REFLEXIONES CRISTIANAS – EL PROFESIONAL DESEMPLEADO

REFLEXIONES – EL PROFESIONAL DESEMPLEADO

Un profesional desempleado despertó una mañana y revisó su bolsillo. Todo lo que le quedaba eran $10. Decidió utilizarlos para comprar comida y esperar así la hora de morir, ya que era demasiado orgulloso como para pedir limosna.

Estaba frustrado por no encontrar empleo y no tenía a nadie que pudiera ayudarle.

Compró su comida y en cuanto se sentó a comer, un anciano y dos pequeños niños se le acercaron y le pidieron que les diera comida, ya que no habían comido en casi una semana.

El profesional los miró. Estaban tan flacos que se les notaban los huesos. Sus ojos se les habían hundido. Con el último pedazo de compasión que le quedaba, les dio su comida.

El anciano y los niños oraron para que Dios le diera bendiciones y prosperidad, y le dieron una moneda muy antigua. El joven profesional les dijo: “ustedes necesitan esa oración más que yo”.

Sin dinero, sin empleo y sin comida, el joven fue debajo de un puente a descansar y esperar la hora de su muerte.

Estaba a punto de quedarse dormido, cuando vio un Viejo periódico en el suelo. Lo levantó, y de repente leyó un anuncio para los que tuvieran monedas antiguas, las llevaran a cierta dirección.

Decidió ir a ese lugar con la moneda antigua que el anciano le habia dado. Al llegar al lugar, le dio la moneda al propietario del lugar. El propietario gritó, sacó un gran libro y le mostró al joven graduado una foto.

Era la misma moneda, cuyo valor era de 3 millones de dólares. El joven graduado estaba muy emocionado mientras el propietario le dio un cheque certificado por los 3 millones. El joven cobró el dinero y se fue en búsqueda del anciano y los niños.

Para cuando llegó a donde los dejó comiendo, ya no estaban. Le preguntó al dueño de una cantina cercana si los conocía. El dueño le dijo que no los conocía, pero que le habían dejado una nota. Rápidamente abrió la nota pensando que averiguaría donde encontrarlos.

Esto era lo que la nota decía: “Nos diste todo lo que tenías, y te hemos recompensado con la misma moneda. Firman: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. 1 Reyes 17:10-16; Mateo 11:28-30.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. gloria patricia rodriguez

    LA BONDAD DE DIOS ES MUY GRANDE, Y APESAR DE LAS CIRCUSTANCIAS EL ES FIEL Y SOLO TENEMOS QUE DAR EL PRIMER PASO PARA GOSAR DE ELLA, SI ESTA PERSONA NO FUERA COMPASIVA SE PERDERIA LA BENDICION, NO
    IMPORTAN LOS PROBLEMAS QUE VIVAMOS NO PODEMOS DEJAR DE HACER LO QUE A DIOS LE AGRADA SOLO POR MI CONDICION, SOMOS LLAMADOS A SER CRISTIANOS.

  2. Que buen mensaje de motivación vida y sin duda algo real. Dios nunca nos abandona, siempre está allí. Todo lo que recibimos son bendiciones y debemos recibirlas con mucha felicidad.

    Besos,

    Richard

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

29 Compartir
Comparte29
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte