DEVOCIONALES – POTENCIADOR

devocional-encendedor_potenciadorDEVOCIONALES CRISTIANOS – POTENCIADOR

“Pero Dios le dijo a Jonás: ¿Tienes razón de enfurecerte tanto por la planta? ¡Claro que la tengo! le respondió.” ¡Me muero de rabia! Jonás 4:9

No suelo hacer muchos asados en casa aunque tengo parrilla. No es mi especialidad. Pero a veces lo hago. Entre las muchas contras que tengo, prender el fuego no es mi especialidad. Así que Miri me consiguió un invento fantástico. Son unas pastillas con potenciador. Se prenden, esperás unos minutos y la rodeas de maderas y carbón. En poco tiempo, el fuego es una realidad asegurada. Solución casi instantánea para neófitos asadores.

Mientras releía la historia de Jonás, me acordé de esa pastillita. Es admirable como se asemeja a nuestra realidad cotidiana. El ocio es el perfecto potenciador del enojo. Igual que esa pastillita para el asado, no hacer nada es el combustible ideal para que el enojo se acreciente. Jonás estaba sentado haciendo nada, mirando la ciudad que detestaba, molesto porque Dios los había perdonado.

Él había estado predicando durante tres días el mensaje de Dios para que se arrepientan, ¡y todo el pueblo de Nínive lo había hecho! Y en lugar de estar contento por eso, Jonás estaba enojado, muy enojado porque los asirios habían evitado el castigo de Dios. Ya no se acordaba de su estancia en la panza del pez, ni de las turbulentas olas del mar en tormenta. Ni del alivio cuando pisó la playa nuevamente después de estar tres días en el pez. Ahora solo mascullaba su enojo. Y lo incrementaba a cada minuto.

Cuando se secó la calabacera que le daba sombra, se enojó aún más. Y la conclusión es que tanto enojo era la consecuencia del ocio de Jonás. Se sentó a pensar en lo enojado que estaba y potenció su sentimiento. No hacía más que masticar y volver a pensar en las cosas que le molestaban. No hacía nada para solucionarlas, simplemente se quedaba sentado enojado.

¿Cuántas veces al día imitamos a Jonás en su tonta actitud? Es muy posible que hoy estés padeciendo alguna situación que no te gusta. Y como Jonás, estés mascullando lo mal que te hace sentir. Podés hacer muchas cosas, pero tu peor opción es el ocio. ¡Ni Dios pudo sacarle el enojo a Jonás mientras estuvo ocioso!

Hoy tenemos la posibilidad de hacer algo positivo. Dejá el ocio.

REFLEXIÓN — Apagá el potenciador. Empezá a hacer algo.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 Compartir
Comparte1
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte