaré santo o no?”.

Mírate un poco adentro.

Últimamente ¿qué cosas “inmundas” hablaste, miraste, tocaste, pensaste o sentiste?

¿Cómo te afectó y cómo afectó a otros?

¿En qué áreas de tu vida te cuesta más vivir santamente?

¿Eres de los cristianos “tristes y aburridos” que están todo el tiempo deprimidos y amargados, enojados con todos, o eres de los que son capaces de vivir y disfrutar siendo santos?

Por Edgardo Tosoni

Escrito para www.DevocionalesCristianos.org

Acerca de Edgardo Tosoni

Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org, www.desafiojoven.com y www.alientodiario.org, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>