LOS CRISTIANOS – SUEÑOS

cristianos-sueños-visionLOS CRISTIANOS – SUEÑO

“Dios ha establecido mi casa; ha hecho conmigo un pacto eterno, bien reglamentado y seguro. Dios hará que brote mi salvación y que se cumpla todo mi deseo.” 2 Samuel 23:5
Un escritor dijo alguna una vez, y esta frase impactó mi corazón: Una persona que no tiene sueños ha experimentado una muerte prematura, una persona que no tiene sueños simplemente sobrevive, simplemente vive un día mas, sin saber para que, sin saber para que se levanta todas las mañanas para ir a trabajar, y vuelve del trabajo sin saber para que se esfuerza cada día, sin saber para que, simplemente para vivir un día mas. Pero los seres humanos fuimos creados para cosas trascendentes, y aún la persona menos religiosa cuando le hablamos de sueños su corazón vibra, ¿porque?, porque todos sentimos en lo profundo de nuestra alma que fuimos creados para algo más que simplemente sobrevivir.

Fuimos creados para algo mas grande que simplemente tirar un día mas, fuimos creados para hacer proezas, fuimos creados para lograr hazañas, fuimos creados para dejar una huella en este mundo, fuimos creados para tener sueños y ver cumplidos esos sueños, y mi oración para todos ustedes es que Dios pueda convertirte en un soñador, que Dios pueda convertirte en una soñadora con un sueño grande y trascendente.

Soñar metas grandes es lo que hace la diferencia entre un Alejandro Magno y un Rodrigo Gonzalez; entre un Albert Einstein y un Alberto Pérez. Seguramente sabés quienes son Alejandro y Albert, pero no tenés idea quien puede ser Rodrigo o Alberto. Tal vez ellos existan, pero no se hicieron famosos. Nunca descollaron ni dejaron una marca significativa en la historia. No se trata de ser un mediatico de turno en la tele, que cuando se apagan su 5 minutos de fama, nos olvidamos de su nombre.

La diferencia entre Alejandro Magno y un Rodrigo Gonzalez es que Alejandro tuvo un sueño grande. Él quería conquistar el mundo y lo logró ¡con solo 30 años!. Otros miles de personas se quedaron en sus casas, mientras Alejandro cumplía su sueño.

Tal vez hoy vivimos vidas cristianas mediocres, porque preferimos quedarnos en la comodidad de la quietud, en vez de soñar un sueño grande y luchar para conseguirlo. ¿Qué fue lo último que soñaste para el Reino de Diosí ¿Cuál fue tu último objetivo divino?

REFLEXIÓN — Volvé a soñar.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. Francisco González

    Que Hermoso mensaje… Simplemente es corto pero con un mensaje muy profundo. Como seres humanos tenemos sueños q queremos alcanzar en la vida secular, de la misma manera debe de ser en nuestra vida cristiana, debemos soñar para alcanzar grandes cosas e impactar muchas vidas al igual q Alejandro Magno y no es necesario ser muy joven o muy anciano, de cualquier forma Dios nos ayuda a alcanzar y realizar nuestros sueños cuando lo ponemos primeramente a El…. Dios les bendiga, muy hermosa meditación!!

  2. Increibles palabras.
    Cuando el Se;or nos quiere consolar y exortar lo hace por todos los medios.
    Muchisimas gracias por dejarse llevar por el Espiritu Santo y hablar a mi corazon.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

14 Compartir
Comparte14
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte