REFLEXIONES – EL GUSANO ATRAPADO

Hermano-PabloREFLEXION – EL GUSANO ATRAPADO

Un indígena oriundo de Centroamérica había hallado la paz en Dios. Había cambiado radicalmente, de una vida de depravación, borracheras e infidelidad, a una vida de verdadera satisfacción y paz. Siempre hablaba de su salvación y de lo que Jesucristo había hecho por él. No le importaba dónde estuviera ni quién estuviera viéndolo o escuchándolo. A todos les daba el testimonio de su conversión.

Un día un amigo suyo le preguntó:

—Churunel, ¿por qué hablas tanto de Cristo?

Churunel no respondió de inmediato, sino que comenzó a recoger palitos y hojas secas que fue colocando uno sobre otro en un círculo. Entonces buscó hasta hallar un gusanito, y lo puso en el centro del círculo. Todavía sin decir palabra, encendió un fósforo y lo acercó a las hojas y a los palitos secos.

El fuego dio la vuelta al combustible seco, y el gusanito atrapado comenzó a buscar locamente cómo salir, pero no podía.

Por fin el fuego avanzó hacía el centro, y el calor se fue acercando al gusano. Éste, desesperado, levantó en alto la cabeza como para respirar, cuando menos, un poco de aire fresco. El gusanito sabía que su único refugio tendría que venir de arriba.

Al verlo así, Churunel se inclinó y le extendió sus dedos. El gusano se asió de ellos y el indígena sacó el gusano de en medio del fuego. Fue hasta entonces que emitió su primera palabra.

«Esto —explicó Churunel— es lo que Cristo hizo por mí. Yo estaba atrapado en los vicios del pecado, y no había esperanza de salida. Había tratado, por todos los medios posibles, de salvarme a mí mismo, pero me era imposible.

»Entonces el Señor se inclinó hacia mí y me extendió su mano. Lo único que tuve que hacer fue asirme de Él. Cristo me sacó de esa prisión. Por eso no puedo dejar de contarles a todos lo que hizo por mí.»

Lo cierto es que aquel indígena describió a la perfección lo que Cristo puede y quiere hacer por cada uno de nosotros. Sin Cristo estamos atrapados. Más vale que reconozcamos de una vez por todas que la vida real no respalda el argumento popular que dice: «El día que yo quiera dejar el vicio, puedo dejarlo.» De no ser por una ayuda que venga de arriba, moriremos en nuestros pecados.

Cristo está cerca de nosotros y nos extiende la mano. Sólo tenemos que asirnos de ella. Churunel lo hizo y encontró paz. Así como él lo han hecho millones más, y han hallado la paz. ¿Por qué no hacerlo nosotros también? Cristo quiere rescatarnos y darnos su paz.

Hermano Pablo

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Es como las personas que se estan ahogando, suben a la superficie varias veces tratando de encontrar a alguien o para respirar el ultimo aliento de vida,y si no encuentran ayuda es fatal, dejame decirte amigo que DIOS siempre esta rodeando tu vida, en los momentos de angustia de desespero, de afan y dispuesto a tenderte su mano de poder solo dile DIOS AYUDAME y El no vacilara en hacerlo, como ese gusanito miró hacia arriba y encontró su socorro en lo alto,tu tambien lopuedes encotrar en el momento que creas que no tienes salvación

  2. Muchas gracias hermanos.Creo que todos éramos como ese gusanito.

  3. Que bonita reflexion, que buen simbolo la del gusanito, si, a veces nesecitamos estar atrapados y en esa desesperación , es cuando uno levanta la cabeza pidiendo ayuda y el unico que nos puede dar, es DIOS en su mucho amor, nos da su mano poderosa y fuerte.!! Buena hermano PABLO!!, DIOS bendiga a su siervo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

54 Compartir
Comparte54
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte