DEVOCIONAL – PRINCIPIO

la_ley_y_los_mandamientosDEVOCIONALES CRISTIANOS – EL PRINCIPIO

“Esa ley la escribió Moisés para ustedes por lo obstinados que son, aclaró Jesús. Pero al principio de la creación Dios: los hizo hombre y mujer”. Marcos 10:5-6

Hoy estamos en argentina debatiendo si el matrimonio entre homosexuales puede ser una ley. Independientemente de los derechos que reclamen, el planteo es similar al de los fariseos a Jesucristo. Cada uno estaba buscando su conveniencia y tratando de adaptar las reglas de Dios a su beneficio. Se puede discutir sobre el tema durante meses seguidos sin llegar jamás a una conclusión por la simple razón que la cuestión se plantea en los términos que los fariseos le preguntaron a Cristo por el divorcio.

Entonces, en lugar de analizar los casos particulares o de discutir derechos de minorías, Jesucristo con la claridad mental que tiene (por ser Dios) resume el problema en dos frases: Los permisos que hoy tienen son consecuencia de su obstinación. Es su condición de pecadores y ese deseo continuo de actuar contrariamente a la voluntad de Dios lo que genera el caos presente. Pero en el principio no era así. Dios tiene otro plan.

El pecado cambia los valores y principios. El diablo se esfuerza cada día en generar mayor cantidad y calidad de pecado, para acostumbrarnos y de esa manera, corre el límite de lo permitido siempre para abajo. Hace 50 años muy pocos hablaban de divorcio, hoy ya es habitual. Hace 10 años muy pocos hablaban de homosexuales, hoy ya es habitual. Hace 5 años no se escuchaban malas palabras en la televisión o en la radio, hoy ya es habitual.

Y como lo escuchamos a diario, pensamos que es normal. Comprendemos el reclamo de las minorías que exigen sus derechos, y nos enfrascamos en discusiones eternas que no conducen a nada. Dios tiene otro plan. Pensó el matrimonio para toda la vida, y una relación mixta entre el hombre y la mujer.

Lamentablemente el pecado generó que los matrimonios se separen, que los hijos sufran, y que cada vez haya más homosexuales exigiendo derechos. Dios nos ama a todos por igual, y desea la felicidad y el bienestar de todos. Pero sus reglas no cambian por más que nosotros cambiemos. Lo que está mal para Dios hace 2000 años sigue estando mal hoy.

Su Gracia es tan grande que comprende tu situación particular y te perdona. Pero eso no invalida su principio general.

REFLEXIÓN — No seas obstinado. Volvé al principio.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. esto solo solo tiene un mensaje que está plasmado en la palabra. que sestamos en los últimos tiempos a que dice la Biblia que en los últimos tiempos se llamará bueno a lo malo y a lo malo bueno.

  2. edward barrera millan

    ASÍ ES DIOS LE DIO AL HOMBRE LA AYUDA IDONEA “LA MUJER” LO DEMAS ES PERVERSIDAD ANTE DIOS,AMALO HAY GRAN RECOMPENSA.”CRISTO TE AMA”.BENDICIONES.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte